Aborto: despenalizar no es legalizar

Después del rechazo en el Senado al proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), el gobierno nacional anunció que se tratará en el Congreso una reforma al Código Penal con el objetivo de despenalizar el aborto.


El próximo 21 de agosto, el Poder Ejecutivo presentará un anteproyecto de reforma del Código Penal que incluye la figura de “persona por nacer”, mantiene la penalización a los médicos y establece la posibilidad de eximir de penas a las mujeres, siempre sujeta a la decisión de un juez. El texto aún puede recibir modificaciones.

Junto a esta propuesta, el Jefe de Gabinete Marcos Peña anunció la implementación del Plan Nacional de Prevención del Embarazo Adolescente No Intencional, que incluye el trabajo conjunto de los Ministerios de Salud, Desarrollo Social y Educación, y que había comenzado a desarrollarse en el año 2007.

El plan, según el presidente Mauricio Macri, ya se aplica en las provincias del norte del país y en seis localidades de la provincia de Buenos Aires. El objetivo es reforzar la educación sexual y suministrar anticonceptivos.

De esta manera, se buscará saldar dos de las tres demandas que sostiene la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito: educación sexual para decidir y anticonceptivos para no abortar. La tercera instancia, “aborto legal para no morir”, rechazada en el Senado, intentará subsanarse con una reforma insuficiente.

Vigilia_en_el_Congreso_de_Argentina_10
Juan Diez, Vigilia en el Congreso de Argentina 10, CC BY-SA 4.0

Cambiar para que nada cambie

Según el anteproyecto, la pena a la mujer –no habla de “personas gestantes”– que causara su propio aborto, que en la actualidad va de 1 a 4 años de prisión, se reduciría de 1 a 3 años y podría quedar en suspenso o ser la mujer eximida de ella, de acuerdo a la decisión del juez a cargo.

Asimismo, se mantienen las dos causales de aborto no punibles previstas en el actual Código Penal (riesgo para la vida o salud de la mujer y embarazo producto de violación) y se hace extensivo el concepto de salud a casos de riesgo para la salud mental de la mujer, conforme a los estándares de la OMS.

La reforma además incluye la figura de “persona por nacer” y establece penas de 1 a 4 años de prisión a quienes le causen lesiones, aunque exceptúa de este tipo penal a la mujer embarazada.

De aprobarse el anteproyecto, los abortos seguirán produciéndose bajo un manto de clandestinidad, ya que los profesionales de la salud continuarán siendo penados, las personas gestantes deberán someterse a la decisión arbitraria de un juez que decidirá si cometieron o no un delito, y las instituciones de salud no estarán obligadas a practicar interrupciones de embarazos.

A su vez, la supuesta despenalización mantiene un sesgo de clase, porque quien no pueda pagarse un aborto correrá más riesgos, tal como sucede en la actualidad. Lejos de la propuesta del gobierno queda el cántico que millones de mujeres hicieron retumbar en los alrededores del Congreso el pasado 8A: “Aborto legal en el hospital”.

 


*Imagen de portada: Lara Va, Pañuelazo por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito – Santa Fe – Santa Fe – Argentina – Hospital – Iturraspe – LaraVa 02, CC BY-SA 4.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s