#Opinión: La salud mental en riesgo

Redacción: Sol [Asistente Terapéutica, estudiante de Psicología (UBA)].

Hace algunos días, se dio a conocer un decreto desde el Ministerio de Salud que derogaría la actual Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657. Dicho decreto es una avanzada contra los derechos humanos en favor de los negociados farmacéuticos y las privatizaciones en el sistema de salud pública.

Si bien la ley actual de salud mental no rindió los frutos que se esperaban desde su reglamentación en 2013 -por falta de voluntad política y partidas presupuestarias-, vale la pena destacar que fue elaborada tras un largo debate con diferentes sectores afines a la salud mental. Sus aspectos progresivos fueron la clave para que la LNSM sea reconocida a nivel internacional como “modelo” por los organismos de protección de los derechos humanos.

El decreto pretende retroceder a un modelo manicomial monovalente, con una perspectiva biologicista y basado en el modelo médico hegemónico. Se plantea una modificación en la concepción de salud mental desde la noción de “Trastorno Mental” según la CIE 10 (Clasificación Internacional de Enfermedades N° 10), y se dejan de lado los aspectos históricos, psicológicos, sociales y económicos de la persona con padecimientos mentales.

Además, dentro de los puntos más preocupantes se plantea que la autoridad recaiga plenamente en la figura psiquiátrica del/a médico/a, dejando por fuera otras disciplinas como la psicología, la musicoterapia, la terapia ocupacional, el arte y los acompañamientos terapéuticos, entre otras. Todo esto, en detrimento de abordajes interdisciplinarios y en pos de más flexibilización laboral para lxs trabajadores de la salud mental.

borda_recortado

Este decreto comprende, también, la estigmatización de las personas usuarias tanto fuera como dentro de las instituciones, ya que apunta al retroceso con un modelo asilar y manicomial de encierro y marginación. A la vez, reinstala la lógica del modelo tutelar donde el equipo terapéutico, y otros actores ajenos a la salud mental, pueden ejercer derechos por sobre la voz y los intereses de la persona intervenida.

No extraña este intento de avanzada sobre la salud pública desde el gobierno de Mauricio Macri, dada su línea privatizadora y en favor de los grupos empresarios. Ejemplos y antecesores de este intento son el impulso al plan de la Cobertura Universal de Salud y la ley de ART.

En este marco, decenas de organizaciones, asociaciones y cátedras dedicadas a la salud mental repudian el decreto del gobierno, redactado a puertas cerradas de la comunidad experta, y exigen al Ejecutivo que no lo firme. Asimismo, ponen de relieve la importancia de cumplir con la Convención sobre Derechos de las Personas con Discapacidad y la gravedad de que este decreto se intente llevar a cabo sin la intervención del Congreso de la Nación.

 

Fuentes:

Centro de Estudios Legales y Sociales

CICOP. Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires

Decreto de la Ley de Salud Mental

Imágenes:

Borda

2 comentarios en “#Opinión: La salud mental en riesgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s