Orden y progreso, para unos pocos

A las cuatro de la tarde en la Iglesia Candelaria, punto de encuentro de la marcha de las mujeres en Río de Janeiro, Brasil, ya se podían ver organizaciones instaladas. Algunas eran ONGs feministas o de derechos humanos, otras (las menos) partidos políticos. Estaban entregando stickers y folletos, entre ellos un cancionero. En Brasil se acostumbra a entregar cancioneros en los carnavales para que todos sigan la música; en este caso llevaban la letra de rimas por la causa. Pero el ambiente alegre que identifica al país permanecía incluso durante la marcha. El estar ahí, luchando, sabiendo que hacían una diferencia, era razón suficiente para tomar el día además de como una conmemoración como una celebración. Varias mujeres tomaban cerveza mientras debatían acerca de política, otras pintaban carteles y banderas en el suelo.

17097803_10208818190592232_3616998374349505661_o

17098083_10208818191112245_2333338426310600620_o

Un grupo que llamó la atención ya entradas las cinco de la tarde fue Unegro. Una organización brasileña en contra del racismo y las desigualdades sociales, que también tiene su espacio institucional para defender los derechos de la mujer. Unas seis mujeres vestidas con la ropa tradicional de diferentes regiones africanas, principalmente Mali, organizaron un baile en ronda que incluía también una pequeña actuación. Hicieron hincapié en el racismo que sufren y como casi siempre va de la mano del sexismo. Brasil tiene una de las tasas de femicidios más altas del mundo según la ONU Mujeres, y las mujeres negras son las mayores víctimas en esa estadística. Dos músicos acompañaron la danza a la vez que en otro sector de la plaza se llevan a cabo los discursos de cada organización.

El clima era tranquilo y de sumo compañerismo, todos escuchaban y hablaban cuando tocaba su turno. Y a pesar de que había diferentes organizaciones y cada una tenía sus objetivos la marcha tuvo sus propias propuestas en conjunto:

  • Aborto legal y seguro, ya que en el país los abortos solo se realizan de manera legal cuando la vida de la madre o el feto está en riesgo por una razón medicinal.
  • Seguridad en las calles y transportes públicos.
  • Erradicar la discriminación racial o por orientación sexual hacia las mujeres.
  • Terminar con la violencia obstétrica.
  • Defensa de los derechos de las mujeres trabajadoras.

La propuesta más importante es la oposición a la Reforma da Previdência del presidente Michel Temer. Esta reforma, como explicaba Elena Amel, una dirigente de la organización Mulheres em luta, terminaría con uno de los avances más grandes en derechos de la mujer en Brasil: el derecho a la jubilación pronta que rige desde 1988. La reforma busca que hombres y mujeres se jubilen a los 65 años, con 25 años de contribución en vez de 15. El principal argumento del gobierno ante las críticas es que “las mujeres viven más que los hombres” por lo que tendrán más tiempo de paga jubilatoria de todas formas. Elena también destaca que junto a esta ley hay una crisis de estado que acompaña y agrava la continua precarización de la vida de las mujeres; la cual incluye la privatización del agua potable y el cierre de universidades estatales.

Maria Elisa Marga, quien forma parte de la organización de Asociaçio de Douglas Río de Janeiro, concuerda con Elena. Y piensa que con el nuevo gobierno vino el retroceso en materia de derechos de la mujer. “La primera cosa que hizo fue acabar con la Secretaría de políticas de la mujer. Son hombres principalmente blancos y de mediana edad. Un gobierno que no tiene mujeres, no tiene negros, no tiene minorías. No se preocupa por los pobres, los trabajadores ni las mujeres. Es un gobierno de retroceso”.

 Para las seis de la tarde la movilización comenzó su curso hacia la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro donde hubo varios discursos detallando las propuestas de la marcha. Aunque el mayor debate se dio durante las dos horas de estadía en la plaza de la Iglesia Candelaria.

17192521_10208818191432253_2133926788215214752_o

Y mientras en Argentina los medios se llenaban con palabras inexactas acerca de la marcha, en Brasil no había más que silencio. En los diarios, en los sitio webs y las radios, poca importancia se le dio a aquellas mujeres que salieron a marchar por sus derechos. El día siguiente a la mañana varios diarios hicieron hincapié en el discurso de Temer durante el día de la mujer. Sin embargo en su oportunidad de mostrar una visión diferente de su posición respecto a los derechos de las mujeres cometió una nueva ofensa. “En la economía la mujer también tiene gran participación”, comenzó. “Nadie es más capaz de indicar los desajustes de los precios en el supermercado que la mujer”. Y en materia del hogar agregó: “Yo tengo mucha convicción en cuanto la mujer hace por la casa, por los hijos. Las mujeres son las que crían a los niños, no los hombres”.

“Nadie es más capaz de indicar los desajustes de los precios en el supermercado que la mujer”, sostuvo en un discurso expresamente machista, el Presidente de Brasil, Michel Temer.

Esa tarde volviendo a casa sentí las miradas prejuiciosas de mujeres desinteresadas o tal vez desconocidas de lo que el cartel en mi pecho significaba. Ese ¨Ni una menos¨ que resaltaba en blanco y negro, violeta y rosa. Me encontré también con los ojos bien abiertos de hombres que corrían inmediatamente la mirada al ver el sticker en mi cartera. Pero en ambos casos los sentimientos que predominaban era la sorpresa y el desconocimiento. En el hostel en el cual me hospedaba ninguna de las trabajadoras sabían de la marcha y algunas tampoco conocían lo mucho que las afectaría la nueva Ley de Previdencia.

El nuevo gobierno de Temer está ignorando a las minorías y los medios hegemónicos se encargan de dejarlas aún más en las sombras. En Brasil, la lucha de las mujeres apenas comienza a ser visibilizada y para muchas personas que desconocen el asunto, la palabra “feminismo” sigue siendo un tabú. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s