La primera ministra finlandesa fue criada por dos mujeres

El día en que asumió la presidencia Alberto Fernández también fue una fecha histórica para Finlandia: Sanna Marin, con 34 años, se convirtió en la jefa de Estado más joven del mundo.

En el país nórdico, el primer ministro es quien se encuentra a cargo del gobierno finlandés. El funcionario que la precedió en el puesto, Antti Rinne, dimitió hacia inicios del mes luego de verse involucrado en un caso de opacidad pública por un conflicto laboral con la empresa pública de servicio postal (Posti). Previamente, un sector del parlamento había quitado su apoyo al mandatario, lo que obligó a Rinne a renunciar y dio como resultado una crisis interna en el gobierno.

«Si Rinne sabía más de lo que dice saber, implica que mintió, y mentir es causa de renuncia en la tradición política finlandesa».

Teivo Teivainen, politólogo de la Universidad de Helsinki para La Vanguardia

De cajera a líder mundial

La nueva ministra, Sanna Marin, antes se ocupó del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones. Nació en la capital de Finlandia, Helsinki. Realizó una maestría en Ciencias de Administración Pública por la Universidad de Tampere. Fue jefa del Consejo de la ciudad de Tampere en 2012 y tres años después se convirtió en miembro del Parlamento Finlandés por el Partido Socialdemócrata.

Como reconoció en entrevistas, su infancia influyó de manera determinante sobre sus prioridades políticas. Marin creció en una familia homoparental, compuesta por su madre y la novia de su progenitora. Hace unas semanas, declaró para un diario local:

«Vengo de una familia pobre y no habría podido tener éxito y seguir adelante si no fuera por el fuerte estado de bienestar y el sistema educativo finlandés».

Declaración de Marin para el periódico Helsingin Sanomat

Su asunción no dejó de despertar la incomodidad de algunos: el ministro del Interior de Estonia, Mart Helme, descalificó a Marin llamándola «vendedora», ya que en su juventud la ministra se desempeñó como cajera en un negocio. Algunos días después, la presidenta estonia Kersti Kaljulaid pidió disculpas públicamente por el comentario del político conservador.

Traducción del tuit: «Estoy extremadamente orgullosa de Finlandia. Aquí, una niña pobre puede recibir educación y obtener muchas cosas en su vida. La cajera del negocio puede convertirse en primera ministra. Sin el Danubio, Finlandia no habría sobrevivido. ¡Aprecio el trabajo de cada empleado, practicante y emprendedor!».

Su proyecto político: libertad, igualdad y solidaridad

Entre sus preocupaciones, Marin expresó su intención reducir la semana laboral a 4 días con 6 horas de jornada diarios, ya que según algunos estudios eso no sólo mejora el ánimo de la ciudadanía sino que también aumenta la productividad de las empresas. Además, manifestó su compromiso para reducir las emisiones de carbono para dar lucha contra el cambio climático.

«El tiempo de trabajo se redujo en los últimos 100 años a medida que aumentó la productividad laboral, y mejoraron los ingresos y el bienestar de las personas. La reducción a 8 horas diarias fue una de las metas sociales clave de la Socialdemocracia y se logró. Se deben continuar los esfuerzos».

Por último, en un gesto político que no es menor, su gabinete de gobierno se compone en su mayoría por mujeres, lo cual se convierte en la mayoría femenina más grande de la historia finlandesa: 12 mujeres y 7 hombres.

ELhIE74WoAAo3vS
Gabinete de gobierno de Marin

 


Fuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s