Reseña literaria: ¿Quién es el Hombre Lagarto?

Aprendemos a pensar y, sobre todo, a sentir, por la influencia de las personas que nos rodean, las circunstancias que atravesamos y el contexto social en el que crecemos, formándonos así como seres humanos. Sin embargo, esta configuración personal difícilmente puede ser leída por uno mismo: en el acto de vivir, a medida que el tiempo transcurre, maduramos y adquirimos la responsabilidad y la conciencia suficientes para tomar nuestras propias decisiones. Con el paso de los años, los sentimientos que creímos haber desechado parecen condensarse, volverse más pesados. Esa carga gigante, donde se encuentra todo aquello que ya no podemos expresar, origina una especie de metamorfosis en el ser enjaulado. Esos humanos nacidos libres, ahora se ven transformados en reptiles fríos apresados por sí mismos.

Lejos de encasillarse en el realismo fantástico donde podría ubicarse La metamorfosis de Kafka, en el cuento El Hombre Lagarto, David James Poissant –un joven escritor estadounidense– inscribe a sus personajes en la vida cotidiana, gris y habitual de los suburbios estadounidenses. Con existencias crudas, marcadas por la pérdida de seres queridos, trabajos rutinarios y mal pagos, resulta una suerte de magia literaria poder transmitir emoción desde la frivolidad  y dureza de la realidad diaria, sin la necesidad de agregar elementos fantásticos o maravillosos.

En esta obra, el rol del narrador no es un detalle menor: un tercero se encargará de contar la despedida simbólica que se realiza en honor al padre de su mejor amigo, quien era conocido como el “Hombre Lagarto”, debido a que, literalmente, tenía un viejo lagarto encerrado en su jardín. Sin embargo, la implementación de varios flashbacks expondrá una segunda historia que, en simultáneo, dibuja el perfil de quien narra, focalizando así el cuento en él y revelando más dudas que certezas: ¿es realmente Red –el  padre difunto– el Hombre Lagarto? ¿Qué ocurre con este narrador que, en lugar de detenerse a observar el hecho desde afuera, entremezcla el disgusto que le genera el reptil avejentado con los recuerdos de la relación frustrada con su propio hijo?

Es claro que la lectura de El cielo de los animales, otro relato del mismo autor que forma parte del libro homónimo, brinda una herramienta fundamental para entender con mayor profundidad la psicología de quien narra, ya que existe una intertextualidad entre ambas obras. Dan Lawson (cuyo nombre sabemos a partir de este segundo cuento) tiene una forma de ser que lo hace ver rudo, cortante y hasta un poco indiferente. Sin embargo, Poissant también nos comunica, en las dos narraciones, una parte muy importante (y quizás predominante) de este personaje a partir de los reiterativos recuerdos de la infancia de su hijo, que no dejan de invadir sus pensamientos y que, a su vez, no quiere (¿o no puede?) expresar.

El encuentro con el lagarto y el desenlace que ocurre después dan la pauta de cómo en la obra no es casual que las dos historias que se están eligiendo para contar sean esas y no otras: se cruzan y se enriquecen de manera mutua pero sutil, aportando todo aquel conocimiento al que sólo la Literatura de calidad nos permite llegar.

Este cuento dista de ser una obra de consumo rápido y efímero, como estamos acostumbrados, ya que es necesario darle varias lecturas para poder exprimirle todo el jugo. No por la dificultad de su lenguaje, porque, como se dijo antes, la historia planteada de base se sitúa en un espacio cotidiano, con un vocabulario propio de los suburbios, con insultos y demás. Lo enriquecedor se encuentra en todo aquello que no se dice, pero que se puede sentir a través de la creación de una pieza de arte narrativo.

Un comentario en “Reseña literaria: ¿Quién es el Hombre Lagarto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s