Amazonas: ¿y ahora?

Artículo escrito en colaboración con Candela Niesl


#ActForAmazonia es trending topic en las redes sociales: es la bajada de las fotos que muestran árboles en llamas, animales con quemaduras graves y el humo negro que brota desmedido y ahoga un ecosistema cuya misión es brindar el 20% del oxígeno a la atmósfera terrestre. ¿Cuál es la chispa que inició este incendio?

¿Por qué es importante el Amazonas?

WhatsApp Image 2019-08-23 at 02.03.10
Fuente: wwfbrasil

Según Soledad Barruti, periodista y autora de los libros «Malcomidos» y «Mala Leche», lo que estamos viendo hoy es el más reciente capítulo de un sistema que se detonó antes y que se encarnó en el genocidio de pueblos indígenas.

«En las últimas semanas, hubo situaciones horrendas de crímenes, de violencia, de destrucción, y no las contó nadie. Por las políticas de Bolsonaro, lo que termina sucediendo con esta calamidad que estamos viviendo es que la realidad queda enquistada entre los intereses de los medios de comunicación, las plataformas políticas, los negocios de toda la región y también de Europa. Eso nadie lo cuenta. Esto se termina contando porque es demasiado evidente y brutal».

Las mujeres originarias de las tierras amazónicas vienen poniendo su cuerpo y espíritu en defensa de los pulmones de mundo. Hace algunas semanas se reunieron en la primera marcha de mujeres indígenas en Brasilia para alertar sobre la amenaza que presentan las políticas llevadas a cabo por el gobierno de Bolsonaro que, según ellas, han hecho retroceder 30 años la cuestión indígena.

En esta misma marcha, ellas remarcaron que no se trata sólo de un problema que afecta a los pueblos originarios sino a todos los pueblosNo sólo las tribus originarias oriundas del Amazonas se encuentran en peligro: también peligra la población mundial. De no tomar las medidas necesarias para apagar el incendio y reforestar el lugar, las cifras de destrucción aumentarán y la crisis climática continuará en auge.

Fuente: Ecorevolución

Mientras tanto, en Bahía…

La Semana del Clima se desarrolla en Brasil mientras el incendio en el Amazonas sigue sin ser controlado. Ayer, Ricardo Salles, el ministro de medio ambiente brasileño, fue abucheado durante su discurso de apertura al evento por militantes que exigen que el gobierno de Bolsonaro tome riendas en el asunto. 

Si bien los carteles y las manifestaciones contra el desmonte ambiental y el fomento de la agroindustria se hicieron presentes, esto no evitó que Salles asegurara que el gobierno de Brasil está comprometido con el medio ambiente y que «es una situación muy preocupante, agravada por el tiempo seco y el calor».

Sin embargo, en palabras de Soledad Barruti, en todos estos meses desde que asumió Bolsonaro «lo que se ve en el Amazonas es lo que él prometió en su campaña y luego en su plataforma política». ¿De qué hablamos? De la expansión del agronegocio.

«Bolsonaro les prometió a los hacendados que les iba a liberar de medidas proteccionistas que existían para que no pudieran avanzar en sus negocios, entre ellas el impedimento de extender más campo y la protección de las comunidades indígenas. Prometió eliminar todo eso y empezó a hacerlo de las maneras que pudo, desde la liberación de agroquímicos hasta la liberación de tierras».

Al mismo tiempo, el presidente brasileño aseguró que las olas recientes de incendios pueden haber sido causadas por organizaciones no gubernamentales. En respuesta, los grupos ambientalistas que luchan por salvar la selva tropical denuncian al gobierno de extrema derecha por no responsabilizarse y atentar contra el planeta.

¿Natural o intencional?

Las políticas de gobierno de Jair Bolsonaro permitieron que la agroindustria y la explotación ganadera tomaran lugar en el Amazonas y, como consecuencia, la deforestación en el territorio ha aumentado un 278% respecto del mes de julio del 2018.

Los incendios intencionales son protagonistas ya que, pese a ser una manera ilegal de deforestación, permiten asentarse a estos negocios sin inconvenientes al ser la forma más fácil para hacer espacio. A pesar del llamado de atención para resaltar el hecho de que, en época de sequía (julio y agosto), el Amazonas es propenso a sufrir incendios aislados (y así quitarles la culpa a la agroindustria y el sector ganadero), desde que Bolsonaro asumió como presidente, estos incendios han aumentado en un 82%.

Este viernes 23 de agosto a las 16 h se realizará una marcha frente a la Embajada de Brasil, ubicada en Cerrito 1350, para manifestarse en contra de las medidas que sigue llevando a cabo el gobierno y generar conciencia sobre las consecuencias de incendiar el pulmón del mundo.

En palabras de Naomi Klein, autora de «Esto lo cambia todo», «el cambio climático no es un problema” o una “cuestión” que añadir a la lista de cosas de las que nos hemos de preocupar, en el mismo plano que la sanidad o los impuestos. Es la alarma que nos despierta a la realidad de nuestro tiempo, es un poderoso mensaje -expresado en el lenguaje de los incendios, las inundaciones, las sequías y las extinciones de especies- que nos dice que necesitamos un modelo económico totalmente nuevo y una manera igualmente novedosa de compartir este planeta. Nos dice, en suma, que necesitamos evolucionar».


Fuentes:

  • Miles de mujeres indígenas marchan en Brasil por la defensa de la Amazonia – elsaltodiario.com
  • Ambientalistas abuchean a ministro brasileño en Semana del Clima – Telesurtv

Imagen de portada: holaairam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s