Kenia: brutales ritos de “purificación”

Depender del padre, depender del marido, depender de la familia política, no tener nada, ser marginada e incluso tener riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Todas estas realidades deben atravesar las mujeres en Kenia, África, donde la sociedad tribal y las normas que rigen sus comunidades vulneran una y otra vez sus derechos.

Aunque atraviesan continuamente situaciones difíciles, una de las peores a las que se encuentran expuestas es enviudar. Las mujeres que pierden a sus maridos deben seguir la ardua tradición de encontrarse con un “limpiador” para concretar el ritual de “purificación”.

¿Quiénes son los limpiadores? Hombres que se dedican a tener relaciones sexuales con viudas a cambio de dinero (por montos de hasta 250 dolares), en su mente “haciéndoles un favor”, puesto que si se niegan serán excluidas de la sociedad y podrían sufrir otros abusos.

¿Por qué la purificación? Se busca librar a la viuda del mal espíritu que haya dejado su esposo. La muerte trae mal presagio y se cree que el fallecido puede regresar a rendir cuentas a través de sus parientes cercanos. Así que el sexo permite despedirlo y recuperar así el equilibrio y la seguridad.

Aunque en 2015 esta práctica fue prohibida, se sigue realizando en el país. De hecho, se ve reflejado en los relatos de algunas mujeres como Pamela, una keniata entrevistada por la BBC, que sostiene:

“Dura tres días. Empieza teniendo sexo en el suelo. Hay que quitarse toda la ropa y dejarla en el piso. Después, tienes sexo en la cama. En la mañana hay que quemar la ropa”.

“Te corta el cabello y luego debes cocinarle un pollo para comerlo con él. Finalmente, tienes que limpiar toda la casa. Entonces, los niños pueden regresar”.

“Después de lo que pasó, no he encontrado paz. Desearía no estar con ningún hombre”.

Pamela también cuenta que, al poco tiempo del ritual y en base a ciertos síntomas que comenzó a sentir, descubrió que tenía VIH. Su “limpiador” se había negado a usar protección.

Según el blog Findingnairobiland (en donde se puede encontrar más información sobre el tema), la mayoría de las mujeres dentro de las zonas rurales se ven obligadas a someterse al ritual, pero muchas acceden de forma más o menos voluntaria, por la imposición familiar, el miedo a la impureza de sus propios hijos, la integración social dentro del clan, etc. No existen rituales sexuales para viudos, salvo excepciones aisladas, y desde luego nunca de esta forma. De hecho, ellos pueden volver a casarse con absoluta libertad.

Dentro de las aberraciones y lo triste de las circunstancias, muchas mujeres se unen para contar sus experiencias, sentirse acompañadas y, por sobre todas las cosas, luchar contra la tradición.

mujeres unidas
Grupo de mujeres unidas [Foto BBC].

Fuentes
BBC

Findingnairobiland

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s