#Reseña Ema

Ema es el personaje principal de la película homónima del chileno Pablo Larraín, pero también es la voz de toda una generación.

Lo mínimo que se puede decir de Ema (2019) es que es polémica. Trata temas como adopción, crianza, infertilidad, sexualidad, poligamia y amor, musicalizados con reggaetón y alternados con danza en las calles de Valparaíso. La primera imagen del film es un semáforo en rojo prendido fuego. La idea de arrasar con cualquier advertencia de detención representa la postura de Ema en la mayoría de las problemáticas a las que se enfrenta.

Ema (Mariana Di Girolamo) y Gastón (Gael García Bernal) componen un matrimonio en ruinas entre una joven bailarina y un coreógrafo fetichista bastante mayor que ella. La pareja se encuentra devastada ante la pérdida de un hijo que habían adoptado. En escenas con saltos temporales que pueden confundir al espectador en un principio, Ema y Gastón se agreden sin tapujos. Pasan de la comprensión al rencor en sólo un par de líneas que son tan dramáticas como verosímiles.

«No servís pa’ ser madre, a lo mejor»

Muchos se encargan de decirle a Ema cómo se debe ser mamá, desde la asistente social hasta su propia madre. Siempre le recalcan la supuesta diferencia entre una madre y un padre. Se espera de nosotras que, por haber nacido con vulva y sido criadas bajo el género femenino, tengamos un supuesto instinto maternal. Se espera también que una madre pueda comprender las acciones de sus hijes sin juzgarles. A todos esos presupuestos morales Ema les hace frente, los corrompe, los prende fuego y propone una nueva forma de vivirlos. Una forma que no es única, sino que representa a toda una generación.

En cuanto a la adopción, se toca una fibra bastante sensible que es la exclusión de ese sistema para con las personas promiscuas sexualmente o que no cumplan con la heteronormatividad esperada. Frente a eso, la crianza también es presentada como algo superador en esta historia. Se propone una idea de crianza comunitaria que resulta funcional en el caso de los personajes. Se incluye a las hermanas y amigas de Ema como parte importante de su familia y, moralmente, se deja de lado la pretensión individualista de les xadres para pensarse como algo colectivo.

«Y yo te bailo la vida»

El grupo de amigas de Ema es presentado como una extensión de ella. Se muestran igual de libres en la sexualidad y la acompañan en todas sus decisiones. Trabajan juntas y llegan a enfrentarse a su coreógrafo luego de que él tenga una discusión con Ema. Gastón odia el reggaetón, le parece burdo, lo califica como «música para la cárcel» y ellas le demuestran su importancia en un discurso que es digno de reponer:

«Yo no sé lo que es lindo, supongo que tú sí porque eres más inteligente que nosotras. Lo único que sé es que no me gusta lo que siento cuando veo algo lindo. Y ahora me gusta mucho más bailar (…). Es rico, es la vida, y yo te bailo la vida. Si hoy en día tú estás vivo y estás aquí es porque alguien en algún momento se calentó y tuvo un orgasmo. Y ese orgasmo lo podemos bailar».

Pablo Larraín fue premiado por otras películas como Jackie (2016) o Neruda (2016) y se destaca sobre todo en su capacidad de retratar generaciones. Confiesa que en Ema (2019) quería hablar de una generación que le da curiosidad porque tienen muchas cosas resueltas y siente que podemos aprender mucho de elles. Considera al reggaetón como la música de esa generación y para este ingrediente importante contactó a Nicolas Jaar, compositor chileno.

Anárquica en parte pero fresca sobre todo, Ema nos pone en un lugar incómodo por desnaturalizar los presupuestos de la sociedad heteropatriarcal en la que nos criamos. El fuego en esta película es un elemento tan importante como en el conocido cuento de Mariana Enríquez: al igual que esas mujeres, Ema lo usa como una herramienta no sólo para destruir sino también para construir algo nuevo desde las ruinas. Ema es una verdadera flor de fuego, al igual que muches jóvenes chilenes que participan hoy de las revueltas callejeras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s