Como Nunca, una obra rupturista

Como Nunca es una obra que vino a romper, quebrar y (auto)revisar al colectivo LGBTQ en todo su espectro. Vino a desinstalar estereotipos propios de la revista teatral porteña y de la cultura gay en sí, y algunos estereotipos impuestos, también. Franco Torchia y Juan Pablo Mirabelli se propusieron este proyecto, que Liliana Viola se encargó de escribir y Dino Balanzino de dirigir, y se subieron al escenario.

Desde Escritura Feminista, charlamos con Franco Torchia sobre la obra y el proyecto.

“Somos autocríticos en reconocer que nadie está exento de marginar y excluir, porque vivimos en un sistema de exclusión y marginación permanente. Todos pertenecemos a un sistema socioeconómico, histórico y cultural que no nos deja exentos a nosotros (el colectivo LGBTQ) de discriminar”, describe Franco Torchia, Licenciado en Letras, conductor y periodista, que se animó a incursionar en la actuación.

“La cultura gay le rinde pleitesía a la imagen, al cuerpo trabajado, al levante exprés, al sexo casual, a la vestimenta, a la industria de la moda, y nosotros [en la obra] somos autocríticos en ese sentido”, explica quien fuera la histórica voz del programa televiso de las décadas de 1990 – 2000 Cupido, que también tiene un cuadro en el show.

El espectáculo, de estilo café concert, propone ser una especie de disparador de autocrítica al centro y hacia afuera del colectivo LGBTQ en cuanto a situaciones discriminatorias, a través de puestas en escena humorísticas como el sketch, el monólogo e incluso la interacción con el público.

Torchia menciona como algunas de esas situaciones a “una cierta lesbofobia que hay entre los gays, o el modo en el que muchos gays usan a las personas trans o travestis”.

Para continuar con la línea rupturista, la obra presenta al primer vedette hombre y, con él, las preguntas de ¿por qué el rol de vedette tiene que ser ocupado únicamente por una mujer? ¿Qué es ser vedette, hoy, en la Argentina? ¿Hay requisitos?

“Juan Pablo Mirabelli siempre quiso construir la figura de vedette hombre y esto responde a la construcción de un personaje desde la actuación, pero, al mismo tiempo, nunca hubo un vedette hombre en la historia argentina.

Ponemos el énfasis ahí porque creo que implica arrebatarle la categoría al teatro de revistas que siempre la usó de una manera un tanto humillante, porque siempre es una mujer la que ocupa ese rol”, argumenta Torchia.

A estos interrogantes, los protagonistas suman una reflexión en torno a los cánones de belleza impuestos en el mundo de la revista teatral.

“Juan Pablo no tiene un cuerpo voluptuoso o de gimnasio extremo como un stripper. Entonces, ahí también hay un punto, porque a lo largo del tiempo el cánon de los cuerpos de las vedettes mujeres ha ido cambiando, aunque hay un patrón. Esto también marca un quiebre porque permite pensar por qué ese rol no puede ser ocupado por un hombre, ya que el mundo de las vedettes está dominado por mujeres”.

Sin quererlo, Como Nunca supone ser una expresión activista del colectivo LGBTQ, aunque Franco Torchia afirma que no buscan dialogar con el activismo aunque ya lo están haciendo, sin proponérselo. Lo que sí se proponen es instalar interrogantes a través del humor y lograr que el público se vaya con algo más que risa.

Como Nunca

Dónde: Work Bar, Gurruchaga 1832.

Cuándo: miércoles de diciembre y enero a las 21 hs.

Entradas: $ 250.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s