#Reseña Beautiful Boy, ¿y si mañana te toca a vos?

Reseña colaboración por Micaela Gallo


Beautiful Boy

Dirección: Felix Van Groeningen.

Reparto: Steve Carell, Timothée Chalamet, Maura Tierney.
Género: drama.
Duración min.
Origen: Estados Unidos.

La primera vez que escuché hablar de la metanfetamina fue durante el furor de la serie Breaking Bad, y durante varios años no tuve que volver a pensar en ella. No conozco a nadie que la consuma y en Argentina no es de las drogas más populares, así que asumí que no había razón por la cual preocuparme.

Sin embargo, hoy vuelvo a encontrarme con ella bajo el nombre de speed, aunque esta vez como protagonista de la historia de David y Nic Sheff en la película Beautiful Boy.

Según David Sheff (interpretado por Carell), «preocuparse por un adicto es tan complejo, estresante y debilitante como la adicción en sí misma» y esto es lo que la película intenta ilustrar en sus dos horas de duración.

Entre escenas de llanto desconsolado y múltiples idas a rehabilitación, seguimos el drama al que se enfrenta la familia de Nic (interpretado por Chalamet), adicto a la metanfetamina durante más de seis años, cuando tiene que acompañarlo en el proceso de rehabilitación. El filme apunta a correr el foco del adicto para ponerlo en la familia, que suele sufrir los daños colaterales de esta enfermedad.

 

beautiful boy 1

En líneas generales, la película está bien. No es necesariamente mala, pero tampoco es extraordinaria. Es una historia con un indudable potencial, ya que está basada en hechos reales y toma como base dos libros que relatan las memorias de Nic y David Sheff, pero su ejecución resulta confusa, desprolija y desordenada.

Si bien se deja ver perfectamente si se le presta atención y se logra disfrutar por momentos, es difícil terminar de adentrarse en lo que nos están contando por la constante falta de conexidad que se siente a lo largo de toda la obra. Muchos de los problemas que afronta Beautiful Boy se dan a nivel guion y en errores que se traslucen en el montaje.

Lo que de verdad se destaca en la cinta son las interpretaciones extraordinarias, en especial la de Timothée Chalamet. Si ya nos había dejado con la boca abierta en Call Me By Your Name, en Beautiful Boy termina de posicionarse como uno de los actores más talentosos y con mayor futuro de la nueva generación de Hollywood. Aunque haya quedado fuera de las nominaciones a los Premios Óscar, su trabajo en este filme es maravilloso y continúa aportando esa autenticidad, profundidad y visceralidad que vuelve memorables a sus personajes. Si bien Steve Carell también está correcto y se luce, las ovaciones se las lleva Chalamet y nos convence de que si hay alguien a quien no debemos perderle el rastro, es a él.

beautiful boy 4

A pesar de que la realización es un poco atropellada, la película triunfa en un aspecto que merece ser reconocido: pone sobre la mesa la charla sobre la drogadicción. Lejos de reforzar el estereotipo del drogadicto como una persona que vive en la marginalidad, nos presentan a un chico de dieciocho años que podés ser vos, yo o tu mejor amigo, porque la droga no discrimina.

Nic Sheff lo tenía todo: era de clase media, tenía pasión por leer y escribir y una familia contenedora, pero igual se vio atrapado por la metanfetamina. Hay sectores que son indudablemente más vulnerables, pero la droga es un mal que amenaza en silencio y del cual no podemos escapar: está ahí, a la vuelta de la esquina esperando que alguien le abra alguna puerta para poder entrar. Estamos frente a una epidemia y ninguna familia está exenta de ser una potencial víctima de este fantasma.

Beautiful Boy puede no terminar de funcionar como película, pero sirve para que hablemos. Hablemos de Nic Sheff y su familia, pero también de la nuestra. Hablemos de esas doscientas mil personas que mueren anualmente por causa de una sobredosis. Hablemos sin miedo, sin vergüenza, de eso que nos incomoda, que escondemos debajo de la alfombra y fingimos que tenemos lejos. Hablemos de lo que es feo, de lo que duele, de lo que no se puede explicar porque esa es la única manera de sacar los demonios afuera. Negar la realidad no hace que desaparezca, sino todo lo contrario: cada vez que le damos la espalda, se hace más profunda la herida.


Ayer se estrenó Beautiful Boy en todos los cines de Argentina. ¿Ya la viste? Contanos qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s