«Petróleo»: una grieta en la dura convivencia entre hombres

Reseña teatral por Denise Griffith


«Que nada nos defina. Que nada nos sujete. Que sea la libertad nuestra propia sustancia».

Simone de Beauvoir

Petróleo arranca con la voz en off de una mujer que narra cómo funcionan las cosas en un pozo petrolero. Lo que vemos después son cuatro trabajadores que se construyen una convivencia, con sus propias formas de pasar el tiempo en el trailer donde viven. Pulseadas, charlas sobre mujeres, comidas, chicaneo.

En esta comedia de tinte inocente, tres de ellos se conocen desde hace ya un tiempo pero uno es nuevo: el Palla (Elisa Carricajo), con su estilo indie y su valija, que llega para desestabilizar todo. Formo (Valeria Correa) es el más curioso y Monto (Laura Paredes) el más temeroso. El Carli (Pilar Gamboa) es tosco, brusco, elocuente. Ellos se manejan como pueden en un espacio diminuto. En este sentido, la obra es profundamente vincular.

«Había algo en la manera de vincularse, en la energía de la broma pesada, tan de los ambientes donde se fomenta esa masculinidad y la complicidad para la maldad», declaró Laura Paredes en una entrevista de Infobae.

petroleo

Además de lo jocoso, hay, también, una lucha de poder entre el Carli (el líder) y el Palla: el Carli, mucho más preocupado por su masculinidad que el Palla, que un poco se burla de todo eso. Sin embargo, en medio de ese frío terrible, todos se sienten cada vez más a gusto entre ellos y se redescubren. La iniciativa de deconstrucción de uno se vuelve contagiosa para el resto, lo cual recuerda la lucha del colectivo feminista, en el que el movimiento de unx gesta algo en otrxs.

La escenografía, el vestuario y la puesta en escena, impecables. Laura Fernández en la dramaturgia y la dirección también hace un buen trabajo en esta propuesta audaz. Las actuaciones son espectaculares; le creí a las actrices en cada minuto: las voces, los gestos, la manera de caminar… Lo que surge como una experimentación deviene en un espectáculo que se lee y siente natural.

Con su quinta obra, Piel de Lava logra deslumbrar a su público, que no para de reír ni de aplaudir al final de la función. Se aborda la temática del género como construcción social pero de una manera perspicaz y se usan los estereotipos para que los terminen derribando.

Al mismo tiempo, la obra le gana por goleada al patriarcado en el contexto del petróleo, territorio inexplorado en teatro que a la mayoría nos es ajeno y resulta original e interesante. Lejos de ser una creación densa y dramática, Petróleo es, ante todo, una obra risueña para pasarla bien mirando una ficción distinta de lo que hay en cartel.


Piel de lava estará presentando su obra «Petróleo» en el Teatro Metropolitan Sura (av. Corrientes 1343, Buenos Aires) los días martes a las 20 h, a partir del 7 de mayo. Las entradas pueden adquirirse desde Plateanet.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s