Día mundial del libro

Desde hace 17 años se festeja todos los 23 de abril el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor. La fecha no es casual, ya que coincide con el fallecimiento de grandes autores como Cervantes, Shakespeare, Inca Garcilaso de la Vega y, a su vez, con el nacimiento de otros prominentes como Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

La UNESCO explica que este día brinda la oportunidad de reflexionar sobre la manera más adecuada de difundir la cultura escrita y de permitir que todas las personas (mujeres, hombres y niños) puedan acceder a ella a partir del aprendizaje de lectura y el apoyo a los oficios vinculados a la edición, las bibliotecas, las librerías y las escuelas.

dia-internacional-de-libro_29789

Ciudad seleccionada

Este año, la capital mundial del Libro es Conakry, en Guinea, elegida por la UNESCO y las tres organizaciones internacionales del libro (la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias).

El comité de selección destacó a esta capital por su calidad, su diversidad y la atención que presta a la comunidad. En esta línea, remarcaron «su presupuesto bien estructurado y objetivos de desarrollo claros, que se centran en la juventud y la alfabetización».

Las capitales anteriores

2001      Madrid, España

2002      Alejandría, Egipto

2003      Nueva Delhi, India

2004      Amberes, Bélgica

2005      Montreal, Canadá

2006      Turín, Italia

2007      Bogotá, Colombia

2008      Ámsterdam, Países Bajos

2009      Beirut, Líbano

2010      Liubliana, Eslovenia

2011      Buenos Aires, Argentina

2012      Ereván, Armenia

2013      Bangkok, Tailandia

2014      Port Harcourt, Nigeria

2015      Incheon, Corea del Sur

2016      Wroclaw, Polonia

2017      Conakry, Guinea

Era digital

Desde hace algunos años, el mundo se encuentra en un proceso de cambio con respecto a los hábitos de lectura. ¿Papel o PDF? Escribir en Internet es un proceso complejo y multimedial que cada vez más se acerca a una tarea colaborativa: los textos ya no son producto de un único autor. Un ejemplo claro es Wikipedia.

Sin embargo, no por esta convergencia los libros tradicionales dejan de tener su espacio en las librerías. En 2014, en una encuesta realizada en nuestro país a través del Sistema de Información Cultural Argentino, se descubrió que hay un promedio de 82 libros por casa.

Además, los datos revelaron que el 85% de los encuestados practica la lectura en forma alguna. De este valor se desprende que el 75% lee los diarios y el 56% lee al menos un libro por año. La situación es distinta cuando se habla de leer en medios digitales. En Argentina, el fenómeno “Kindle” abarca tan sólo el 2% del volumen de la venta de libros en comparación con Estados Unidos, donde la cifra alcanza  el 30%.

Fuentes consultadas: UNESCO, Sistema de Información Cultural Argentino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s