Aunque el manicomio se vista de seda, manicomio queda

Cuando una persona es etiquetada con un diagnóstico psiquiátrico, el manicomio es el arma a la que se recurre para recluirla, drogarla o asesinarla.

Un manicomio puede ser un hospital psiquiátrico, público o privado. Cuando son privados, se suelen llamar clínicas psiquiátricas y, recientemente, clínicas especializadas en salud mental. Los nombres de los manicomios siempre suenan lindos. Por ejemplo, nadie pensaría que el “Hospital Alvear” es un manicomio.

 

Imagen relacionada
Hospital de emergencias psiquiátricas Torcuato de Alvear.

Hay todo tipo de manicomios. Un geriátrico es uno, para que los viejos se mueran solos. Una granja de rehabilitación es otro, para castigar a los adictos.

Los hay para varones, para mujeres, para niños y para viejos. ¿Por qué? Porque los manicomios son un gran negocio. Hay manicomios que parecen revolucionarios, que dicen realizar artes terapéuticas, pero mienten: son manicomios, aunque hagan dibujos y expresión corporal.

Los hospitales de día también son manicomios, porque hay personas que pasan toda su vida yendo al hospital de día y nunca se curan de nada. El manicomio rápidamente te hace creer y te convence de que estás enfermo, y logra además que tu familia y tus amigos tengan miedo de vos si no tomas la medicación que te dieron.

Hay manicomios que se esconden como consultorios privados de psiquiatras muy amorosos, pero que te mantienen como cliente durante toda tu vida. Si un día te rebelás contra esos, te mandan a otro manicomio que se llama interconsulta o derivación.

 

Comunidad terapéutica “Carpe Diem”.

No hay manicomios buenos o malos, así como no hay campos de concentración buenos o malos. Los campos de concentración pueden ser para judíos, negros, o indios. Los campos de concentración para personas locas se llaman manicomios.

Hay manicomios que tienen nombre de colonia de vacaciones, como la Colonia Emilio Vidal Abal, ubicada en medio del campo y donde ni siquiera sabemos qué les hacen a las personas locas. Lo que sí sabemos es que, hace más de 35 años, de la Colonia Open Door desapareció la doctora Giubileo después de hablar de irregularidades en el trato a internos, y nunca más volvió a aparecer.

Resultado de imagen para colonia vidal abal
Hospital Emilio Vidal Abal de Oliva, Córdoba.

Hay manicomios que parecen salidos de un cuento de hadas, y son las casas de medio camino, que nunca van a poder ser tu hogar porque en ellas te van a controlar los enfermeros, los psiquiatras, los psicólogos, los trabajadores sociales y los abogados, para ver que estés tomando la medicación.

Manicomio es una persona que encerró a otra en una celda de aislamiento y no la dejó salir. Manicomio es darle drogas psiquiátricas durante muchos años a una persona, hasta que se muera porque sus órganos internos ya no toleran tantas toxinas, fallan y dejan de funcionar. Manicomio es una persona que le da electricidad en la cabeza a otra persona, y que quien recibió esa electricidad haya perdido sus recuerdos y su memoria.

Por esto es importante que, los que podemos, siempre recordemos qué es un manicomio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s