W20: mucho ruido y pocas nueces

Esta semana se realizó en el CCK la cumbre del W20, que nos dejó sabor a poco y muchas preguntas: ¿qué es el G20? ¿Cuál es su relación con el W20? ¿Qué agenda de género trabajan? Les dejamos un breve punteo con los datos principales.


Letras y números: del G20 al W20

El G20 es una cumbre de jefes de Estado y de gobierno cuyo objetivo consiste en diseñar soluciones que puedan resolver los desafíos económicos y políticos del mundo. Compuesta por 19 países más la Unión Europea, este año está presidida por Argentina. Las temáticas a tratar incluyen finanzas, agricultura, anticorrupción, comercio e inversiones, educación, empleo, salud y sustentabilidad ambiental, entre otras.

El sitio web oficial destaca:

«El G20 busca enriquecer el contenido de sus diálogos fomentando la participación de la sociedad civil a través de los grupos de afinidad. Cada uno de ellos se enfoca en un tema de importancia global y se reúne de manera independiente a lo largo del año» (G20).

Uno de los grupos de afinidad es Women 20 (W20), una red transnacional que reúne a mujeres líderes de la sociedad civil con el objetivo de influir en las políticas públicas destinadas a incrementar la participación de la mujer en las economías y las sociedades de sus países (W20 Argentina).

El encuentro que se realizó los días 2 y 3 de octubre incluyó una serie de paneles sobre los 4 ejes de trabajo que propuso Argentina: inclusión laboral, inclusión financiera, inclusión digital de las mujeres y desarrollo de mujeres rurales.

w20final

Sabor a poco: las críticas

El Observatorio de Defensoras de Derechos Humanos de las Mujeres para el G20 denunció que no participaron en la organización ni decisión del programa y que las personas integrantes de los paneles representaban miradas corporativas y empresariales con una visión restrictiva y parcial de los derechos de las mujeres.

Además, destacaron que los Estados deben garantizar los derechos humanos de las mujeres desde un enfoque interseccional que incluya:

«(…) promover la corresponsabilidad en el cuidado y el trabajo no remunerado; el derecho a vidas libres de violencias; el acceso a la tierra y al trabajo decente según estándares de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); el acceso pleno a sus derechos sexuales y reproductivos; y el acceso universal a la seguridad social, entre otros temas» (ELA).

Asimismo, diversas agrupaciones feministas elaboraron un comunicado conjunto en el que denunciaron las políticas de ajuste que profundizan las relaciones asimétricas entre mujeres y varones:

«Entendemos que el empoderamiento de las mujeres no podrá darse de manera aislada, sino que sólo será posible en el marco de un modelo económico verdaderamente inclusivo, ausente hoy en la mayor parte de las naciones del G20» (Economía Femini(s)ta).

Mientras el W20 no tenga en cuenta las causas estructurales que reproducen la desigualdad de las mujeres, la cumbre no será más que una puesta en escena.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s