UN GRITO ENSORDECEDOR: ¡Vivas Nos Queremos!

Las mujeres de Cañuelas marcharon por las calles de la ciudad en el marco del Día Internacional de la Mujer.

La tarde del miércoles, las calles de Cañuelas no fueron las mismas. Un colectivo de mujeres vecinas de la ciudad, de distintas organizaciones políticas y sociales, colmaron las calles y se hicieron sentir en un mismo grito: Vivas Nos Queremos.

Como cada 8 de Marzo, al conmemorarse el Día Internacional de la Mujer, el Frente de Mujeres de Cañuelas, además de adherirse al Paro Internacional,  decidió acompañar la masiva marcha que se replicó en diferentes países, expresándose a través de cánticos y carteles como: “Cuando salgo a la calle quiero ser libre y no valiente”, “Basta de Femicidios”, “Vivas y libres nos queremos”, entre otras frases que  demostraban la necesidad de un cambio de paradigma en la sociedad.

Con más de 100  personas, la movilización tuvo su punto inicial en la Estación de Trenes y Colectivos de Cañuelas, continuando su recorrido por la Comisaría de la Mujer para concluir en el Juzgado de Paz, donde se leyó un documento que expresó la lucha que las mujeres están dando y los derechos que quieren que se cumplan. La intención de dicho recorrido fue mostrarle a todas las mujeres de la ciudad, cuáles son los lugares a los que tienen que acudir ante un caso de violencia de género.

Cabe destacar que no sólo se hicieron presentes mujeres, sino niños, niñas  y hombres que acompañaron el recorrido entendiendo que su participación es fundamental para que la sociedad cambie.

Documento del Frente de Mujeres de Cañuelas.

“Desde el Frente de Mujeres de Cañuelas sostenemos que la igualdad de género sólo puede darse en una sociedad donde haya procesos de inclusión social, desarrollo y crecimiento económico y que soñar con la igualdad en un país inequitativo, en un país sin justicia social es una utopía.

Es por eso que debemos recordar que las políticas de género con las que contamos hoy tales como la prohibición de expulsar a alumnas embarazadas y lactantes de los centros educativos, la ampliación de las personas alcanzadas por la jubilación (amas de casa), la Ley Nacional de Educación Sexual Integral, la Asignación Universal por Hijo, la tipificación de la trata de personas y protección a las víctimas, la erradicación de la oferta sexual en medios de comunicación, la Ley de matrimonio igualitario y Ley de identidad de género, entre otras son resultado de demandas colectivas pero también forman parte de un mensaje que aquel poder ejecutivo le daba al mundo sobre nuestra sociedad. Hoy el mensaje es distinto y somos testigos de los retrocesos que se efectuaron y que redundan en más violencia y más desigualdad como lo son el desfinanciamiento de cientos de consejerías y espacios de acompañamiento en barrios, municipios y universidades, la reasignación de 67 millones de pesos que estaban destinados al Consejo Nacional de Mujeres, el vaciamiento de los Programas de Salud y Educación Sexual, el quite del apoyo del Estado a los emprendimientos de la economía social, el despido de miles de mujeres del sector público y privado, la disolución del RENATEA, la suspensión de las moratorias provisionales a las mujeres sin aportes, entre otros.

Es por eso que hoy marchamos en contra del ajuste que precariza nuestras vidas como así también en contra de los despidos y la precarización laboral y exigimos la reincorporación inmediata de todos los compañeros y compañeras despedidas, el reconocimiento de los derechos de las trabajadoras de las economías populares, trabajadoras sin patrón y cooperativistas. Marchamos en contra del racismo y la xenofobia del gobierno nacional así como la violencia institucional que se profundizó hacia las mujeres migrantes y exigimos la anulación del centro de detención migratorio. Marchamos para exigir la ley de reparación histórica de las compañeras trans perseguidas, criminalizadas y torturadas por el Estado a través de los códigos contravencionales que continúan vigentes en 18 provincias. Marchamos en contra de la estigmatización del trabajador que ejerce en plenitud de derechos su reclamo salarial solidarizándonos con los y las trabajadoras de la educación y exigimos paritarias libres como así también la incorporación de las demandas de las mujeres a la discusión paritaria. Hoy, en otro aniversario del Día Internacional de la Mujer recordamos a aquellas mujeres que a lo largo de nuestra historia hicieron suya la lucha de todas y a aquellas otras que por diferentes motivos no pueden estar marchando con nosotras: por las mujeres originarias que se levantaron en contra del poder colonial y fueron cruelmente asesinadas, por las compañeras detenidas, torturadas y luego desaparecidas por las dictaduras cívico militares, por las que murieron por abortar, por las que asesinaron, por las presas políticas, por las perseguidas por luchar, por todas. Marchamos porque nos queremos vivas, porque nos queremos libres, porque nos queremos unidas, porque nos queremos fuertes, porque nos queremos solidarias, porque nos queremos profesionales, porque nos queremos cobrando salarios justos, porque nos queremos ocupando espacios políticos. Marchamos porque NOS QUEREMOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s