Encuentro sobre Cine y Comunicación: mucho más allá de la pantalla

Bruselas, Bélgica. La mesa redonda centró la atención en la precarización de la industria cinematográfica actual y en la necesidad de que el cine documental como medio de comunicación continúe siendo motor difusor de las diversas realidades e injusticias, como herramienta para el cambio social.

Se llevó a cabo el pasado miércoles 11 de abril y estuvo dividido en dos partes: una primera sección desarrollada durante la mañana en el Parlamento Europeo, y su continuación por la tarde en la Casa de América Latina.

Los ejes temáticos tuvieron que ver con los derechos de los creadores y las audiencias de los trabajadores tanto en la Unión Europea como en América Latina, la precarización de los trabajadores y trabajadoras de la industria, la falta de inversión para la necesaria difusión de las obras realizadas, y la brecha salarial entre hombre y mujeres cineastas.

Entre los oradores y las oradoras latinoamericanos, nos encontramos con:

  • Liliana Mazure, productora audiovisual, política argentina, ex diputada nacional y expresidenta del INCAA;
  • Víctor Hugo Morales, periodista y escritor uruguayo, moderador del evento;
  • Ernesto Lamas, director de Capacitación y Promoción de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual;
  • Miguel Angel Diani, presidente de la Sociedad Argentina de Gestión Colectiva de los Autores, más conocida como ARGENTORES; y
  • Cynthia García, periodista y docente titular de la cátedra de Periodismo en la Universidad Nacional de La Plata.

2018-04-11 22.11.17.jpg

La mayoría de las y los expositores coincidieron en la necesidad de enfatizar la falta de financiación para la puesta en marcha de los rodajes del cine arte y su posterior difusión, a diferencia de lo que ocurre con el cine comercial en todo el mundo.

Nótese que esta problemática cultural no concierne sólo a América Latina, sino que es mundial. La precarización en las diversas áreas de la cultura están a la orden del día, y no es casualidad: son decisiones que forman parte de una política estatal que considera como “gasto público” lo que es en realidad inversión en cultura.

Además, se destacó que ante la puesta al aire de publicidades u otros materiales audiovisuales discriminatorios bajo algún aspecto, la Defensoría del Público está atenta a la penalización, para velar por una comunicación respetuosa y de calidad.

“En el organismo creemos que en una futura ley de comunicaciones convergentes es indispensable que exista una Defensoría de las Audiencias y de los Usuarios de Internet”, sostuvo Ernesto Lamas.

Por su parte, la expresidenta del INCAA, Liliana Mazure, mencionó lo paradójico de que, en la actualidad, las empresas norteamericanas que mayor cantidad de millones cotizan en bolsa son también las mismas que precarizan y que tampoco tienen producciones de calidad.

A ello, se suma la realidad de los trabajadores que terminan siendo “rehenes de los medios masivos”, por ser reproductores de una ideología que muchos quizás no comparten, pero deben acatar para no quedar desempleados.

Otra gran paradoja de la libertad de expresión… ¿Libertad de prensa? No…

Libertad de empresa.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s