#8M: No es «feliz día», es lucha

Nota editorial


De cara al 8M, en Escritura Feminista nos sumamos al Paro Internacional de Mujeres y lanzamos nuestra primera editorial para reflexionar sobre algunos de los ejes de la convocatoria. Lo personal es político y nosotres decidimos comunicar nuestro posicionamiento dentro del movimiento feminista.

¿Por qué es necesario un Paro Internacional de Mujeres?

  1.  Ganamos menos y trabajamos en peores condiciones.
    La brecha salarial existe y oscila entre el 25% y el 30% en favor de los varones, y apenas el 3,8% de las mujeres alcanza cargos directivos (vs. el 6,3% de los varones). Porque el ajuste brutal y la inflación repercuten primero en las mujeres, quienes participamos del mercado laboral en segmentos más informales. El porcentaje de las mujeres que trabajan en negro casi duplica el de los varones. Porque eso que llaman amor es trabajo no pago. En promedio, las mujeres trabajan más horas semanales entre empleo formal y tareas de cuidado no remuneradas, pero no alcanza para lograr una verdadera autonomía económica.  
  2. Nos acosan, nos pegan, nos violan y nos matan todos los días.
    Porque los femicidios y travesticidios cada vez son más frecuentes. Según un relevamiento del observatorio Ahora Que Sí Nos Ven, se registraron 54 femicidios en los primeros dos meses de 2019. Además, en solo 40 días se conocieron 14 travesticidios y al menos cinco ataques de odio contra lesbianas y mujeres trans. Porque el lugar más inseguro para una mujer es su propia casa. La amplia mayoría de los femicidas y agresores pertenecen al círculo íntimo de las víctimas. Porque lejos de protegernos, el Estado recorta el presupuesto destinado a erradicar la violencia de género y solo asigna un promedio de $11 por mujer para respaldar políticas contra la violencia machista.
     
  3. Para que el Estado y la Iglesia no sigan decidiendo sobre nuestras vidas.
    Porque reducen el presupuesto destinado a la educación y se lo adjudican a organizaciones religiosas para fundar una línea telefónica que violenta las libertades sexuales y reproductivas. Nos niegan el acceso al aborto legal, seguro y gratuito y moralizan nuestros deseos. Porque las agrupaciones religiosas pretenden imponernos sus creencias, obstaculizan el cumplimiento del Protocolo de ILE, se infiltran en hospitales para gritarles a niñas violadas que son asesinas y juegan a bautizar bebés ajenos. Porque reducen nuestros cuerpos a incubadoras. Porque obligan a parir a niñas violadas que piden a gritos «que me saquen esto que me puso adentro el viejo».
  4. Las mujeres migrantes e indígenas sufren por su doble condición.
    Porque se las margina. Porque se les niega el derecho a la tierra y al trabajo.
     
  5. El feminismo busca alternativas al neoliberalismo y al capitalismo.
    Porque el feminismo no es victimización ni sólo denuncia. Se posiciona políticamente. Disputa sentidos, prácticas, decisiones.
     
  6. Porque el biologicismo determinista es violencia y exclusión.
    Porque sin las mujeres trans, travestis e identidades no binarias no vamos a ningún lado. 
  7. Porque todas las situaciones mencionadas anteriormente son comunes a las experiencias de vida de millones de mujeres en todo el mundo.
    En Brasil, las lesbianas y las trans de la comunidad LGBTIA+ enfrentan el retroceso de sus derechos ante las políticas impulsadas por el gobierno de Jair Bolsonaro, que reflejan las del estadounidense Donald Trump y su vicepresidente Mike Pence. En África, Asia y Oriente Medio, millones de niñas y adolescentes sufren la mutilación de sus genitales y son forzadas a matrimonios arreglados que las someten a una vida de servidumbre marital y dependencia económica. Según la ONU, América Latina y el Caribe son la región con los índices de violencia de género más altos del mundo. Las mujeres refugiadas que escapan de su tierra natal en las zonas de conflicto bélico activo son violadas y violentadas en los campamentos, a lo largo del camino y en su destino final, y sus experiencias son minimizadas.

Hoy, viernes 8 de marzo de 2019, Escritura Feminista no lanza nueva edición. Hoy nosotres paramos, porque no nos dan lo mismo las desigualdades sociales. Nos vemos en las calles. 

#4j

Escritura Feminista, 2019.


Fuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s