Violencia política contra las mujeres

Las mujeres en política también han sufrido –a lo largo de la historia y en silencio– la violencia machista. Su irrupción en la vida pública y en la toma de decisiones ha amenazado los espacios ocupados tradicionalmente por los hombres. ¿Qué tipos de violencia sufren las mujeres que hacen política? El informe de ELA arroja luz sobre un problema poco explorado.

El miedo a la mujer sin miedo

El Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) presentó un informe titulado Violencia política contra las mujeres en Argentina – Experiencias en primera persona. En este, da cuenta de los obstáculos que impiden la plena participación femenina en la toma de decisiones, además de los distintos tipos de violencia refuerzan los roles tradicionales de género.

El informe, que presenta «los primeros datos empíricos sobre la dimensión del problema» dentro del Poder Legislativo, se alinea con la definición de violencia política establecida por la Organización de Estados Americanos (OEA) en la Ley Modelo Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la Violencia contra las Mujeres en la Vida Política:

«(…) cualquier acción, conducta u omisión, realizada de forma directa o a través de terceros que, basada en su género, cause daño o sufrimiento a una o a varias mujeres, y que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de sus derechos políticos. La violencia contra las mujeres en la vida política puede incluir, entre otras, violencia física, sexual, psicológica, moral, económica o simbólica» (Art.3).

Preguntas con respuestas

Durante la investigación, se realizaron entrevistas en profundidad a legisladoras de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del Congreso de la Nación. Se las interrogó sobre sus trayectorias políticas, los obstáculos identificados en la participación y la existencia o no de situaciones de violencia política. En una segunda etapa, se implementó un cuestionario de 30 preguntas cerradas a 45 legisladoras porteñas y nacionales que representan a partidos de todo el escenario político.

Los resultados fueron los siguientes:

  • 8 de cada 10 encuestadas afirmaron haber vivido situaciones de violencia de género a lo largo de sus carreras políticas;
  • Los dos tipos de violencias más frecuentes fueron la psicológica (50%) y la simbólica (28%);
  • El 64% de las entrevistadas fueron amenazadas o intimidadas durante el ejercicio de sus funciones políticas; al 58% le impidieron que asistiera a reuniones importantes o en las que se tomasen decisiones relevantes; el 53% vio restringido el uso de la palabra en reuniones o sesiones; el 27% ha percibido un ingreso salarial menor por su condición de género;
  • Entre los factores que actúan como obstáculos para la participación de las mujeres en política, se mencionaron las responsabilidades familiares (91%) y la cultura dominante y su concepción del rol de las mujeres en la sociedad (89%);
  • El 63% de las encuestadas señaló que las agresiones fueron cometidas por varones;
  • Respecto del lugar en el que se produjeron las agresiones, los más mencionados fueron Internet (62%), la sede o alguna actividad del partido (44%) y el recinto (40%).

En 2016 se presentó en el Senado de la Nación un proyecto para reconocer la violencia política contra las mujeres dentro de la Ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres. Esta iniciativa perdió estado parlamentario y fue presentada nuevamente en 2018.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*Imágenes e infografías de ELA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s