La marea verde

La ciudad de Rosario se viste de verde cada martes. Desde las 14 hs., se puede encontrar en la Plaza San Martín hasta que el sol cae: el gazebo de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Allí se acercan miles de mujeres para obtener información, retirar su pañuelo verde y ayudar en lo que sea necesario. Durante la tarde se proyecta en una pantalla gigante el debate en el Congreso.

En el día de hoy, la convocatoria se realizó en ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) debido al mal tiempo. También se dio lugar a una muestra fotográfica de la Campaña Nacional a lo largo de los años, acompañada por poesía y música.

En este martes gris, las músicas rosarinas sumaron su apoyo a la ley de interrupción voluntaria del embarazo, antes y después de la transmisión en vivo del debate en el Congreso. Entre las artistas se encontraban Flor Croci, Evelina Sanzo, Euge Garralda, Valei, Magdalena Perone, Simo Piancatelli, Rocío Fernández, Majo Clutet, Flor Boccio, Ubuntia, Las Piba’, Neyen Morra, La Celia y muchas más.

Tal como lo hicieron las actrices y las escritoras argentinas la semana pasada, las músicas y las trabajadoras de la industria musical rosarina se sumaron a la Carta Abierta a Diputados/as para visibilizar su apoyo a la Campaña Nacional. Aquellas que aún no lo hubieran hecho, podían firmar la Carta en el lugar.

Los encuentros de cada martes están caracterizados por puestos donde pueden verse pines, calcos, folletos con el proyecto de ley y libros feministas, todos con la consigna del aborto, todos con el clásico logo de la campaña. Además, se dan intervenciones para aquellas que quieran realizar algún dibujo en alusión al tema.

Una de las oradoras que se destacó en el día de hoy fue Viviana Della Siega, referente de la Campaña Nacional de la ciudad.

“En Rosario, se aplica la Guía, emanada por el Ministerio de Salud de la Nación durante la gestión del Ministro Gollán, para los profesionales de la salud ante los casos de abortos no punibles contemplados por la legislación vigente: violación de cualquier mujer (no se requiere denuncia policial), riesgo de vida de la gestante, riesgo de salud de la gestante, entendiendo la salud en su concepción integral, tal cual lo establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), biopsicosocial.

Por otra parte, el uso generalizado de Misoprostol ha disminuido el riesgo en los abortos que se realizan por fuera del sistema de salud”, relató Della Siega a quien escribe.

Durante la tarde, el silencio se hizo eco cuando comenzó hablar Norma Cuevas, la mamá de Ana María Acevedo, víctima de aborto clandestino. Exigió que la iglesia no se meta, exigió que no haya más mujeres muertas como Ana María, y exigió la legalización. Un dolor que se podría haber evitado, un dolor que no debe existir pero continuará si se siguen realizando abortos clandestinos e inseguros.

La joven murió en 2007, cuando tenía 20 años; estaba enferma de cáncer y embarazada, pero el Comité de Bioética del hospital Iturraspe de Santa Fe se negó a practicarle un aborto.

“Que salga la ley sería tener justicia para mi hija”, afirmó Cuevas.

 

El martes pasado, en pleno debate nacional, casi 50 docentes santafesinos que conforman los equipos de Educación Sexual Integral (ESI) de la provincia desde hace casi diez años denunciaron la situación de precarización laboral en que desarrollan sus tareas.

El programa provincial se puso en marcha en 2009, tras sancionarse en 2006 a nivel nacional la ley que creó el Programa Nacional de Educación Sexual Integral, en pos de garantizar el derecho de los estudiantes de todo el sistema educativo a recibir educación sexual integral, tanto en establecimientos públicos como privados de todo el país.

La ley de educación sexual [en la provincia de Santa Fe] no se ha tratado por la oposición de sectores religiosos fundamentalistas que operaron sobre los/as legisladores.

De todos modos, me parece justo señalar que es una de las pocas provincias, si no la única, que ha mantenido el equipo que lleva adelante la ESI, mientras que en la  nación se han desmantelados los equipos”, contó Della Siega.

Los martes se convirtieron en un día especial. No es un día cualquiera, no es solo ir a ver el debate; es acompañar la lucha, es comprometerse para que el aborto sea ley. Sigamos la lucha en las calles, en el trabajo y en todas partes, levantemos el pañuelo verde. No podemos darle la espalda a las pibas que se mueren.

Como cada 8M, como cada 25 de noviembre, como cada Encuentro de Mujeres, como cada martes verde, sigamos luchando por nuestros derechos. Sigamos con esta marea verde que llegó para quedarse.

 

                            

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s