Seis años en busca de María Cash

La joven porteña fue vista por última vez el 8 de julio de 2011. Desde ese día, se le perdió el rastro. La búsqueda desesperada de la familia. La ineficiencia del Estado. Las pistas que al momento no dieron ningún resultado. Escritura Feminista habló con su hermano, Máximo Cash, y actualiza la información sobre la joven que todos queremos encontrar.

Cronología del caso

El 4 de julio, su papá la acompañó a tomar un micro de la empresa Mercó Bus que la dejaría en San Salvador de Jujuy. María Cash viajaba para visitar a Juan Pablo Dumón, un amigo que había conocido unos años antes en un grupo de meditación; además, para mostrar la ropa que diseñaba.

Sin embargo, la joven descendió en Rosario de la Frontera porque “se sentía incómoda con la gente que viajaba en el micro”, según relató su amigo Juan Pablo. Desde allí, hizo dedo hasta Santiago del Estero y se comunicó con él para pedirle que le pagara un pasaje hasta Jujuy. Se sabe que desde la terminal le avisó que se dirigía a su casa, pero nunca llegó.

Poco después, se la vio en una entrada de Pampa Blanca haciendo dedo. Avisó por teléfono a su familia que no estaba bien y que se había quedado sin plata. El viernes 8 de julio les pidió por correo electrónico unos teléfonos de contacto. Fue la última vez que supieron de ella.

Aún hoy su imagen está en todos los aeropuertos, las terminales, las estaciones y los lugares de acceso público. Circula una y otra vez en las redes sociales. “Nunca dejes de compartir fotos de María”, solía decir su padre Federico Cash, quien falleció en 2014 en un accidente automovilístico mientras buscaba a su hija en La Pampa.

2

El Estado (casi) ausente en su búsqueda

Máximo Cash, hermano de María, reclama que nunca existió una investigación real sobre el paradero de su hermana. El juzgado que entiende el caso sólo se limitó a analizar las pistas que surgían de la información que proporcionaba la gente. Apenas el año pasado la familia logró tener un abogado querellante. Junto a él, recién ahora, pueden proponer líneas investigativas.

Además, la familia pide hace años la creación de una Agencia Federal de Búsqueda de Personas, pero nunca nadie le dio una respuesta favorable. 

“Papá en el 2012 se iba al Congreso a los distintos despachos de diputados y senadores para que conocieran el proyecto. En el 2014, después de su muerte en el accidente, Patricia Bullrich lo presentó en diputados pero nunca avanzó”, aseguró  Máximo.

¿Por qué desde el Estado no se toman medidas inmediatas y eficientes cada vez que una persona falta en su casa? Máximo cuenta que desde el Ministerio de Seguridad le informaron que tienen un sistema que envía automáticamente la foto de la persona desaparecida a las comisarías de todo el país. De ser así, hay casos en los que este sistema no sirve: 

“Todos sabemos que en una desaparición por trata de personas está metida la policía y los políticos del lugar”, sentenció.

El año pasado, el Gobierno subió de $400.000 a $700.000 la recompensa para quienes aportaran datos sobre su paradero, mientras su familia denuncia que ya nadie la busca. “De la última pista que se sigue no puedo decir nada”, finaliza Máximo. Las razones son más que entendibles. Si están en el camino correcto para hallar a su hermana, es mejor que ningún implicado se entere.

ultima

  • Para firmar el proyecto de creación de una Agencia Federal de Búsqueda de Personas se puede ingresar aquí.

Fuentes consultadas:

MDZ Online – Diario de Mendoza

La Nación

Diario 26

*Imágenes de difusión para su búsqueda.

 

Un comentario en “Seis años en busca de María Cash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s