La aprobación del cannabis medicinal: un primer paso, pero no el único

Después de mucha lucha y espera, finalmente, se obtuvo la aprobación del cannabis para uso medicinal en Argentina. Esta iniciativa fue promovida por el Colectivo Mamá Cultiva, y por CAMEDA (Cannabis Medicinal Argentina). Es un paso importantísimo, pero  todavía queda mucho camino por recorrer. 

La semana pasada, se logró la aprobación del uso del cannabis medicinal para fines terapéuticos. El Senado argentino lo aprobó por unanimidad. Esto establece un cambio de paradigma, para la felicidad de todos los colectivos que persiguieron durante meses esta causa, y para quienes seguimos de cerca el tema. Por primera vez en la historia, comienzan a reconocerse las propiedades terapéuticas del cannabis de esta manera. Lo que se propone es impulsar la investigación a través de la creación del “Programa Nacional para el estudio y la investigación del uso medicinal de la planta de cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales”, todo a cargo del Ministerio de Salud.

La ley da autorización para cultivar cannabis al Conicet y al INTA con fines de investigación médica y/o científica. Además, se fomentará la producción de cannabis medicinal y sus derivados a través de los laboratorios públicos que pertenecen a la ANLAP (Agencia Nacional de Laboratorios Públicos). Con el “Programa Nacional” se capacitarán a los profesionales de la salud en el uso del cannabis medicinal, y se entregará marihuana de manera gratuita por parte del Estado a todas las personas inscriptas en el programa.

Este es un paso, pero queda mucho camino por andar, dado que la ley se ve incompleta: no se contempla en ella ninguna regulación para el cultivo personal o solidario. Se expone de una forma -no muy clara- que se creará un registro nacional voluntario a los fines de autorizar la inscripción de los pacientes y sus familiares. Esto sería una herramienta de protección para los familiares de pacientes que quieran recurrir al autocultivo.

Recordemos que uso del cannabis puede aliviar diferentes dolencias como los dolores producidos por el cáncer o de orígenes inflamatorios, aliviar las náuseas y vómitos producidos por la quimioterapia, ayudar a que sean menores las convulsiones en los casos de epilepsia refractaria y estimular el apetito en personas que padecen VIH.

cannabis-medicinal-festejo-senado-1920-1

Cultivadores presos hoy

Dos ejemplos concretos de que la ley no es suficiente, de que todavía falta mucho tiempo para no ser señalados y, sobre todo, poder ejercer la libre elección como personas adultas sin ser tratados como delincuentes, son los casos de Adriana Funaro y Lautaro Ferraro.

A Adriana la detuvieron en su casa, en la localidad de Ezeiza, provincia de Buenos Aires, el 20 de febrero. Es una cultivadora y activista por los derechos de usuarios del cannabis. La policía entró a su casa con una orden de allanamiento a partir de una denuncia realizada de manera anónima por un vecino. Este hombre apareció en el lugar con un arma de fuego, disparó un tiro al piso y agredió a quienes estaban en el lugar. Sin embargo, no fue detenido ya que la policía dijo no escuchar ningún disparo.

Adriana es una usuaria medicinal. Padece de artrosis y el uso del cannabis le permitió, antes de ser detenida, llevar adelante su vida y calmar los dolores provocados por la enfermedad. Sin embargo, hoy está con prisión domiciliaria en la casa de su hija, sin aceite de cannabis, sin sus plantas –ya que le secuestraron 36 plantas– ni semillas para volver a cultivar. Adriana hoy enfrenta una lucha que está en suspenso. Pero su vida dio un giro que cambió rotundamente su cotidianidad.

El día 6 de marzo, fue detenido en su casa en la localidad de San Martín, provincia de Buenos Aires, Lautaro Ferraro. Un cultivador de 25 años a quien le secuestraron 38 plantines, elementos de su indoor y frascos con flores. Lautaro, quién vivía con su madre, hoy se encuentra preso. También la denuncia la hizo de forma anónima un vecino.

Alicia, madre de Lautaro cuenta el proceder policial el día del allanamiento en su casa y queda manifiesto cómo las fuerzas de seguridad se burlan, y hacen y deshacen a su gusto en los allanamientos a cultivadores. Lautaro cultivaba además para otras personas, y producía aceite de cannabis. Hoy, sigue detenido y, al igual que Adriana Funaro, están imputados por “cultivo y siembra de cannabis para la producción de estupefacientes”, un delito que prevé penas de entre 4 y 15 años de prisión.

Tanto a Adriana como a la defensa de Lautaro se les negó el cambio de carátula en la causa. Si el juez dicta la prisión preventiva, Lautaro podría ser traslado a un penal. Su defensa solicitó que, de ser negada su excarcelación, Lautaro pueda cumplir la prisión preventiva en su domicilio, dado que de ser traslado a una cárcel común correrían riesgos su salud y su vida.

Por qué con los cultivadores

La pregunta que primero surge es por qué la justicia y las fuerzas policiales caen sobre los cultivadores. Qué beneficios se pueden obtener de estos operativos. Por qué la justicia va por estas personas individuales, y no pareciera poner el mismo empuje en combatir, encarcelar y frenar el narcotráfico, en allanar las cocinas de paco que son denunciadas permanentemente, y en penetrar este tipo de redes que se mueven de manera impune y hasta burlesca a lo largo y a lo ancho del país.

Tal vez los esfuerzos de hoy en día consisten en señalar y encarcelar a los que no molestan a nadie. Y ahí sí cae el “peso de la ley”. Pero el peso no cae para todos, mucho menos para los peligrosos. Siguen negociando abiertamente, matando a los adolescentes, penetrando en diferentes rincones, comiéndose los barrios y las provincias con mayor índice de pobreza y marginalidad. ¿Solos? ¿Pueden esas redes, que mueven millones de pesos, actuar sin ningún tipo de connivencia? No hace faltar responder; ni siquiera es necesario decir “me reservo el derecho de la duda”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s