La (no) primera dama de México

Después de una jornada electoral atípica, México dio un cambio de timón en el camino político que venía transitando. El Partido Revolucionario Institucional (PRI), histórico y asentado conductor del país, sufrió una gran derrota en los comicios (a última había sido en el año 2000) por la coalición de izquierda “Juntos Haremos Historia” con Andrés López Obrador a la cabeza.

Este nuevo panorama asoma varios escenarios tanto en la coyuntura política como social. Primero, porque hay un giro radical en lo que refiere a los vínculos electorales y gubernamentales dado que la coalición logró reunir a la extrema izquierda y a la extrema derecha mexicana como así también el planteo y aceptación de un modelo de país opuesto al que había.

Por otro lado, la sociedad se ha mostrado sumamente interesada en estas elecciones donde la concurrencia a los comicios fue elevada en comparación con años anteriores, y abierta a que México incursionara en nuevos rumbos.

Quien gobernará por los próximos cuatro años es Andrés Lopez Obrador, un politólogo y escritor mexicano postulado en dos ocasiones a la presidencia, que busca una transformación desde el llano en lo que respecta a cuestiones de corrupción y manejos del estado.

Afortunadamente estos cambios tienen un respaldo y una fuerte puja de parte de Beatriz Gutiérrez Muller, la esposa del recién electo presidente. Periodista y magíster en Letras, Gutiérrez Muller ha sabido cultivar y asentar su figura de referente política en un universo social y político de legado machista con el que pretende llevar adelante una transformación profunda que empezó a gestar en sus discursos de campaña.

Desinteresada por la actividad política y sin ningún interés de ocupar un cargo público, según sus palabras, la periodista y escritora plantó una semilla de duda al querer darle fin a la idea y concepto de la figura de primera dama.

“En México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda; tampoco queremos que haya hombres de primera ni de segunda, en México hay mujeres, en México hay hombres, con todo respeto a las mujeres que han actuado antes con este papel, decir primera dama es algo clasista, todas somos mujeres, todas hacemos algo importante”.

Es así que pone sobre la mesa y abre el juego a la deconstrucción de un protocolo en el que la esposa de un presidente se convierte, automáticamente, en una especie de referente impuesta (que debe cumplir ciertas normas porque no puede ejercer las propias) para las mujeres del país.

“Esto que digo tiene un fundamento también legal, en México el artículo 80 de la Constitución señala que el Poder Ejecutivo recae en una persona, de modo que el poder presidencial no debe ser de una familia ni de un matrimonio, la compañera de un presidente debe participar en todo lo que pueda hasta un límite, eso es ser una compañera, un compañero;  no hablo para nada de una esposa que se convierte en una sombra complaciente o dócil ante un sistema que perpetúa las desigualdades”

También llama a discutir y distanciar a la figura presidencial, de carácter unipersonal, del entorno familiar ya que la asociación de les presidentes con sus compañeres y familia toman dimensiones desconocidas al divulgarse cuestiones de la vida privada o al quedar vinculados en aspectos políticos o como si tuvieran que hacerse cargo del país tanto como quien lo vaya a presidir.

Existen muchos casos de parejas y/o familias ligadas a la política pero no es este el caso de Beatriz Gutiérrez Muller quien, con la palabra como bastión, busca cuestionar y deconstruir (quizá sin quererlo tácitamente) un México quieto y callado que en estas elecciones mostró sus ganas de mirar con otros ojos al mundo.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s