No es consentimiento

Durante esta semana, las redes sociales se vieron inundadas de fotografías de tangas en respuesta a un caso de abuso sexual informado el 6 de noviembre por Irish Examiner: una joven irlandesa de 17 años reportó haber sido abusada sexualmente en un callejón de Cork, ciudad de la República de Irlanda.

El acusado, un hombre de 27 años, sostuvo que fueron relaciones sexuales consentidas, y su abogada, Elizabeth O’Connell, solicitó durante el juicio que se tuviera en cuenta la forma en la que la víctima estaba vestida, ya que llevaba una tanga de encaje. La justicia falló a favor del abusador, quien fue absuelto de los cargos, culpabilizando así una vez más a la mujer.

Tras un voto unánime del jurado, compuesto por ocho varones y cuatro mujeres, fue declarado inocente en base a un testimonio del acusado que indicaba que cuando la joven le pidió que se detuviera, él lo hizo.

Sin embargo, la adolescente tiene otra versión de los hechos. Según Diario de Cuyo, la cuestión giró en torno al consentimiento. La joven le dijo al hombre: «Me violaste», mientras que él contestó: «No, solo tuvimos sexo». Ella tiene bastante claro que no dio su consentimiento, nunca antes había tenido relaciones sexuales.

La campaña de apoyo se inició luego de que los hechos se volvieran públicos. Circula con el hashtag #ThisIsNotConsent («No es consentimiento»), que manifiesta lo aberrante de que la ropa interior de la joven haya sido considerada como un argumento para absolver al abusador sexual. Cientos de mujeres se mostraron a favor de la adolescente a través de Twitter, como la usuaria @Samana1988 que sostuvo:

«Estoy del lado de la joven de 17 años en la causa por violación en Cork. Te creo. #ThisIsNotConsent #IBelieveHer. Sí, es bonita [la tanga]. No, no quiero tener sexo. La uso para mí, para nadie más».

bbc
Foto BBC.

La parlamentaria Ruth Coppinger mostró una tanga de encaje en el parlamento, con la intención de crear conciencia sobre la culpabilización de las víctimas de agresiones sexuales. Afirmó que debería haber capacitaciones obligatorias para los jueces y para los miembros del jurado, y además invitó a participar a la gente en las manifestaciones.

Según Irish Examiner, sostuvo:

«O el poder judicial cree los mitos de violación, en cuyo caso debería verse obligado a recibir educación, o los abogados los están utilizando para introducir estereotipos sexistas que, como saben, resuenan en la sociedad y en los jurados. Sospecho que este último es el caso».

«La ropa, el bronceado falso e incluso la anticoncepción se han utilizado recientemente para desacreditar a las mujeres que tuvieron la valentía de ir a los tribunales».

Noeline Blackwell, directora del Dublin Rape Crisis Center (centro de atención para casos de violencia sexual de Dublín), no se mostró sorprendida por la importancia que adquirió la ropa interior de la adolescente.

«La referencia a la ropa interior y la inferencia de que el jurado fuera invitado a pensar que, debido a que estaba vestida de esa manera, estaba “pidiendo” sexo, no nos sorprende. Acompañamos a la gente a los Tribunales y todo el tiempo vemos estereotipos de violación utilizados para desacreditar denunciantes».


Fuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s