No solo nos mata una pandemia

Artículo colaboración por Candela Ayala


A casi dos meses del comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio, ya se han registrado docenas de femicidios en Argentina. Mujeres asesinadas a causa de la violencia machistas que, evidentemente, no descansa en cuarentena. Es importante no olvidar los nombres de las víctimas y menos olvidar los nombres de sus femicidas. Más aun, debemos seguir luchando como movimiento por las que ya no están y, sobre todo, para que se haga justicia.


En 46 días de cuarentena, se contabilizaron 40 femicidios en nuestro país. Durante este mes y medio de encierro, se han expuesto en diferentes medios de noticias los principales casos. Sin embargo, es importante estar al tanto de todos los casos, informarnos para dar cuenta y exponer la violencia que se ejerce a diario sobre las mujeres.

Víctimas de la violencia machista

Susana Melo (53 años), asesinada por su expareja Raúl Gregorio Costa el 21 de marzo. Susana fue asesinada en Bahía Blanca. El femicida confesó haberla matado de un disparo en la cabeza y abandonado en un camino vecinal ubicado en el kilómetro 7 de la ruta 252. Actualmente se encuentra en prisión preventiva.

Lorena Fabiola Barreto (32 años), asesinada por su pareja Roberto R. M. el 22 de marzo. El femicidio ocurrió en Misiones. Lorena era madre de dos hijos de 10 y 16 años de edad. Fue apuñalada por Roberto mientras ella estaba acostada con su hijo. El año pasado Lorena lo había denunciado por amenazas. Lo imputaron por femicidio.

Verónica Soule (31 años), asesinada por su esposo Lisandro Cabral el 23 de marzo. Verónica estuvo internada durante una semana antes de morir. El femicida afirmó que ella se había prendido fuego sola dentro de su casa y que él quería salvarla. Sin embargo, la familia de la víctima asegura que él ejercía violencia contra ella desde hacía años. Además lo denunció por femicidio. Verónica murió por tener el 88% del cuerpo quemado.

Una beba de dos meses, asesinada por su padre Mario D. S. el 26 de marzo. El femicida, quien se encontraba en estado de ebriedad, estaba discutiendo con su pareja y la amenazó con un arma de aire comprimido. Cuando efectuó el disparo, impactó directo al cuerpo de la beba. Está detenido. El femicidio ocurrió en Puerto Iguazú.

Claudia Repetto (53 años), asesinada por su expareja Ricardo Rodríguez el 28 de marzo. El cuerpo de Claudia fue sepultado en una zona de acantilados en la zona sur de Mar del Plata. El femicida, quien admitió ser autor del crimen, dijo dónde se encontraba el cuerpo. Claudia murió ahogada con su propia sangre por los golpes que recibió por parte de Ricardo. A él, quien estaba prófugo, lo encontraron los hijos de la víctima tras una desesperada búsqueda, ya que la policía no hizo nada para atraparlo.

Cristina Iglesias y su hija Ada (7 años), asesinadas por Abel Romero el 28 de marzo. Cristina y Ada estaban desaparecidas desde el 25 de marzo. Fueron enterradas en su casa. El novio de Cristina, Abel Romero, las atacó con un cuchillo hasta asesinarlas. Romero trató de escapar pero fue detenido.

Solange (2 años), asesinada por su padre Leandro Almirón el 28 de marzo. Leandro Almirón, de 21 años, amenazó a su expareja Estefanía Arias con matar a su hija reiteradas veces. Leandro maltrataba a Estefanía, por lo que ella decidió terminar la relación. Tras una discusión entre elles, Leandro asesinó a su hija y después se suicidó. Les dos fueron encontrades colgades de un árbol en una finca ubicada en Las Tipas.

