Un nuevo cuento

Tu boca pierde dulzura

En los espesos de aquella marca,

Hecha a mano pesada

Con mente oscura.

 

Ahí sigues

Junto a todas tus hermanas,

Metida en el laberinto,

Buscando por los rincones

El alma que tenías antaño.

Un alma que han sesgado

¡Mas no matado!

 

Tu útero llora cada día,

Tus hijos también.

Con ese sabor, vives en las mañanas

Y mueres por la noche.

 

Con los ojos entumecidos

Por la desgracia

Vas tomando fuerzas

Y te acobijan brazos suaves.

 

¡Ya llega! ¡Ya llega tu hora!

Junta las lágrimas,

Que en cada golpe y en cada palabra lastimosa

Su mundo se hace más pequeño

Y pronto llegará su fin.

 

Mujer o niña

Lo mismo da…

Ha salido el sol,

Y trepas como una enredadera

Cubierta de flores en primavera.

 

Abre tus manos,

Que el viento

Ya se lleva aquel tormento.

Desde hoy empiezas a escribir un nuevo cuento.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s