#PoesíaVenenosa: Sororidad

No hay comentarios

Algo se quiebra.
Algo, dentro de mí, se rompe.

Siento el ruido.
Crac, hace
y siento cómo duele.

No sana.
Sigue sangrando.

Pasa el tiempo y la cascarita no se forma.

Y justo cuando parece que no se va a curar nunca
aparece una mano

y otra

y después otra más

y todas juntas aprietan,
desinfectan,
presionan,
salvan
aquella herida que ahora es cicatriz.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s