#CicloOrgulloLGBTIA+: identidad bi

Junio es el mes internacional del orgullo LGBTIA+, en conmemoración de los disturbios ocurridos en el bar Stonewall Inn, ubicado en Nueva York, el 28 de junio de 1969. Esa noche plantó la semilla de la revolución y marcó el comienzo de una nueva era de lucha por la igualdad y los derechos de las identidades disidentes.

Para celebrarnos en nuestra diversidad, Escritura Feminista dedicará las ediciones de género y sexualidad de este mes al reconocimiento de los distintos eslabones que componen a la comunidad queer en Argentina y el mundo.


La letra B

La bisexualidad y el biromanticismo son dos de las identidades más antiguas de la sigla. Se definen como «la atracción hacia personas tanto del mismo género como de otros distintos al propio».

Se consideran ya arcaicas las definiciones que postulaban la identificación bi como referencia al dualismo de género hombre-mujer; la descripción se reformuló a partir de la apertura de la civilización hegemónica occidental al reconocimiento de géneros no binarios.

La comunidad bi enfrenta problemáticas muy particulares. Además del rechazo general que pueden percibir todas las personas de identidades disidentes, quienes se identifican como bisexuales o birromántiques son el blanco de la bifobia arraigada en distintos mitos que giran en torno a esta identidad.

El más frecuente indica que les bi “están confundides” o que “todavía no se decidieron”.

«Una vez, mi vieja vio en un cuaderno mío que yo contaba que me gustaba una chica. Me acuerdo que me retaron y me dijeron cosas horribles. Del tema no se habló más y todo quedó como si no hubiese pasado nunca, (…) quizá habrán pensado que era una “fase” pero no es así». Ana, 16 años, para Escritura Feminista.

Además, es una de las orientaciones más hipersexualizadas. Es creencia popular que les bi son las parejas más infieles, aunque no existe ningún estudio empírico que arroje tales conclusiones. Muchas representaciones en los medios muestran a personajes bi como personas de libido incontrolable, y contribuyen a sostener el prejuicio de que ser bisexual equivale estrictamente a ser promiscuo o polígamo.

«Cuando le dije a mi primer novio que era bisexual, lo primero que me preguntó fue si “me copaba para hacer un trío con otra mina”. Pensé que lo decía en joda, pero me siguió insistiendo hasta el día que cortamos». Majo, 28 años, para Escritura Feminista.

La bifobia a menudo se superpone con la heteronormatividad, la homofobia y la cosificación de la mujer. Frases que resuenan desde los pasillos de la escuela hasta los sillones de cualquier programa de chimentos afirman que “las mujeres que se dicen bi solo quieren llamar la atención para calentar a los varones, y los hombres supuestamente bi son gays que no se animan a salir del clóset”.

«A los 16 o 17 años, un compañero del club me agarró besándome con un pibe en un boliche. Para el siguiente entrenamiento, me esperaron con dibujitos de arcoíris y unicornios llenos de rosa y brillitos, y alguien (nunca supe quién fue) imprimió una foto mía y la escribió toda con frases tipo “putazo”, “Alan se la come”, y más. Después, si me veían con una mina, se reían y le gritaban a ella que “me volviera machito otra vez” o que no perdiera el tiempo conmigo porque yo “era puto”». Alan, 23 años, para Escritura Feminista.

Celebridades muy famosas se han declarado bisexuales, como Angelina Jolie, David Bowie, Ellen Page y Billie Joe Armstrong, y muchas utilizan sus plataformas para visibilizar esta identidad y combatir la bifobia, como la actriz Stephanie Beatriz (artículo en inglés).

La literatura, la televisión, los cómics y el cine también cuentan con personajes representativos: desde Clarke Griffin (The 100) hasta John Constantine (Hellblazer), sin olvidar a Lisbeth Salander (Saga Millennium) y, más destacable aún por tratarse de una obra orientada a público infantil, Korra (La leyenda de Korra).

El Día Internacional de la Bisexualidad se celebra el 23 de septiembre, y los colores representativos de la bandera bi son el magenta, el púrpura y el azul.


 

2 comentarios en “#CicloOrgulloLGBTIA+: identidad bi

  1. Hola:

    Me llamo María Vila Rebolo. Acabo de publicar dos libros y me encantaría que los conocieseis porque tienen la particularidad de estar escritos EN FEMENINO. Son los únicos libros que conozco ESCRITOS EN FEMENINO, aludiendo a “personas”, para evitar las diferencias de género. Aunque sólo sea por este motivo, creo que merece la alegría leerlos o echarles un vistazo.

    El primero, de Microrrelatos para Reír y Soñar: Potros Salvajes y Mujeres Bailando entre Flores, ya está a la venta en: https://mareaescribana.wordpress.com/

    Algunos de estos relatos son misteriosos, otros parecen una bofetada de realidad o nos invitan a soñar con mundos mejores, y otros anhelan haceros reír. Tienen influencias de Eduardo Galeano y del realismo mágico. Todos los personajes están tomando decisiones importantes en sus vidas.

    La segunda obra se titula “Valiente. Poesía Mágica” y es un poemario para atraverse a ser valiente.

    Esperando sus noticias.
    Gracias, salud y paz.
    mareaescribana@gmail.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s