Dos casos de aborto y una problemática urgente

En los últimos 5 días, se dieron a conocer a través de algunos medios dos casos de mujeres que quisieron interrumpir sus embarazos, y al tener que hacerlo en malas condiciones, debieron ser hospitalizadas de urgencia. Uno fue en Rosario de la Frontera, Salta, y el otro en La Plata, Buenos Aires.

El punto es que no se trata de situaciones aisladas o excepcionales, sino que representan una problemática instalada de salud pública, justicia social y derechos humanos de mujeres, en su mayoría, jóvenes y de sectores populares.

Pocos medios reflejaron el hecho ocurrido en Salta el jueves pasado, cuando una chica de 15 años se introdujo un palo forrado en goma para poder abortar. Lo mismo pasó el domingo, en el caso de La Plata, donde una joven trató de interrumpir su embarazo en su casa. El tratamiento mediático puso el foco en culpabilizar y repudiar a esas mujeres y sus decisiones.

indignante
El diario Hoy califica como “indignante” el hecho de que una mujer decida sobre su propio cuerpo. Fuente: Twitter.

“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” es el lema por el que trabaja la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito; una frase que expresa un pedido cada día más urgente. En este sentido, resulta importante cuestionar por qué esas decisiones que toman a diario algunas chicas sobre su propio cuerpo deben darse en condiciones inseguras.

En el sitio web de la Campaña, hay un señalamiento clave: “Esto implica realizar modificaciones en los sistemas de Educación, Salud y Justicia, y también, por supuesto, profundos cambios culturales”. Entonces, no es errado asumir que la salud de muchas mujeres sigue en peligro en función de la ausencia del Estado, o peor, su presencia cargada de intereses que se oponen a la libertad de las mujeres.

conmocion
Cuando conmociona más el modo en que se interrumpen embarazos que la inacción del Estado. Fuente: QuePasaSalta.

La situación requiere entender que en nuestro país son 500 mil mujeres, aproximadamente, las que cada año recurren al aborto clandestino. Otro dato vital es que, según cifras oficiales, las complicaciones por interrupciones de embarazos de manera insegura son la principal causa evitable de mortalidad materna en Argentina.

A partir de esta información, se puede deducir que el cambio en materia pública no implicaría un aumento de los casos, sino una garantía de derechos y un reconocimiento de la dignidad de esas mujeres con falta de recursos económicos, quienes hoy en día ya deciden interrumpir embarazos no deseados pero que mueren en el camino.

Por nuestra parte, podemos luchar por esos derechos mediante el debate, el reclamo social y la visibilización de la problemática desde esta óptica. Incluso, como ejercicio personal o colectivo, decodificar y cuestionar el mensaje de aquellos medios que castigan a quienes se encuentran vulneradas, y repudiar a aquellxs que faltan a su responsabilidad de asegurar condiciones dignas y justas de salud pública.

Fuente imagen destacada

M.A.F.I.A.

Fuentes consultadas:

Web de Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito

2 comentarios en “Dos casos de aborto y una problemática urgente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s