Ser mujer

En un mundo multicultural y cargado de antiguas tradiciones a las que se somete a la mujer, incluso las costumbres consideradas ilegales siguen arraigadas en algunas zonas. A pesar de las oposiciones, se siguen llevando a cabo y le arrebatan la vida a personas inocentes.

Hace unas semanas fue encontrada sin vida Gauri Bayak Budha, una joven nepalí de 23 años. La causa de su muerte involucra una vez más al “Chhaupadi”, antigua tradición hindú que ya se cobró la vida de otras 4 mujeres en Nepal.

Este tipo de práctica, todavía presente, impide a las mujeres que están menstruando o en período de posparto ingresar a sus casas, para no “contaminar el hogar”.

Fuentes policiales confirman que Gauri Bayak habría encendido una fogata para protegerse del frío y la inhalación de humo arrasó con su sistema respiratorio. Las víctimas anteriores fueron dos mujeres de 15 y 21 años, que fallecieron por hipotermia, y una tercera de 19, que fue mordida por una serpiente mientras permanecía en una pequeña choza.

Según CNN, además de tener prohibido el ingreso a sus domicilios, las mujeres tampoco pueden tocar a otras personas, al ganado, a los libros e incluso a ningún tipo de fruta o vegetal en estado de crecimiento. Si necesitan ir al baño, se ven obligadas a caminar hasta el río más cercano.

Con la intención de eliminar esta antigua costumbre, el parlamento nepalí aprobó un proyecto de ley que entendería como delito el destierro de mujeres durante su período. Una vez que este proyecto se haga efectivo, fijado para entrar en vigencia durante 2018, cualquiera que obligue a una mujer a entrar en una choza menstrual será sentenciadx a 3 meses de prisión o a pagar una multa de 3000 rupias.

El gran miedo de todxs lxs que se oponen a este tipo de rituales es que, a pesar de las leyes, las mujeres aún se vean obligadas a seguir la tradición, y se preguntan si tendrán la fuerza suficiente para denunciar ante las autoridades a los miembros mayores de sus familias.

Lxs activistas sostienen que, más allá de las legislaciones, se necesitan campañas de concientización para lograr arrancar de raíz este problema, que había sido tratado durante 2005 sin éxito.

A pesar de ser un proceso biológico normal, la menstruación aún es un tema tabú, incluso en occidente. Es un tópico del que hasta hace poco tiempo no se hablaba abiertamente.

chella qhint
“Necesitamos mejor educación para terminar con los tabúes sobre la menstruación”.

A favor de este pedido, Chella Quint, escritora y comediante, creó el proyecto “Period Positive” que busca mejorar la educación con respecto al ciclo menstrual. Para más información sobre este proyecto, pueden consultar Facebook o Period positive.  

Según un grupo de activistas entrevistadas por Público, menstruar se convierte en vergüenza social, así como manchar la ropa. El tabú está relacionado con situaciones socioculturales pero también económicas, ya que a las grandes empresas les conviene, por ejemplo, seguir vendiendo tampones en grandes cantidades en vez de promocionar la copa menstrual.

Los mitos y creencias sobre la menstruación a lo largo de la historia son muchas; los miedos y los dichos también. Cambian de oriente a occidente, pero están presentes en cada una de las culturas. Hablar del período incomoda, incluso entre mujeres, y aún hoy se sigue viviendo desde el silencio.


Fuentes
CNN
Publico
El diario
Caracoltv
Fucsia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s