El agua vale más que el oro

El lunes 4 de mayo de 2020, el pueblo de Esquel se movilizó —a pesar del aislamiento obligatorio— para decirle nuevamente «No a la mina». En el año 2003, casi el 82% de los votantes de un plebiscito popular rechazaron la explotación minera. Sin embargo, la nueva Ley de Ministerios de Arcioni y el acuerdo entre la minera canadiense Yamana Gold con el grupo IRSA ponen en alerta a las organizaciones chubutenses. ¿Es la minería la única posibilidad que tiene Chubut para salir de la crisis?

La movilización autoconvocada mediante redes sociales por vecinos, trabajadores estatales y comerciantes de Esquel fue el último recurso que tuvo la localidad para alzar la voz sobre una serie de reclamos preocupan a la población. Además de reivindicar la postura antiminera, se demandó la reactivación económica de la ciudad que aún no presentó casos de COVID-19 positivos, se solicitaron salidas recreativas para niños y niñas y se exigió el pago de salarios estatales adeudados.

Viviana Moreno, de la Asamblea No a La Mina en Esquel, entiende que el aislamiento es una manera de atenuar la pandemia y que, al no haber tratamiento ni vacuna, es la mejor forma de evitar el colapso del sistema público. Sin embargo, denuncia que el gobierno chubutense utiliza esta medida como una maniobra política para retener dentro de las casas a los habitantes de la provincia que están sin cobrar los sueldos hace dos meses. Además, desde la provincia buscan instalar la actividad minera prohibida por ley.

La lupa puesta en el gobierno chubutense

En diciembre de 2019, se aprobó la Ley de Ministerios propuesta por el gobernador de la provincia de Chubut, Mariano Arcioni. Esta Ley buscaba darle rango ministerial a «Minería» al sumarlo a la cartera de «Hidrocarburos». Sin embargo, al momento de la votación, vecinos y vecinas irrumpieron en la legislatura chubutense para manifestarse en contra de la actividad extractivista. Si bien lograron que no se conforme el «Ministerio de Hidrocarburos y Minería», el artículo original de la Ley no se modificó.

Es decir que la ley de Ministerios 665 mantiene los términos para la actividad extractivista. El artículo 15 de la ley habla en sus incisos explícitamente de minería. De esta manera, la nueva ley entra en conflicto con la ley provincial 5.001 que prohíbe la actividad minera metalífera en la provincia de Chubut. La ley 5.001 fue sancionada a partir del Plebiscito de 2003. De acuerdo a la asambleísta Moreno, esto es una burla:

«Cambiarle el título es disfrazar la realidad, es un engaño. Normalmente tratan de disfrazar la realidad por eso nosotros estamos muy atentos. Hasta ahora no han logrado una vía para llevar a cabo los proyectos mineros y nosotros no estamos dispuestos a permitirlo. Eso les tiene que quedar claro».

Lobbistas y operadores locales

Yamana Gold anunció una alianza con el empresario argentino del grupo IRSA Eduardo Elsztain para el proyecto Suyai. ¿Qué es el proyecto Suyai? Nada más y nada menos que el Proyecto Cordón Esquel rechazado en 2003 por el plebiscito popular pero bajo otro nombre.

De acuerdo a la Organización No a La Mina, esto significa que Elsztain asumirá la responsabilidad de todos los asuntos ambientales, sociales y de gobierno y, en caso de lograr la aprobación del proyecto, tendrá derecho de adquirir hasta un 40% de participación. Es ahora el grupo IRSA el que debe lograr la modificación de la ley provincial y los permisos ambientales.

«Elsztain tiene que invertir alrededor de 33 millones de dólares y no los va a invertir si alguien no le dio la garantía de que se pueda explotar el proyecto. Tiene que resolver la parte ambiental y legal pero también tiene que resolver lo social y eso no lo va a lograr, nosotros lo sabemos».

Viviana Moreno, Asamblea No a la Mina Esquel.

Además, Pan American Silver busca avanzar en el proyecto Navidad en la meseta patagónica y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Esquel advirtió que el gobierno de Chubut contrató a un lobbista minero, quien percibirá un salario de $450.000 pesos. Esta contratación se hace en el marco de una crisis en la cual la provincia adeuda salarios estatales hace dos meses.

 

Las crisis ¿son oportunidades?

Desde el año 2000 a la fecha, grandes empresas mineras han buscado instalarse en Chubut bajo la promesa de generación de empleo y reactivación económica. Las crisis son claramente oportunidades para las empresas extractivistas. Pero que los beneficios de la minería se quedan en los países de donde se extraen los minerales es un mito.

En el libro 15 Mitos y Realidades de la minería transnacional en Argentina se demuestra que las leyes nacionales de minería benefician siempre a las empresas pero muy poco a las localidades donde se realiza la actividad. De acuerdo al artículo 22 de la Ley 24.196, las provincias no podrán cobrar un porcentaje superior al 3% sobre el valor «boca mina» del mineral extraído. Este porcentaje se ve reducido por los gastos operativos. Además, los controles y la transparencia en los métodos de cálculo no son fiables.

Les autores del libro explican este método de cálculo con la experiencia de la actividad minera en la Provincia de San Juan: la empresa Barrick Gold aportó en el año 2009 solo el 1,7% en concepto de regalías del mineral extraído en Veladero, la mina más grande de la provincia. Esto significa que la minera aportó menos del 1% del total de los ingresos provinciales. ¿A costa de qué?

De acuerdo a los estudios de Machado et al (2011): «La minería demanda enormes cantidades de agua y contamina frecuentemente las cuencas hídricas con metales pesados y sustancias químicas como el cianuro. El drenaje ácido, y otras formas de contaminación, son efectos comprobados y a veces comienzan después de que se retiró la empresa y se cerró la mina».

Además, en promedio se extrae un 0,5% de cobre de la roca y 0,0001% en el caso del oro. Por cada onza de oro producida, se genera un promedio de 79 toneladas de desechos. El proyecto Suyai asegura una capacidad de producción de 250.000 onzas de oro por 8 años, que representaría 19.750.000 toneladas de desechos.


Fuentes:

Imágenes: Nicolás Palacios
Montaje: Tatiana Fernández Santos

3 comentarios

  1. […] La tercera embestida comenzó con el macrismo en 2017, cuando Aranguren llegó a la provincia y empezó a tener diversas reuniones con intendentes y jefes comunales de la meseta para explicar que teníamos que hacer algo con la ley 5.001 para poder comenzar con la explotación minera, al menos del Proyecto Navidad de plata, plomo y cobre que está en la meseta patagónica. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s