Glosario sobre género y sexualidad

Llamar a las cosas por su nombre es más que simple gramática. Asignarle un nombre a algo implica visibilizarlo, generar un cambio de lógica. Es un acto político.

A continuación, presentamos un glosario sobre los términos utilizados para hablar de identidad de género y sexualidad.

Términos generales:

Binarismo de género: se habla de binarismo o dualismo porque esta clasificación incluye solo dos géneros (el masculino y el femenino).

Cisnormatividad: la asociación de lo “normal”, lo que “está bien”, con la identidad cisgénero. Hoy en día, vivimos en una sociedad cisnormativa.

Expresión de género: las personas manifiestan su género a través de la ropa, la forma de hablar, los gestos. Esos signos externos pueden catalogarse como femeninos, masculinos o andróginos (vale aclarar que aquello considerado masculino o femenino varía según las diferentes culturas).

Heteronormatividad: la asociación de lo “normal”, lo que “está bien”, con el comportamiento heterosexual. Hoy en día, vivimos en una sociedad heteronormativa.

Identidad de género: es la construcción social que abarca la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente. Puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento.

Orientación romántica: se refiere a la preferencia romántica de una persona para elegir a su(s) pareja(s).

Orientación sexual: se refiere a la preferencia sexual de una persona para elegir a su(s) pareja(s).

Sexo: al nacer una persona, se seleccionan determinados atributos físicos para asignarle uno de los dos sexos reconocidos convencionalmente: masculino o femenino. Por eso, se habla de asignación de sexo. Cuando hablamos de “sexo” nos estamos refiriendo a características físico-biológicas.

¡Importante!
La identidad de género no está ligada a la orientación sexual ni a la expresión de género.

 

Identidades de género:

Cisgénero: persona cuya identidad de género se corresponde con el sexo que se le asignó al nacer. El prefijo “cis” es antónimo del prefijo “trans” y el uso de este término permite visibilizar y reconocer una posición privilegiada (sin juzgar el carácter de la persona individual).

Intersex: persona cuyas características sexuales (cromosomas, gónadas, órganos reproductivos y/o genitales) no encuadran dentro de los estándares sexuales masculinos o femeninos.

No binario: persona cuya identidad de género no se encuadra en el binarismo convencional. Algunos ejemplos de identidades no binarias incluyen a demichicas/demichicos y personas de género fluido (cambiante).

Transgénero: persona que no se identifica con el sexo que le fue asignado al nacer. Identificarse como trans es independiente del sexo legal, de la expresión de género y de si se realizaron o no procedimientos quirúrgicos, tratamientos hormonales u otras modificaciones corporales.

Transexual: término en desuso. Persona que no se identifica con el sexo que le fue asignado al nacer y quien, por lo general, aspira a modificar algunas de sus características sexuales a través de tratamientos hormonales y procedimientos quirúrgicos.

Queer: término colectivo para englobar a personas que no se identifican con un género en particular. Originalmente, tenía connotaciones peyorativas, pero a partir de las décadas del 20 y 30 fue apropiado por grupos gays para visibilizar su orientación sexual. Hoy, el término ha adquirido un contenido muy político y vinculado en general a la disidencia sexual.

 

Orientaciones sexuales:

Alosexual: quien siente atracción sexual por otras personas. Es un término colectivo que engloba a todas las orientaciones fuera del espectro asexual.

Asexual: quien no siente atracción de carácter sexual por otras personas. No confundir con el celibato (decisión de no tener sexo). Se trata de un espectro amplio que incluye el rechazo absoluto al sexo, la indiferencia, etc.

Bisexual: quien siente atracción por personas de su mismo género y de otros géneros (no necesariamente todos los géneros).

Demisexual: quien siente atracción sexual a partir de una conexión emocional previa.

Heterosexual: quien siente atracción por personas del género considerado convencionalmente su opuesto.

Homosexual: quien siente atracción por personas de su mismo género.

Pansexual: quien siente atracción por personas sin importar su género.

Polisexual: quien siente atracción por personas de distintos géneros (no necesariamente de su mismo género).

¡Importante!
La orientación sexual puede diferir de la orientación romántica: una persona puede sentir atracción sexual por personas de x género(s) pero, a la vez, sentir atracción romántica por personas otro(s) género(s). Los prefijos conservan el sentido y se reemplaza “-sexual” por “-romántico”.

Este glosario no pretende imponer definiciones fijas y está sujeto a modificaciones.

 


Compiladorxs: Martina Tortonesi y Rocio Sileo.

Fuentes:

– Género, derechos y periodismo: Guía para la cobertura mediática de la identidad de género y la diversidad sexual (FOPEA Y ADC)

– Guía para el tratamiento periodístico responsable de identidades de géneros, orientación sexual e intersexualidad (Defensoría del Público)

 

 

3 comentarios en “Glosario sobre género y sexualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s