María Florencia Santa Cruz (30 años), asesinada por Santiago Hernández el 31 de marzo. María Florencia fue violada y asfixiada. Su cuerpo estaba colgado de un alambre de púas y tenía una campera que rodeaba su cuello. Era madre de una niña de 10 años. El único detenido es Santiago Hernández, quien se sospecha montó una escena para que parezca un suicidio.

Romina Esther Leiva (39 años), asesinada por su hijo Miguel Ángel Beresvilj el 1° de abril. Romina murió tras estar tres semanas internada. Su hijo, Miguel Ángel Beresvilj, la roció con nafta y la prendió fuego. Dijo que la quemó por accidente. Tenía el 80% del cuerpo quemado. El femicida se encuentra detenido.

Romina Videla (37 años), asesinada por su pareja Héctor Carrizo el 2 de abril. Héctor Carrizo incineró la casa con ella adentro. Las hijas de Romina pudieron salir, pero ella no. La víctima murió a causa de las graves quemaduras en el Instituto  del Quemado. Héctor Carrizo está detenido. El femicidio se produjo en Melchor Romero.

María Alejandra Sarmiento (22 años), asesinada por su expareja Edmundo Martínez el 3 de abril. María Alejandra salió para hacer las compras. Edmundo Martínez, su expareja y padre de sus hijas, la atacó con un cuchillo hasta asesinarla. Mientras la atacaba, la hermana de la víctima intervino para que no la matara pero también fue herida en las manos y en los brazos. El femicida quedó detenido.

Estela Florentín (40 años), asesinada por José Alberto Urtizbiría el 4 de abril. José Alberto Urtizbiría asesinó a Estela mientras dormía. Le pegó un disparo en la cabeza mientras dormía. El cuerpo de Estela fue encontrado por su hija de 18 años. El femicida se suicidó. La familia de la víctima busca caratular el hecho como «femicidio».

Soledad Carioli Lespade (25 años), asesinada por su pareja Flavio Emiliano Pérez el 9 de abril. Soledad Carioli ingresó al hospital el 8 de abril por tener síntomas de Coronavirus (del cual dio negativo) y al día siguiente murió. Mientras estuvo internada, descubrieron que Soledad tenía traumatismos en la mandíbula, en dos costillas y una contusión en la cabeza, producto de los golpes recibidos por parte de Flavio Emiliano Pérez, su pareja. El femicida está imputado.

María Solange Diniz Rabela (22 años), asesinada por su pareja Marcelo N. el 12 de abril. María Diniz Rabela fue asesinada, quemada y enterrada por su pareja, el cacique Marcelo N. La víctima y el femicida convivían en la comunidad Taruma Poty. Tenían dos hijos de 8 y 4 años. Marcelo N. afirmó que la quemó y enterró porque tenía coronavirus. El femicida está detenido.

Olga Verón (37 años), asesinada por su marido Víctor Olmedo Careces el 13 de abril. Olga tenía cuatro hijos. Fue llevada al hospital por un paro cardiorespiratorio. La autopsia determinó que la causa de su muerte fue estrangulamiento (a pesar de que Víctor Careces aseguró que había muerto «por un accidente»). El femicida está detenido.

Camila Aldana Tarocco (26 años), asesinada por su exmarido Ariel Alberto González el 15 de abril. El cuerpo de Camila Tarocco, quien estuvo más de una semana desaparecida, fue encontrado dentro de una bolsa semienterrada en un descampado cerca de la casa de su femicida, quien fue detenido antes de encontrar a Camila por incoherencias en sus testimonios.

Jésica Natalia Magalí Minaglia (30 años), asesinada por su expareja Pablo Núñez el 15 de abril. Jésica Minaglia era maestra en Santa Cruz. Su cuerpo fue encontrado en su casa. Su expareja, Pablo Núñez, es el principal sospechoso. Jésica fue asesinada con un fierro. La agrupación sindical santacruceña emitió en un comunicado donde considera que fue femicidio.

