Día Internacional de la Niña

Hace ya siete años, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que cada 11 de octubre sería el Día Internacional de la Niña. ¿Por qué? ¿Por qué, además del Día de la Niñez, existe un día específico para ellas? Porque los números hablan por sí solos.

Los días internacionales sirven para sensibilizar, concienciar y llamar la atención de la opinión pública ante un problema sin resolver; en este caso, los alarmantes datos sobre la vida de las más jóvenes:

  • Educación: 31 millones de niñas en edad de cursar estudios de primaria se encuentran sin escolarizar en el mundo y se calcula que unos 17 millones de esas niñas no podrán asistir nunca a la escuela. Las niñas que viven en zonas de conflicto bélico tienen un 90 por ciento más de posibilidades de no ir a la escuela secundaria en comparación a las niñas que viven en países en paz. En Nigeria, son casi cinco millones y medio sin escolarizar; en Pakistán, más de tres millones; y en Etiopía, más de un millón. 
  • Mutilación genital: más de 30 millones de niñas corren el riesgo de sufrirla en los próximos 10 años. La mayoría de esas niñas son sometidas a la mutilación genital antes de cumplir los 5 años de vida.
  • Matrimonio infantil: cada siete segundos, una niña menor de 15 años es obligada a casarse en algún lugar del mundo. Más de 750 millones de mujeres en el mundo se han casado antes de cumplir los 18 años. Níger, Chad, República Centroafricana, Malí y Somalía se ubican entre los lugares con peores tasas de matrimonio infantil, embarazo adolescente o mortalidad materna. Tan sólo este año, 12 millones de niñas menores de 18 años contraerán matrimonio y 21 millones de niñas de entre 15 y 19 años quedarán embarazadas en las regiones en desarrollo.
  • Violencia basada en género y prácticas dañinas: alrededor de 2.6 billones de niñas y mujeres viven en países donde la violación en el matrimonio no se prohíbe expresamente. La violencia física, sexual y psicológica basada en género puede tener lugar en el hogar, la escuela o dentro de las comunidades, y tiene sus raíces en la discriminación y la exclusión. Se calcula que las niñas menores de 16 años son víctimas de la mitad de las agresiones sexuales.
  • Mortalidad materna: es la segunda causa principal de muerte en niñas y adolescentes de 15 a 19 años de edad (después del suicidio). Se estima que 70 000 niñas adolescentes mueren cada año debido a complicaciones durante el embarazo o el parto. Cada año, 2.5 millones de niñas menores de 16 años dan a luz.
  • Exclusión económica: cuando los recursos del hogar son limitados, las normas sociales en muchos lugares dictan que los varones deben ser priorizados, dejando a las niñas con escasas oportunidades para la educación y en situación de riesgo de mala salud y nutrición.
  • Trata y esclavitud: de las 21 millones de víctimas de trabajo forzoso en todo el mundo, poco más de un cuarto (26%) son niños. Las niñas se ven desproporcionadamente afectadas, sobre todo por la explotación sexual forzada.

En este día, se busca destacar la necesidad de invertir y sensibilizar a los gobiernos y los estados para que actúen en pos de reducir estos números, y promover y proteger los derechos humanos de estas niñas.

El lema de este año es «Con ella: una fuerza femenina capacitada». El foco está puesto  en las dificultades que obstaculizan su educación, formación e ingreso en el mercado laboral. Por los problemas mencionados, tienen menor acceso a las tecnologías de la información y la comunicación , además de otros recursos como Internet.

Captura.PNG

Solo el 48,5% cuenta con un trabajo remunerado a nivel mundial, mientras que el porcentaje de los hombres es del 75. Apenas el 22% accede a un alto cargo, advierte el último informe de la Organización Internacional del Trabajo, y la brecha salarial se sitúa en el 20%.

En Latinoamérica, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), por cada 100 hombres que viven bajo esa condición, hay 118 mujeres y un tercio de ellas no logran generar ingresos propios. A esto se lo denomina “feminización de la pobreza”.

El objetivo principal de este día es resaltar y reconocer las desigualdades que se sufren desde la base, desde la niñez, y cómo marcan el futuro de cada niña, al tiempo que destacar el trabajo de aquellas que han logrado superar estos obstáculos.

La joven activista, estudiante y premio Nobel de la Paz, Malala, quien lucha por la educación y los derechos de lxs niñxs, nos interpela: «Es imposible que prosperemos cuando la mitad se queda atrás».

 


Fuente: ONU Mujeres, El Tiempo

Foto: @puntoroj0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s