Día del Orgasmo Femenino: 20% de las mujeres argentinas son anorgásmicas

El 8 de agosto fue el Día del Orgasmo Femenino. Según un relevamiento realizado en conjunto por Erotique Pink y la Sociedad Argentina sobre Sexualidad Humana, el 20% de las mujeres argentinas son anorgásmicas. 

Este día comenzó a celebrarse tras una iniciativa que surgió en Brasil en el año 2006. José Arimateia Dantas Lacerda, concejal de la localidad de Esperantina, impulsó la celebración para poder hablar de sexualidad femenina sin tabúes. Esta iniciativa se replicó a lo largo del mundo y se instauró como Día Internacional del Orgasmo Femenino.

Este año, la Sociedad Argentina sobre Sexualidad Humana junto a Erotique Pink (un sex shop online dirigido a mujeres) hizo un sondeo que reveló que el 20% de las mujeres argentinas son anorgásmicas. 

La anorgasmia es la incapacidad o la dificultad para llegar a un orgasmo. Las causas de esta disfunción sexual son muy diversas, pero se estima que en casi un 90% se deben a razones psicológicas y no fisiológicas.

Según Silvia Valente, presidenta de la SASH, la anorgasmia se debe a que “la mujer se ubica en un rol de espectadora, (…) su atención está en el otro y no en ella”.

El sondeo, que se realizó entre 500 mujeres de 18 a 60 años, reveló también que solo un 37% de las mujeres encuestadas admitieron tener un alto interés sexual.

A pesar de la lucha para eliminar el tabú sobre la sexualidad femenina, aún se pone a la mujer (en las relaciones heterosexuales) en el lugar de quien debe dar placer y no de quien lo recibe. En la gran mayoría de los casos, las relaciones sexuales heterosexuales se dan por terminadas cuando el hombre eyacula. La penetración ocupa el rol central y otras prácticas se ubican como una parte “previa” a la relación sexual y no como parte esencial de la misma.

Es así que usualmente se ignora la existencia del clítoris, un órgano cuya única función es la de provocar placer. No es solo ignorado en cuanto a su anatomía y dónde se ubica: aún sabiendo todo eso, su estimulación suele quedar ubicada en un segundo plano.

Según un estudio de la Universidad de Kansas de Estados Unidos y el National Health and Social Life Survey, tan solo un 28% de las mujeres logran el orgasmo vaginal (a través de la penetración y sin otro tipo de estimulación).

“Las mujeres, en el plano sexual, cargan con la mochila del pasado. Un pasado en el que su disfrute se encontraba oculto y en el que las relaciones estaban dadas por y para la reproducción, por lo cual cuando el hombre llegaba al clímax se daba por finalizado el encuentro”, analiza Francesca Gnecchi de Erotique Pink

El tabú instalado sobre el placer femenino hace que las mujeres teman explorar su sexualidad y nuevas prácticas que puedan llevarlas a conseguir mayor placer. Al día de hoy, la masturbación femenina sigue siendo un tema que sonroja a muchas mujeres a la hora de ser abordado, a diferencia de la masturbación masculina que irrumpe en la vida de los adolescentes y se transforma en un tema común en las charlas que mantienen.

La masturbación femenina es una de las grandes herramientas que tenemos no solo para explorar el placer sino para conocer nuestra propia anatomía, que muchas veces ignoramos. Al conocernos a nosotras mismas, podemos disfrutar de una sexualidad más plena y comunicarle a nuestra pareja sexual nuestros gustos.

En un contexto donde la sexualidad se sigue viendo como un mero acto para propiciar la reproducción, se cuela el rechazo a la legalización del aborto. Este pensamiento que busca que las mujeres lleven a término un embarazo no deseado producto de una relación sexual consentida podría interpretarse como un castigo al disfrute de la mujer.

“Si abriste las piernas, bancatelá” es una de las frases que suelen leerse por parte de quienes apoyan el rechazo a la legalización. Porque la mujer no debería disfrutar de sus relaciones y solo debería mantenerlas persiguiendo un único fin: ser madre.

Con el avance del movimiento feminista y la visibilización del placer femenino, esperamos que se logre sacar de una vez por todas el tabú y que las mujeres podamos hablar y disfrutar de la sexualidad sin culpas ni vergüenza, conocernos a nosotras mismas, nuestros cuerpos, y entender que no somos un juguete sexual y merecemos parejas sexuales que estén dispuestas a darle a nuestro placer el lugar que merece.

 


Fuentes:
ABC
SASH
Infobae
Sputnik News
El Mostrador
RRP Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s