Los 99 años de la radio: ¿qué voces suenan?

De los locos de la azotea a los podcast, ¿qué cosas cambiaron desde la primera transmisión? ¿Cuáles son las voces que se escuchan y qué problemáticas se abordan en las radios argentinas?

«Yo abogo desde este espacio, por si no quedó claro, por un Estado laico y por aborto legal, seguro y gratuito», decía Liliana Daunes el 27 de abril de 2013 en el programa Marca de Radio que sale todos los sábados a las 10 a. m. por Radio La Red, como una trinchera feminista que resiste en un dial repleto de voces y contenidos realizados por varones.

Pasaron 99 años de la primera transmisión radial en Argentina llevada a cabo por los famosos «locos de la azotea», quienes el 27 de agosto de 1920 emitieron la ópera Parsifal desde lo alto del Teatro Coliseo en Buenos Aires. Carlos Ulanovsky, en su libro «Días de Radio: Historia de la Radio Argentina», sostiene que fue la primera trasmisión del mundo con un objetivo cultural y no bélico.  

Casi un siglo después, queda mucho por avanzar: las mujeres y las disidencias no logramos la misma participación que los hombres en el espacio radial, según demuestra el sondeo que realizaron las periodistas del programa «Nos quemaron por brujas» en el año 2017, donde registraron que pueden pasar 50 minutos al aire sin que se escuche la voz de una mujer, mucho menos de una feminista.

Liliana Daunes en un acto a favor del aborto legal. Foto: Tiempo Argentino.
 

Para recordar las direcciones de redes sociales, el número de teléfono o la temperatura abundan las locutoras, pero para opinar de política, de economía o para hacer humor parece que no son necesarias las mujeres en la radiofonía argentina. ¡Ni hablar en las columnas de deportes! Tampoco hay lugar para travestis, trans o personas no binarias en los programas más escuchados del país.

Creando espacios

El panorama en los medios alternativos es distinto. Emilia Gómez Pirlo es productora del programa «Viva La Matria» que sale los miércoles por la radio cooperativa FM En Tránsito. Desde allí se propone incorporar la mirada feminista transversalmente:

«El objetivo del programa es comunicar la coyuntura actual desde una perspectiva de género, como decimos nosotras, con los lentes violetas, porque entendemos que todas las noticias y la realidad tienen que estar atravesadas por una perspectiva de género. No es una cuestión que vaya en paralelo a las otras realidades o a las otras temáticas».

En el año 2017, el programa «Nos quemaron por brujas» (gestado en la radio comunitaria FM Fribuay y hoy al aire por Radio Presente) ganó el premio Lola Mora por su labor en promover una imagen positiva de las mujeres en los medios. «Las feministas tomamos los micrófonos para que no hablen por nosotras y damos la voz para tampoco hacerlo por otras», declararon al recibir el reconocimiento.

Diana Zurco es la primera locutora trans y desde el año 2015 es una de las voces de Radio Ciudad. «Todavía en la Argentina, como en el mundo, depende de dónde nazcas es cómo va a ser tu vida: una chica trans acá no es lo mismo que en Tucumán o Salta», contestó sobre su situación excepcional en una nota para Presentes, la agencia de noticias LGBTI.

Millennials al poder

Más allá del clásico dial, hoy podemos encontrar una gran diversidad de podcasts. ¿De qué se trata? Es radio en diferido, grabada y siempre disponible en la red. La posibilidad de generar contenido propio abrió las puertas a una gran cantidad de propuestas que se concretan simplemente con el acceso a un grabador (o un celular) y a Internet. Si faltamos en la radio tradicional, tendremos que inventar nuevos lugares desde donde hacer oír nuestras voces y el podcast es un gran aliado.

Existen varios proyectos autónomos desde los cuales se abordan diferentes temas que incluyen la perspectiva de lucha de los feminismos y colectivos de la diversidad. A continuación, algunas recomendaciones:

Mujeres que no fueron tapa es un proyecto dirigido por la artista Lala Pasquinelli, donde intenta desarmar los estereotipos de género que se reproducen en los medios de comunicación. En su podcast se pueden encontrar entrevistas a especialistas, personalidades y activistas feministas que aportan su punto de vista a esta lucha.

Antiprincesas es una colección de libros infantiles de la editorial Chirimbote, que tiene por objetivo recuperar la historia de grandes personajes latinoamericanos. Estas biografías están narradas en un formato ideal para escuchar con niñes: «Leemos en voz alta para contar historias que merecen ser contadas», afirman.

También existen proyectos más relajados, encarados por grupos de amigas que simplemente se sientan a debatir temáticas que no se encuentran en los medios hegemónicos pero que son parte de nuestra vida. Es el caso de Concha Podcast, realizado por Dalia Fernández Walker, Jimena Outeiro y Laura Passalacqua, desde donde reivindican el «deseo a no ser violentadas, a ser libres y, finalmente, elegir qué es lo mejor para nosotras».

Las radios online, como Futurock y Radio Wicca, son otras opciones para escapar de los formatos tradicionales que se quedaron en el tiempo y a los que la marea feminista les pasó por encima. Desde estas emisoras se promueve la transversalidad de la perspectiva de género en todos los programas que salen al aire y el contenido que se trabaja. 

«En un momento histórico tan importante para las mujeres, las lesbianas, las trans y travestis, creemos que los medios de comunicación no están a la altura de lo que está sucediendo. Así surgió la idea de emprender un espacio propio, donde ningún varon cis nos diga cómo es mejor llevar adelante nuestros programas», sostienen María de la Paz Cerviño y Bárbara Sambucetti, creadoras de Radio Wicca.

Si bien desde la primera emisión radial hasta la fecha se han ido incorporando más mujeres a las principales cadenas del país, sigue existiendo un manejo sexista y patriarcal de las noticias o las temáticas que se abordan al aire. Esto se debe a que no sólo necesitamos más mujeres, sino que necesitamos más feministas en las radios. 

Foto: Latfem
 

Muchas veces, cuando ocurre un hecho de violencia machista, los productores de los programas recurren a periodistas feministas para tratar el tema con respeto y responsabilidad, pero difícilmente se las contrata como columnistas fijas o se les da espacio para opinar sobre otros temas.  Por este tipo de situaciones y muchas más es que, desde el año pasado, se realizan los Encuentros de Radialistas Feministas, donde se debaten nuevas formas y estrategias para una comunicación no sexista e inclusiva.

La comunicación del presente y el futuro es necesariamente feminista. 

 


Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s