Habemus Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad

Hace algunos meses se generó una brecha sobre la polémica de un Ministerio solo para mujeres y disidentes. A la pregunta de ¿por qué un Ministerio? ¿Por qué no tratar todas estas políticas públicas desde una perspectiva integral? Sin embargo, hace unos días, se creó por primera vez en la historia Argentina el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad.

Dicho ministerio está a cargo de la abogada Elizabeth Gómez Alcorta. Su objetivo es trabajar, prevenir y erradicar todas las formas de violencia machista que atraviesan el país.

«Hace dos décadas debatimos estas cosas entre las feministas que somos institucionalistas y las que no lo son. Porque hay quienes confían más en los Movimientos, que los planteos y los cambios culturales suceden desde afuera hacia adentro. Pero nosotras en la décadas del ’90 creamos el Consejo Nacional de la Mujer y tenía un Consejo Federal que estaban presentes todas las provincias. Tenía una representación de cada uno de los Ministerios, Consejos por sectores y el Consejo Nacional que atravesaba todos los Ministerios y tenía en su seno un Consejo Federal a través del cual se podía llegar a todas las provincias», explica la ex funcionaria Juliana Marino.

Desde el año 2015 los Movimientos Feministas tomaron protagonismo tanto dentro de la sociedad como dentro del Congreso. El derecho a una vida sin violencia, la lucha contra los femicidios, el acoso, el abuso, la desigualdad en términos salariales, fueron algunos de los ejes que comenzaron a formar parte de la agenda mediática y social de estos últimos años. 

Así como indica esta histórica luchadora del feminismo en el ámbito político, la creación de este espacio abre puertas para discutir y generar espacios nuevos en donde la perspectiva de género atravesará todas las decisiones y políticas públicas no solo las comandadas por Gómez Alcorta sino también del resto de los ministerios.

¿Hacer un Ministerio es discriminación positiva? Para Juliana hay debate en el campo feminista con respecto a esto pero cree fundamental su existencia. «La creación del Ministerio es una buena noticia para nosotras, hay que ver cómo se articula porque aún no sabemos nada pero que el Instituto se eleve a Ministerio es clave, clave para discutir con otros ministros sobre distintas cosas, para sentarte a debatir con el resto de las carteras. No es lo mismo ser un Instituto que un Ministerio, jerárquicamente no es lo mismo», expresa la activista. 

La cartera que dirige tendrá la siguiente estructura: una Secretaría de políticas contra la violencia, a cargo de la abogada penalista Josefina Kelly; una Secretaría de políticas de igualdad y diversidad, que dirigirá Cecilia Merchán, ex diputada nacional y quien tuvo a su cargo la coordinación Comité Ejecutivo contra la Trata de Personas; y una Subsecretaría de formación, investigación y políticas culturales para la igualdad, a cargo de Diana Broggi, psicóloga feminista y parte de la Comisión Organizadora del 34º Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans y Travestis que se realizó en La Plata en octubre de este año.

Esta forma de estructurar el organismo responde a los principales ejes de trabajo que tiene la nueva cartera. Habrá una línea central que es el abordaje integral de la violencia y que se hará desde la prevención, asistencia a las víctimas y fortaleciendo el acceso a la justicia. «También trabajaremos pensando en mujeres indígenas, rurales y en contextos de encierro», explicó Gómez Alcorta, que es penalista y fue defensora de la líder de la Túpac Amaru, Milagro Sala.

La funcionaria se define como «una militante que trabaja de ministra» y opinó que: «En igualdad y diversidad sexual es en donde estamos más atrás en términos de políticas de Estado. La igualdad incluye el sistema de cuidados», en referencia a aquellas tareas que las mujeres realizan y nadie ve ni reconoce: la atención a hijas e hijos en la casa, las tareas del hogar, el cuidado de adultos mayores.

La abogada penalista entiende que el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad «es una conquista de la calle, más allá de una demanda» y que, para ella, además, representa un gran desafío: «El de mostrar que las mujeres hacemos política de otra manera: a través de redes, de escucha, con un Ministerio de puertas abiertas».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s