Bolivia, el aborto y un tema pendiente para toda América Latina

A principios de marzo, el oficialismo boliviano representado en el Movimiento al Socialismo (MAS) propuso un proyecto de ley para ampliar los causales de aplicación de aborto no punible. Aunque no se trata de una despenalización total, la Asamblea Legislativa del país andino debe empezar a lidiar con el debate que el feminismo plantea hace años.

La disputa por la aprobación de la interrupción legal del embarazo en América Latina continúa vigente no sólo porque son cuatro países (Uruguay, Cuba, Puerto Rico y Guyana) los únicos que lo aplican sin necesidad de que la mujer alegue motivos, sino también porque es uno de los principales ejes de la inequidad de género y la falta de acceso a mejores estándares de vida para las mujeres del continente.

Un vistazo a Bolivia

La propuesta del MAS consiste en modificar el Código del Sistema Penal para que el aborto no sea punible en mujeres en situación de extrema pobreza, con más de tres hijos, y en estudiantes. Esta iniciativa responde a una problemática urgente en el territorio boliviano: los índices de morbilidad materna en las clases bajas a causa de abortos inseguros.

La antropóloga mexicana Marta Lamas analizó en su estudio El aborto en la agenda del desarrollo en América Latina que, en el seno de la niñez indígena y rural, la exclusión social, la falta de educación sexual adecuada y el peso de la religión y costumbres conservadoras alientan al fenómeno de la maternidad temprana. En Latinoamérica los índices de fecundidad disminuyeron en los últimos diez años debido a un mayor acceso a anticonceptivos, pero aumentaron en el grupo etario de menores de 20 años.

Por lo general, son las mujeres que viven en situación de vulnerabilidad social y bajos recursos las que acuden a técnicas y clínicas abortivas inseguras.

El proyecto de ley despertó fuertes críticas, no sólo en el arco conservador y católico, sino también entre sectores del feminismo. La organización Mujeres Creando se caracteriza por ser anarquista y trabajar en pos de la construcción de un feminismo comunitario. María Galindo, una de sus referentes, opinó que la ampliación de los casos de abortos no punibles es una medida paliativa y que no ataca la problemática de fondo.

“¿Por qué si has abortado una vez no puedes abortar una segunda vez?, o ¿por qué si eres muy pobre puedes abortar, pero si eres estudiante universitaria y quieres abortar, pero no estás en extrema pobreza, debes continuar con el embarazo?”, escribió Galindo el 22 de marzo para el medio boliviano Página Siete.

“Los servicios clandestinos de aborto -agregó- sufrirán una persecución mayor aún y la penalización que recaerá sobre la que no está dentro de las causales que el Nuevo Código sufrirá [sic] una persecución policíaca (…) mayor todavía a la que ya se vive actualmente, o sea que podemos ir a peor”.

Foto-nota-aborto

La situación latinoamericana

La ley boliviana permite hoy en día el aborto en casos de violación, peligro para la salud de la madre o incesto. Para otras situaciones, se prevén penas para la mujer que consiente y la persona que lo realiza. Similar es el caso de la mayoría de los países de la región, a excepción de las legislaciones de Chile, Surinam, Centroamérica y el Caribe, donde el aborto está prohibido por completo. En general, se permite hasta la duodécima semana de gestación y las sanciones acrecientan o disminuyen acorde a la edad de la mujer intervenida y si se realizó o no con su consentimiento.

Según un estudio de la ONG Sí Mujer de Nicaragua, el aborto clandestino es la tercera causa de mortalidad materna en Bolivia. En Argentina, El Salvador, Chile, Guatemala, Panamá, Perú y Paraguay, es directamente la primera. Estos índices se acentúan en las zonas rurales y en las comunidades indígenas.

La situación también se agrava en la etapa post-aborto. En los métodos clandestinos, las complicaciones que las mujeres pueden sufrir posteriormente van desde pérdida excesiva de sangre e infecciones hasta la perforación de órganos internos. Para ello, el sistema de salud de cada país debiera estar preparado y ser gratuito, pero eso no siempre sucede. En el 2015, el Instituto Guttenmacher especificó características de la atención post-parto en Latinoamérica: retrasos en los tratamientos, actitudes prejuiciosas del personal médico y técnicas de intervención inapropiadas.

images (1)

Estos factores delinean el mapa de la desigualdad latinoamericana. Las mujeres de zonas urbanas o clases más altas pueden optar por intervenciones quirúrgicas más seguras y cuidadas, o por las pastillas de misoprostol (que son de venta libre, pero a un valor muy alto), de acuerdo con la etapa del embarazo. Las mujeres pobres, muchas provenientes de zonas rurales, acuden a centros clandestinos con escasas medidas de higiene y seguridad, sufren la persecución policial y legal y, si sobreviven al aborto, pueden padecer serios problemas de salud dada la deficiente atención post-aborto.

Con miras al futuro

Entre 2010 y 2014, el Instituto Guttenmacher calculó 6.5 millones de abortos anuales en América Latina y el Caribe. Para el 2015, además, estimó que el 97% de las mujeres en edad reproductiva vivían en países donde la interrupción del embarazo permanece altamente castigada por la ley.

El proyecto que se debate en el parlamento boliviano no busca la legalización del aborto sino que apenas amplía la despenalización parcial. Pero las estadísticas nos demuestran que la discusión en torno a la autonomía de la mujer sobre su cuerpo es urgente en la región.

Los avances que se consiguen en términos de los derechos de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos siempre son notorios, sobre todo en una región donde el aborto legal, seguro y gratuito no parece estar incluido en la mayoría de las agendas gubernamentales.

Lo importante es que los movimientos feministas sepan aprovechar el envión y ejercer la fuerza necesaria para profundizar los logros que están sabiendo conseguir.

 

Imágenes extraídas de: 

http://www.herstory.es/2015/12/nuestro-feminismo-comunitario-es.html

http://latincorrespondent.com/2016/11/papa-latinoamerica-aborto/#Y4ls2vr1J7dgh7D7.97

http://distintaslatitudes.net/aborto-en-subsuelo-los-derechos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s