¿Mujer a la venta? Qué pasa en las publicidades

Carteles, afiches, canciones, relatos, imágenes, objetos, personajes. A veces, intentando pasar desapercibida, sin querer que el cliente note que le está vendiendo algo, y otras siendo muy explícita, mostrando abiertamente sus intenciones: la publicidad abunda en todos lados y toma diversas formas.

Definida en palabras simples, la publicidad es una herramienta paga que puede utilizar una empresa, un organismo público o una institución para dar a conocer un producto, un proyecto, una idea, etcétera, en medios de comunicación tradicionales y no tradicionales. Con el avance tecnológico y la propagación de Internet, la difusión comenzó a abarcar otros espacios más allá de lo mediático, y debió adaptarse a los nuevos caminos. Pero ¿se puede decir que los ojos del marketing se adaptan a las nuevas construcciones culturales? ¿Cuál es el mensaje que dan?

Buscando en el archivo publicitario, encontramos una cantidad incontable de avisos donde el concepto de la venta del producto se basa en ofrecer una simplificación de la vida doméstica en la que reina y se desempeña la mujer, al punto de insinuar ofrecerle una “salvación”. Cuántas veces hemos visto al gran Míster Músculo aterrizando (vaya uno a saber de dónde viene) para darle a la ama de casa desesperada, que no puede sacar la grasa de la cocina, la solución mágica.

Se suma a la lista el desodorante masculino hecho para levantar más minas. Además de encontrar un discurso que rebaja a la mujer a alguien que se conquista a través de una fragancia, hay un lado que deja al hombre como alguien escaso de interés que depende de un perfume para acercarse a una mujer.

No se condena al producto por brindar facilidades al momento de limpiar, pero nos preguntamos cuál es el concepto y la construcción que tienen de la mujer, ya que es lo que muestran. Las empresas son generadoras de opinión y constructoras de sentido; por eso es importante entender dónde se encuentran paradas y en qué lugar se posicionan los consumidores para ver qué es lo que reflejan de la sociedad.

En los últimos dos años, comenzó a visualizarse un cambio en el mensaje transmitido a través de las publicidades. Siguiendo con el mismo ejemplo,  la misma marca de limpieza nombrada lanzó un spot donde muestra a un hombre cuidando de su hija y limpiando con un producto que le facilita y agiliza la tarea. En la misma línea, la marca de congelados Paty eligió a un padre que juega con su hijo mientras cocina para promocionar sus nuevas milanesas.

No cabe duda de que la lucha por la equidad de género hizo ruido y ha generado nuevos conceptos disruptivos en torno al rol de la mujer en la familia, en el trabajo, en la casa, en el mundo. Algunas empresas captaron este mensaje y decidieron volcarlo en la difusión de los productos que comercializan. ¿El cambio es real o implica una puesta en escena para continuar vendiendo? No lo sabemos.

¿Es posible correr a la mujer del lugar de objeto de venta? ¿Puede la publicidad generar una conciencia de género? ¿Es posible no generar estereotipos? Hasta el momento no se encuentran muchas respuestas pero las inquietudes empiezan a salir a la luz.

En lo que concierne a la mujer, podemos decir que sigue siendo tomada como modelo de de ama de casa que debe tener buen físico, sin arrugas, usar ropa de última moda, tener la casa limpia y, a la vez, ser exitosa en su trabajo. Es poco probable quitar esta presión social y cultural desde la publicidad, pero es menester continuar rompiendo con estos estereotipos desde adentro.

axe-machismo
Publicidad de Axe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s