Se aprobó la #LeyJustina

El pasado miércoles 4 de julio, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la Ley Justina, dando así un gran paso en lo que a donación de órganos refiere.

La Ley Justina nació luego de la gran llegada del caso de Justina Lo Cane, una niña de 12 años que falleció en noviembre de 2017 tras cuatro meses a la espera de un corazón para poder ser trasplantada. 

481382.jpg
La familia Lo Cane

Su padres se pusieron al hombro la lucha desde el primer momento, desde la gran campaña de concientización durante los meses de espera de su hija como los posteriores, cuando junto con el INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) comenzaron a trabajar en esta ley que logró su aprobación en Diputados por unanimidad. La ley ya había conseguido la media sanción en el Senado en mayo de este año.

DhSsiL-W4AMOhcD

Esta nueva ley, modifica el antiguo régimen de registro de donantes. Desde ahora, toda persona mayor de 18 años (salvo expresa constancia de lo contrario) será donante de órganos. Esto implica un gran avance, ya que el procedimiento era a la inversa: solo eran donantes quienes dejaban constancia de ello.

La necesidad de registrarse en una base de datos para poder ser donante, era una traba para muchas personas. Sin esa constancia, por más de que la persona en vida hubiese manifestado su deseo de donar órganos, su familia era la que tenía la última palabra tras su fallecimiento.

El INCUCAI ahora deberá establecer las normas bajo las cuales se implementará esta ley.

El rechazo a la ley

Como ocurre cada vez que se aprueba una ley de estas características, la negativa de la sociedad no se hizo esperar.

Estuvo circulando un comunicado del SAT (Sociedad Argentina de Transplantes) que manifestaba su desacuerdo con la aprobación de esta ley.

“Sin embargo, la motivación más profunda de este proyecto de modificación pretende ir a la figura de un donante presunto “duro”, aboliendo toda instancia de consulta familiar para el respeto de la voluntad del fallecido. Como si fueran las familias los únicos responsables de la escasez de donantes” – SAT

Su crítica es la supuesta “dureza” de esta ley a la hora de consultar a las familias y aconseja consultar a profesionales de España, Francia y Croacia donde existe esta misma ley de donantes presuntos, pero en la cual las familias siguen teniendo parte en la decisión final y tienen una alta tasa de transplantes efectivos.

Si bien esta es una crítica con fundamentos y que viene desde un sector con conocimiento en el tema, en las redes sociales no tardaron en aparecer quienes, casualmente (o no) coinciden con la postura de defender “las dos vidas” cuando se trata de aborto.

Este grupo, que está dispuesto a legislar sobre la vida de las personas gestantes, expresando su clara intención de obligarles a transitar embarazos no deseados, cuando se trata de la donación de órganos, consideran que está mal decidir sobre el cuerpo de alguien más. Incluso, han llegado a esgrimir el argumento que ellos mismos critican: “mi cuerpo, mi decisión”. 

Si bien la ley plantea que todo mayor de 18 es donante, no es algo obligatorio. Quien desee no ser donante, puede ingresar en la web de INCUCAI y dejar constancia, tal y como se venía haciendo desde hace tiempo.


Fuentes:
El Tiempo de San Juan
Cámara de Diputados
Sociedad Argentina de Trasplantes
Argentina

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s