«Bombshell»: El comportamiento tóxico como regla natural

Incómoda, tensa y necesaria. Esta película pone en primer plano la normalización del machismo, el acoso y la coerción sexual en el trabajo. Sin escrúpulos, escena tras escena, se muestran situaciones hostiles contra las mujeres, que no pueden alzar su voz sin ser tratadas como «exageradas» y «complicadas».

Gretchen Carlson (Nicole Kidman), Kayla Pospisil (Margot Robbie) y Rebekah (D’Arcy Carden) en la redacción de Fox News.

A pesar de ser catalogada como una película que solo trata el escándalo de acoso sexual de Roger Ailes, CEO de Fox News, hacia empleadas del mismo medio, el film de Jay Roach no se detiene en una simple narración de hechos.

Ahonda en la cultura laboral que normaliza acciones abusivas, en la que tanto hombres y mujeres son participantes. Mediante la sutileza de los diálogos se puede percibir lo arraigadas que están estas situaciones en el día a día y la película no necesita mostrar escenas de violaciones dramáticas para que el espectador perciba la violencia silenciosa inserta en la cultura actual. 

«Actuás como si solo le pasara a las mujeres», «Dejá de ofenderte por todo», «Odiás a los hombres», «Tenés que aprender a llevarte bien con los chicos», «Boca cerrada, oídos abiertos». Estas son algunas frases cortas que el espectador escucha tan rápidamente en el pasar de las escenas que a veces no son identificadas. Están tan bien ocultas bajo un manto de normalidad que, si alguien no las señala con el dedo, son un comportamiento de lo más normal. Pero en este caso, alguien se ocupó de remarcarlas: Gretchen Carlson, interpretada por Nicole Kidman.

Gretchen Carlson (Nicole Kidman).

Es este el personaje que hace que la pelota empiece a rodar. Desde el principio de la película queda establecido que su personaje es el más feminista, quien va a luchar con uñas y dientes por igualdad de trato y, si no le es posible conseguirlo, va a hacer todo por lograr que se haga justicia. Es ella quien comienza la acción judicial cuando presenta una denuncia contra Roger Ailes por acoso sexual, con la esperanza de que más mujeres y colegas salgan a hablar sobre sus propias experiencias. 

Este es el puntapié para que la película empiece a esbozar su otro tema principal y vire su visión: la mirada pasa de la actitud de los hombres a la actitud de las mujeres, que se balancea constantemente entre dos opuestos: hablar o callar. Este dilema está muy planteado en el personaje de Charlize Theron, Megyn Kelly.

A pesar de ser una de las periodistas principales de Fox News, no puede evitar cavilar cuáles van a ser las consecuencias de romper el silencio: ¿la van a echar? Y, si esto sucede, ¿va a poder encontrar trabajo de nuevo? ¿O sería arruinar su carrera? Esto deja traslucir que no importan la fama o el peso en el medio: hablar significa estar dispuesta a perderlo todo y solo ser recordada como la víctima de acoso

«Una línea de asistencia en este edificio es como una caja de quejas en el París ocupado. Es como si les estuviéramos diciendo a las mujeres: “Andá, hablá por vos misma. Solo sabé que todo el medio está con Roger: nadie te va a creer. Te van a decir mentirosa. Ah, y en cuanto a tu carrera, ¿querés tareas y tiempo al aire? Seguí adelante. Llamá al hombre paranoico que decide tu salario y hacé eso en una maldita línea anónima que él controla. En un teléfono que él puede grabar por derecho contractual”. Dios mío, ¿se piensan que las mujeres son idiotas?». Charlize Theron como Megyn Kelly en Bombshell.

Kayla Pospisil (Margot Robbie) y Roger Ailes (John Lithgow).

Por último, Margot Robbie interpreta a Kayla Pospisil. Ella es una productora ambiciosa que busca tener su espacio en el aire de la cadena televisiva. Es el personaje menos experimentado en el área laboral y podría decirse también el más ingenuo. Pero su ambición se choca contra la triste realidad de los «favores» y las demostraciones de «lealtad» que ponen aún más de manifiesto el comportamiento tóxico sistematizado en el noticiero.

«Necesito saber que sos leal. Y necesito que encuentres una manera de probarmelo». John Lithgow como Roger Ailes en Bombshell. 

La película funciona como evidencia del cambio cultural que está ocurriendo en las relaciones entre hombres y mujeres. Escena tras escena muestra lo que es ser una mujer en un universo masculino donde las reglas ya están prefijadas y establecidas pero también muestra cómo hay personas, tanto mujeres como hombres, dispuestas a denunciar actitudes tan comunes que ya ni son cuestionadas.

«Quiero que este comportamiento se detenga. Alguien tiene que hablar. Alguien tiene que enojarse». Nicole Kidman como Gretchen Carlson en Bombshell.


 

Un comentario en “«Bombshell»: El comportamiento tóxico como regla natural

  1. Ya es hora de “desnormalizar”, ya no dar por sentado situaciones, estereotipos y estándares que nos han cosificados, nos han denigrado y nos han humillado. Bravo por nosotras y por ellos cuando nos apoyan.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s