Controvertidas sentencias en El Salvador

Las estrictas leyes en contra del aborto que azotan a El Salvador no difieren mucho de las que rigen en algunos países latinoamericanos. El caso de Evelyn Hernández conmueve, así como los tantos similares al suyo que viven día a día las salvadoreñas.

Evelyn no sabía que estaba embarazada. Estudiante de una zona rural, con solo 18 años era constantemente abusada por un pandillero. Parió un 6 de abril en su casa, sin saber que los grandes dolores que sentía eran producto de un embarazo. Su bebé nació muerto y, a partir de ese momento, su vida cambió para siempre.

Producto de las hemorragias perdió el conocimiento, y fue su madre quien la llevó al hospital en busca de ayuda. Pero fue ahí donde llegó la primera acusación. La culparon de haber abortado, y fue condenada a 30 años de prisión por “homicidio agravado en perjuicio de su hijo recién nacido”. La jueza justifica su decisión porque Evelyn “no buscó atención prenatal”.

Según la BBC, distintas ONG cuestionaron el fallo. La sentencia, opinó Alberto Romero (Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto), muestra la fragilidad del sistema judicial, y cómo se juzga en base a prejuicios y a la aplicación de estereotipos de género.

El caso de Evelyn no es el único: se estima que al menos una veintena de mujeres han sido encarceladas por los mismos motivos. Carmen Guadalupe Vásquez Aldana es una de ellas.

A los 17 años, fue violada por un vecino para el que trabajaba como empleada doméstica. Bajo amenaza, no denunció el crimen. En la casa donde trabajaba no le dieron permiso para ir al hospital a parir, y sufriendo entre ruegos por ayuda, tuvo al bebé en su lugar de trabajo.

El bebé murió y recién entonces sus empleadores se dignaron a llevarla al hospital.

BBC sostiene que Vásquez despertó al día siguiente esposada a su cama de hospital, acusada de asesinato. En las semanas posteriores no se le dio la oportunidad de explicar lo ocurrido.

“Los policías me decían, ‘Si esta fuera mi mujer, yo ya le hubiera volado la cabeza’. Criticándome sin saber cómo fue porque no estuvieron conmigo ellos cuando me sucedió lo que me sucedió. Me estaban criticando sin saber”.

Vásquez también fue condenada a 30 años de cárcel por homicidio agravado.

Las leyes que gobiernan son tan estrictas que incluso los médicos deben informar a las autoridades si creen que una mujer ha intentado abortar. Si no denuncian estos casos, ellos también podrían enfrentar largas condenas de cárcel.

De acuerdo con la Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto, 129 mujeres fueron condenadas por delitos relacionados con el aborto entre 2000 y 2011.

Erika Guevara-Rosas de Amnistía Internacional (AI) sostiene que:

“Una mujer que tiene acceso a los recursos financieros para pagar un médico privado no va a ser denunciada por él. Esto es realmente penalizar a las mujeres que son de las comunidades marginadas”.

AI y otras organizaciones sociales presentaron 300 000 firmas el 22 de abril para pedir la despenalización del aborto.

 


Fuentes
BBC Mundo
BBC Mundo

Un comentario en “Controvertidas sentencias en El Salvador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s