“Belén”: absuelta por la Corte Suprema de Tucumán

El caso “Belén” es un caso histórico. La Corte Suprema de Tucumán absolvió finalmente a Belén, quién había sido acusada de cometer un aborto en el baño de un hospital público y de homicidio agravado por el vínculo, tras encontrarse un feto que nunca pudo comprobarse que fuera de ella. Estuvo dos años presa. Nunca hubo pruebas para su condena. Le implantaron constancias falsas. Un caso donde las maniobras judiciales, la acusación moral y la estigmatización social quedaron al descubierto.

“Belén” –su identidad real fue protegida– fue absuelta, quedó libre de los cargos en su contra. Pero, ¿quién le devuelve a la joven los años que estuvo encerrada? Varias preguntas para plantearse, que aún hoy no tienen respuesta. Pero hay datos certeros, que demuestran y confirman la estigmatización que vivió Belén. Como se le quisieron implantar pruebas en su contra, como los medios –al comienzo– trataron su caso y cómo esto influyó para que ella, luego de haber acudido al hospital por un dolor abdominal severo, quedara detenida. Es decir, del hospital, la llevaron directamente a la cárcel. Sin pruebas en su contra, sin análisis de ADN que comprobara si el feto encontrado en el baño realmente había sido el de su embarazo.

La joven que en el momento de los hechos tenía 25 años, se dirigió al Hospital Clínicas Presidente Dr. Nicolás Avellaneda, en Tucumán, porque tenía un dolor abdominal severo. Fue acompañada por su madre. Le hicieron una revisación superficial, le inyectaron un calmante y la dejaron acostada. Esta es la única parte en la que coinciden las declaraciones de los implicados en el caso.

A Belén le diagnosticaron un “aborto espontáneo incompleto sin complicaciones”, de hecho eso figura en el diagnóstico realizado por el primer médico que la atendió. Pero a partir de ahí, comenzó el infierno para ella.  La acusaron de homicidio agravado por el vínculo, al encontrar un feto en el baño del hospital.  El que fue encontrado había tenido signos vitales, bajo esa premisa acusaron a Belén. Pero sin ningún análisis de ADN. Es decir, sin pruebas. Los trabajadores del sistema de salud, policías e incluso el mismo sistema judicial, le adjudicó a Belén un feto. Le armaron una causa y la encarcelaron 881 días.

belc3a9n-amnistia

La condena estipulada por la justicia era de ocho años de prisión. El 18 de agosto de 2016 la joven recuperó su libertad  tras haber estado dos años, cuatro meses y 23 días presa bajo prisión preventiva en el Penal de Santa Ester. Recién esta semana quedó absuelta de los cargos en su contra. Tiempos judiciales dilatados y en el medio Belén encarcelada, perdiendo su tiempo de vida injustamente.

La historia de Belén, un caso histórico.

Este caso fue emblemático porque sacó a la calle a miles de personas para pedir por la liberación de Belén.  Se crearon mesas especiales para debatir y colaborar con el caso. En pos de ayudar a que Belén saliera en libertad y se le retiraran los cargos en su contra.

Soledad Deza fue la última abogada de Belén. La que consiguió su libertad y su absolución. Previo a que Soledad tomara la defensa, hubo tres abogados en la causa: Walter Frías Barreras, Abraham Musi (quién abandonó la defensa unos días antes del juicio) y la defensora oficial Norma Bulacios.

Su abogada defensora explica que las pruebas de la inocencia de Belén siempre estuvieron en el expediente. Argumenta que no presentó nuevas constancias a las causas, sino que lo único que hizo fue volver a leer el expediente. Es decir, algo que no hizo ninguno de los anteriores defensores de Belén. Y algo que estaba desde el día 21 de marzo en el que se le inició la causa judicial y se la dejó bajo prisión preventiva.

Sí, las pruebas estaban ahí, a la vista. Bastaba con leer el expediente. Entonces, ¿qué fue lo que condenó a Belén? Soledad Deza, en una charla con la revista Lavaca, responde: “La condena de Belén fue moral antes que jurídica”. No hubo en ningún momento una correlación legal de pruebas para establecer el dictamen.

En este caso que deja precedente, entran en juego otros factores, que trascienden el caso e incluso a Belén. Aquí lo que se estigmatizó y juzgó no fue sólo a Belén, esa joven que al momento de ingresar al hospital tenía 25 años. En este caso se condenó a la mujer que aborta.  Fuera cual fuera su nombre propio. Se la asoció a la figura homicida, sin tener ninguna prueba. Negando la justicia, una parte de la sociedad, y los medios hegemónicos, que los abortos existen en nuestro país y en el mundo. Que todos los días se mueren mujeres en lugares donde se practican abortos clandestinos. Y que hay un mayor porcentaje de mujeres y jóvenes que son de bajos recursos.

Esto que niegan los sectores más conservadores de la sociedad, es lo que se reclama en las calles. Porque el aborto existe. Y la legalización no implicaría un incremento en la cantidad de abortos realizados, sino una baja en la tasa de mortalidad femenina. No hay forma de negarlo. Esto existe y no es nuevo. Los detractores de la legalización del aborto se quedan sin argumentos cuando se presentan los números netamente duros. Y por supuesto que esto no deja afuera los debates sobre educación sexual, anticonceptivos y todos los temas que nos rodean y que hacen al día a día de  nuestra sociedad.

El proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo busca ser ley. Y convoca no solo al movimiento feminista o al movimiento de mujeres como muchos creen. Este caso convocó a que otros sectores que se identificaron con su problemática salgan a las calles. La criminalización del aborto es una violación de los derechos humanos.

A Belén la acusaron sin pruebas. Le frenaron su vida. La encerraron. Pero ella nunca estuvo sola. La lucha por Belén, sus derechos y los de todas nosotras se hizo en conjunto. Y se logró mucho. Pero esto no termina, debe continuar. Es necesario, no se puede esquivar.

 

 

 

2 comentarios en ““Belén”: absuelta por la Corte Suprema de Tucumán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s