Proyecto Preservativo Vulvas: tijeretear sin riesgos

Hablar de relaciones entre personas vulvoportantes implica mucho más que imaginar a dos chicas agarradas de la mano románticamente, como se suele representar al lesbianismo en la industria cultural masiva. Tampoco son las mujeres cisgénero al servicio del placer masculino, como aparecen en el porno. Elles quieren coger a su gusto, quieren tener sexo sin correr el riesgo de tener una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Con el espíritu de encontrar respuestas a sus reclamos, exigen métodos de cuidado y tratan de concientizar sobre la salud sexual no heteronormativa. Proyecto Preservativo Vulvas (PPV) comenzó la campaña en marzo de este año. En palabras de Meli, una integrante del colectivo: «Esto se inició desde una militancia de Instagram».

Organización contra la desinformación

En las escuelas solía (y aún suele) enseñarse salud sexual desde un eje biologicista. Los métodos de cuidado tienden a vincularse con la idea de anticoncepción, desde un prisma claramente heterosexual: pastillas anticonceptivas, preservativos para penes, DIU, métodos hormonales para no quedar embarazada. ¿Cómo aprendés a cuidarte cuando ni siquiera te informan sobre los riesgos que se corren al tener una relación sexual entre personas vulvoportantes?

El colectivo que lleva adelante el PPV, integrado por personas de La Plata, CABA y el conurbano bonaerense, levanta en alto el reclamo por la urgencia de hablar sobre este tema en todos los ámbitos de la sociedad. Actualmente, en Argentina no se comercializan métodos de cuidado sexual pensados para cuerpos con vulva. Si bien se pueden crear campos de látex a partir de preservativos para penes, lo cierto es que su uso no garantiza una protección total en prácticas como el tribadismo (o tijereteo).


Si querés más información sobre este tema, podés leer esta nota.


1570197180186

El fin de semana pasado estuvieron presentes en el 34º Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales y No Binaries en La Plata. A través de la participación en talleres vinculados a sexualidad y con un stand fijo sobre la Peatonal Feminista (Av. 7 entre 50 y 66), su principal meta fue dar a conocer la campaña que llevan adelante.

Tijeretear sin riesgo y el derecho a la salud

Quienes integran el proyecto se enteraron de los riesgos y los métodos de cuidado a la hora de tener relaciones a través de diferentes medios: foros de Internet, parejas, espacios de militancia y amigues que ayudan a llenar el vacío de información que circula a nivel social. En consultorios con profesionales de salud, algunas respuestas que recibieron cuando preguntaron sobre el tema fueron: «No te podés contagiar nada», «Usá papel film» y «¿Por qué no volvés a tener relaciones heterosexuales?».

El proyecto se sostiene desde una organización horizontal, autogestiva, apartidaria y transfeminista. A partir de asambleas, donde se definen los pasos a seguir, llegaron a un acuerdo en torno a sus cuatro objetivos principales:

  • Generar e implementar un protocolo ginecológico que garantice una atención responsable en centros de salud.
  • Concientizar sobre la falta de métodos de cuidado para las relaciones sexuales entre personas con vulva. En este sentido, resulta fundamental pensar en una educación sexual integral que contemple la diversidad sexual.
  • Concretar el diseño y la implementación de un preservativo para vulvoportantes.
  • Impulsar la distribución gratuita y un Estado presente que se haga responsable de garantizar el derecho a la salud y el respeto por la identidad.

Gran parte de lo que les moviliza para llevar adelante PPV es denunciar los destratos ginecológicos que han sufrido y poder generar un espacio donde sanar luego de tantos años de invisibilización. En su cuenta de Instagram (@proyecto.preservativovulvas), que llega a más de 4800 personas, difunden información sobre sus actividades y métodos de cuidado existentes. Asimismo, suelen realizar encuestas para poner en común las problemáticas que atraviesa la comunidad frente a la falta de información rigurosa por parte de instituciones de salud.

Si querés sumarte o recibir más información, podés escribirles a su correo electrónico: proyecto.preservativovulvas@gmail.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s