16 años y una sentencia

Después de 16 años, una de las causas penales más mediáticas de Argentina llega a su fin.

grassi-510x330

El martes se conoció el veredicto de la Corte Suprema de la Nación sobre el caso de Julio César Grassi. Después de casi ocho años, se confirmó la condena dictada por el tribunal en lo Criminal Nº 1 de Morón en 2009. Fue un fallo unánime, en el cual el máximo tribunal de la nación rechazó los recursos presentados por la defensa de Grassi y afirmó la sentencia a 15 años de prisión por abuso sexual agravado.

La causa judicial comenzó en 2002, cuando “Gabriel”, en aquel entonces de 19 años, le relató a Telenoche Investiga cómo el sacerdote abusó de él a sus 15 años de edad, mientras vivía en la fundación “Felices los niños”. Grassi fue detenido en 2013 y hasta el día de hoy se encuentra alojado en la Unidad Penitenciaria Nº 41 de Campana. Sin embargo, desde 2002 hasta el día de su detención gozó de libertad condicional.

Cabe destacar que el proceso ante la justicia fue de la mano con la presencia de la Iglesia. Fue el mismo Juan Pablo Gallego, querellante de la causa, quien le dejó saber al diario en línea Infobae en junio del año pasado que el juez de la causa le había dicho que estaba recibiendo “mucha presión”. Y agregó: “entendí claramente que me manifestaba esto recién llegado de Roma”. Gallego también explica que para lograr está “presión” el Vaticano tenía una herramienta específica: cuatro libros de un total de 2600 páginas que buscaban refutar los testimonios de “Gabriel”, “Ezequiel” y “Luis”, otras dos víctimas de cuyas acusaciones el cura fue sobreseído. Si bien el proceso ahora ha finalizado, con una sentencia que favorece a la víctima, se debe tomar un momento para pensar cómo la Iglesia llegó a tener tanto control en este caso.

Los libros fueron encargados en 2010 por la Conferencia Episcopal, en aquel entonces presidida por el actual máximo pontífice Francisco Bergoglio, y realizados por el abogado Marcelo Sancinetti, profesor titular de la UBA, quien también se tomo la libertad de dictaminar, como una suerte de juez por fuera del sistema, que Grassi era inocente de todas las acusaciones y que había sido “víctima de un complot urdido por un poderoso multimedios”. Los libros eran una “edición privada” exclusiva para la Iglesia y Bergoglio. Sin embargo, lo que la querella de la víctima ha estado denunciando, desde hace ya tres años, es que esos libros llegaron a manos de cada uno de los jueces que estaban involucrados en la causa. “Llegaron a los jueces de la Corte, presuntamente entregados por supuestos emisarios de Francisco” le dijo el abogado Gallego a Infobae, único medio que logró tener un ejemplar de los libros. Estos escritos son la representación de la Iglesia Católica afanada en deshacerse de una causa que cambiaría irremediablemente su imagen en la Argentina, enviados como último recurso a los jueces antes de que tuviesen que anunciar su decisión.

Es un buen momento para recordar que, durante el tiempo que duró el proceso jurídico, tanto “Gabriel” como “Ezequiel” y “Luis” sufrieron numerosas amenazas. Cuando el abogado querellante le pidió a Bergoglio, en aquel entonces cabeza de la Iglesia en la Argentina, que actuara para detener esa situación, lo único que obtuvo fue silencio. Lo mismo dijo Nora Schulman, titular del Comité de Seguimiento de los Derechos del Niño:cuando estaba en la Argentina y era primado de la Iglesia, nunca pudimos acceder a él ni tener una entrevista para poder pedirle por estos chicos”. Después de 16 años, finalmente hay una sentencia definitiva, y el calvario termina para las víctimas de Grassi.

Aun así, esto no quiere decir que haya que olvidar lo sucedido. Hoy se está investigando a los sacerdotes Corbacho y Corradi por abuso sexual, caso que comenzó en el Instituto Próvolo para niños hipoacúsicos de Mendoza y ya pasó a su homónimo de La Plata. ¿Ocurrirá lo mismo con estos casos? ¿De nuevo las víctimas van a tener que esperar 16 años por una sentencia? Hay que prestarle suma atención a lo sucedido en el caso Grassi, a esos “libros fantasmas”, al rol que la Iglesia cumple dentro de un Estado que, ya tiempo atrás, había dejado clara su independencia.

Fuentes

http://www.infobae.com/sociedad/2016/12/01/cuatro-libros-encargados-por-el-papa-aseguran-que-el-padre-grassi-es-inocente/

http://www.lanacion.com.ar/1996782-la-corte-suprema-confirmo-la-condena-de-15-anos-de-prision-contra-el-padre-grassi

http://www.infobae.com/sociedad/2016/10/18/caso-grassi-la-causa-que-desvela-al-papa-francisco/

http://www.infobae.com/sociedad/2017/03/21/la-corte-suprema-confirmo-la-condena-de-15-anos-de-prision-contra-julio-cesar-grassi/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s