Priscila Martínez (15 años), asesinada por su tío Rubén Ávila el 16 de abril. Priscila vivía en Santiago del Estero. Estuvo desaparecida desde el 23 de febrero pero fue encontrada asesinada en la casa de su tío Rubén Ávila. El femicida confesó haberla matado justificando que lo hizo por un trauma de la infancia culpa de la madre de Priscila. Después de asesinarla, tapó el cuerpo con una bolsa y fue hasta la casa de la víctima, donde tomó mate con su madre y sus tías.

Paola Pereyra (37 años), asesinada por su exesposo Ernesto González el 17 de abril. Ernesto González fue hasta la casa de la víctima con la excusa de llevarles alimentos a los hijos. Fue cuando empezaron a discutir que Ernesto le pegó un tiro en el rostro a Paola con una escopeta. A pesar de que pudo escapar, González fue encontrado y detenido por el femicidio.

Natalia Coronel (37 años), asesinada por su marido Juan Carlos Salvaterra el 20 de abril. Natalia vivía en Tucumán. Juan Carlos Salvatierra la asesinó a golpes y después avisó al hospital que la víctima se había lastimado. A pesar de que se fugó con uno de sus hijos, el femicida fue encontrado ahorcado.

Cecilia Basaldúa (35 años), asesinada el 25 de abril. Cecilia tenía 35 años y era mochilera. Estuvo desaparecida más de una semana. Encontraron su cuerpo en Capilla del Monte, una localidad de Córdoba. Por el femicidio está detenido un joven de 23 años, que además está acusado de abusar sexualmente de Cecilia.

Sandra Edith Benitez (52 años), asesinada por su esposo Gustavo Di Matteo el 26 de abril. Sandra fue asesinada en Campana, una localidad de Buenos Aires. El femicida apuñaló a Sandra reiteradas veces. A pesar de que fue detenido tras perder el control del auto y chocar, Gustavo murió el 28 de abril.

 

A pesar de que estos femicidios fueron los más expuestos en los medios masivos de comunicación, no son los únicos. También nos faltan Roxana Casimiro, Jimena, Yoana Romero, Jordana Belén Rivero, María Leonor Gine, Pamela Cardozo, Esperanza Chusco, Florencia Magalí Morales, Nahiara, Delia Sánchez, Alicia Noemí Perez, Delfina Gutierrez, Romina Roda, Patricia Frete, Rosa del Milagro Sulca, Rosa Guaraz, Claudia Carina Maciel, Julieta Riera y Norma Gallo.

Datos que importan

Según el informe elaborado por el Observatorio de Femicidios «Adriana Marisel Zambrano», coordinado por la Asociación Civil «La Casa del Encuentro», desde el 20 de marzo hasta el 16 de abril, 29 hijas e hijos quedaron sin madre. El 69% son menores de edad. Además, 1 de cada 5 mujeres había realizado denuncias previas.

Por otro lado, el Observatorio de las Violencias de Género «Ahora que sí nos ven» publicó en Twitter diferentes cifras sobre los femicidios cometidos en Argentina durante el período del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Desde el 20 de marzo hasta el 26 de abril se cometieron 32 femicidios en diferentes provincias del país. En la provincia de Buenos Aires llegaron a ser 13. En tanto, el 72% de los femicidios ocurrió en la vivienda de la víctima y el 64% fueron cometidos por las parejas o exparejas.

Todos los días matan -al menos- a una mujer en nuestro país, lo cual hace evidente que el machismo cada vez es más grave. Por eso es importante que, si sos víctima de violencia de género, no dudes en denunciar (vos o tu entorno) llamando al 144. Además, el Ministerio de Mujeres amplió una red de canales para denuncias: podés mandar un WhatsApp a los números 11-2771-6463, 11-2775-9047 y 11-2775-904, o acercarte a una farmacia y pedir un barbijo rojo, para que les profesionales te puedan ayudar.


Fuentes:

Imagen de portada: @peperina.fotografia


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s