Que sea rock

Iggy Pop prácticamente no tiene fotos con camisa, los Red Hot Chilli Papers hicieron cientos de shows en ropa interior y Charly García sin remera es la imagen de uno de los discos de rock nacional más populares. Pero Marilina Bertoldi no es un tipo.

El sábado pasado, la ganadora del Gardel de Oro salió a tocar ante más de 10 mil personas en el festival Futurock pero la noticia no fue su presentación sino sus tetas, que de vez en cuando se dejaban ver debajo de su blazer blanco y al parecer hirieron la susceptibilidad de varios medios y redes sociales.  

Para el público presente y para la organización del evento no fue un problema pero para Instagram sí, ya que cuando se publicaron las imágenes de Marilina en el escenario la red social las censuró en base a sus normas de uso y la restricción de «desnudos o actividad sexual». El problema no son los pezones al aire, sino de quién sean.

Muchos artistas han salido «en cuero» al escenario, en tapas de revistas, pósters o incluso en portadas de discos y no hubo censura ni repudio de la sociedad. También pueden subir imágenes de sus torsos desnudos a las redes sociales ya que la política al respecto es bastante clara: «No permitimos que se publiquen desnudos; esta restricción también se aplica a algunas fotos de pezones femeninos». Tal como anuncia la norma comunitaria de Instagram, los pezones masculinos no significan una amenaza para les usuaries.

Pezones prohibidos

En la película que cuenta la historia del movimiento «Free the nipple» (Libera el pezón), la activista y cineasta Lina Esco invita al debate sobre la censura de los pechos femeninos en los medios de comunicación y entretenimiento. En ese sentido, cuestiona la naturalización de las escenas de violencia explícita. ¿Por qué es ofensivo un pezón y no un tiroteo? 

Aunque en realidad el problema tampoco es el pezón: «El look más hot de Vicky Xipolitakis» tituló un portal de noticias de espectáculos sobre el vestido transparente de la modelo que dejaba ver sus pezones. «Moria Casán deslumbró con un topless en Mar del Plata», anunciaba otro sitio web que describió la foto como «muy sexy». ¿Cómo es, entonces? ¿Marilina no pero las vedettes sí?

Natalia Garavano, socióloga feminista, asegura que el patriarcado como sistema de control decide para qué y cómo se presentan los cuerpos feminizados: «Cuando una mujer decide las formas y los contextos para el uso y exhibición de su cuerpo, ahí aparece el repudio. Entonces, evidentemente es un problema de poder y de autonomía». 

Es decir que, si no es para espectacularización o consumo masculino, las tetas no tienen razón de ser vistas, ya que es prácticamente imposible percibirlas como una parte más del cuerpo. Tienen una carga sexual naturalizada, a diferencia de los pechos masculinos.

Estaba enojada y ahora estoy preparada

Las tetas al aire se han convertido en un símbolo de lucha contra la censura y de defensa de la libertad e igualdad de los cuerpos, pero muchas veces se cree que este tipo de manifestación es ofensiva y hasta violenta. Se percibe como una «provocación» para algunas personas. ¿Pero provocación de qué? 

Debido a la sexualización naturalizada de los pezones femeninos, se asocian a lo erógeno. Llegamos a un punto en que madres que amamantaban a sus hijos fueron detenidas por hacerlo en público. Exhibir las tetas puede leerse como una provocación sexual, cuando no necesariamente es así. 

«Lo que es indigno es que sea más importante respetar el derecho de algunos a “no ser provocados” por nuestra imagen que nuestro derecho a gestionar nuestra imagen como queramos», apunta Elena Rue Morgue, bloggera feminista y redactora del sitio web Play Ground y Código Nuevo.

Si la naturalización es el problema, tal vez la naturalización sea la respuesta. Es por eso que cada vez más personas se animan a mostrar sus pechos en público, con o sin consignas escritas. Simplemente para disfrutar la frescura del viento o la calidez del sol en el verano, hasta que sea tan común que no haya censuras.

En sus redes sociales, la cantante compartió la propuesta de una seguidora: «¿Y si vamos al recital de @marilinaplastilina con ese mismo look: saco y pechito al aire?», a lo que Bertoldi respondió que se rumorea una convocatoria de pechos al aire masiva en el concierto que dará en Córdoba el próximo 19 de octubre.  

WhatsApp Image 2019-10-05 at 19.41.49


Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s