Brillo y militancia

Glitter, shibré, purpurina, brillantina, llamalo como quieras. Es uno de los tantos maquillajes que usamos en esta época. Los brillos se convirtieron en un «símbolo de lucha» en las manifestaciones feministas de los últimos años. Sin embargo, su (ab)uso se vuelve problemático cuando pensamos: ¿de qué está hecho el glitter? ¿Cuál es la industria que está detrás? ¿Su uso impacta en el ambiente?

Tenemos naturalizado el uso de la purpurina en el maquillaje, en la ropa, en bolsos y zapatos, en papelería y hasta en cápsulas vaginales. La industria de la «belleza» representa los eslabones de una cadena de consumo que comienza por productores tanto legales como ilegales, sigue por comercializadores e influencers y termina en les consumidores. Dicha cadena decanta en una grave consecuencia ambiental a causa de su composición.

Estos pequeños destellos de brillo llamados «microperlas» están compuestos por microplásticos, de un diámetro inferior a 5 milímetros. Están elaborados concretamente de aluminio y tereftalato de polietileno (PET). Claro está que el glitter no es el único microplástico que consumimos pero sí es uno de los que están relacionados con la lucha y la fiesta en cada evento feminista.

Civilización de plástico

Nuestra sociedad se convirtió en la «civilización de plástico»: simplemente observá a tu alrededor y entenderás el por qué. «China es el principal productor a escala mundial, fabrica alrededor del 50% de los plásticos, seguida de Europa, con una producción del 18%», expresa Balma Oliver, técnica y educadora ambiental, en «Ahogados en plástico». Además, dentro de la industria plástica existe —por supuesto— un mercado ilegal.

Solo el 17% del plástico producido en el mundo se recicla. De esta reutilización, solo se puede repetir el ciclo un máximo de tres veces (Crawford y Quinn, 2017). El 83% del plástico restante termina en basurales y en océanos, convirtiéndose en desechos que causan problemas en la naturaleza en general y en el medio marino en particular.

3569cc54-gp0stpywj_medium_res-1200x630-c-default
Imagen: Greenpeace

«En los ecosistemas marinos, los plásticos representan la mayoría de los residuos, entre un 60% y un 95% y, de estos, el 80% proceden de tierra firme y el 20% de actividades desarrolladas en el mar».

Balma Albalat Oliver, «Ahogados en plástico».

Quizás te interese leer: «Plásticos everywhere», por Estefanía Arena

Los plásticos se clasifican en macro y microplásticos; estos últimos se encuentran en mayor medida en el litoral pero también en las profundidades del mar. Además, son ingeridos por organismos marinos, de forma que se introducen en la cadena alimentaria, afectando a toda la fauna.

Los microplásticos actúan como vectores de compuestos tóxicos. Su presencia en el agua puede desequilibrar y poner en peligro su biodiversidad. Por falta de estudios de investigación, aún se desconocen los efectos concretos que pueden tener sobre el ser humano.

Una industria «brillante»

Son comunes los tutoriales de maquillaje en las redes sociales, como en Instagram y en Youtube. Muches influencers lucran a partir la venta de los productos cosméticos que utilizan en dichos videos. Los brillos son protagonistas tanto en los tutoriales como en los filtros de moda. Un ejemplo es Sara Shakeel, famosa por usar glitter en estrías de manera «artística».

En cuanto a las marcas, Meadowbrooks Inventions, creada en 1934, se considera «el mayor productor, distribuidor y exportador de purpurina del mundo». Sin embargo, podemos encontrar otras miles —más o menos conocidas— en la industria de la cosmética que producen plásticos (como recipientes o envases) y microplásticos (microperlas) de manera indiscriminada y ganan millones de euros por año.

«En general, los envases de champú o jabón líquido son de un plástico no transparente que en muchos lugares se puede reciclar. Pero hay otros envases, por ejemplo del maquillaje, que son de un plástico mucho más duro y contaminado que no se puede reutilizar».

Mark Mineeboo, director regional de América Latina de Plastic Oceans.

Hay maneras de cuidar el ambiente y usar glitter: existen productos veganos y biodegradables como Van Rossum, Eco Glitter Fun o EcoStardust. Estas marcas realizan donaciones a organizaciones benéficas con el cuidado del ambiente pero se traducen en un falso «compromiso social empresarial» porque no terminan de atacar la problemática de base.

Por ello, debemos reclamar medidas de regulación de la gestión de los residuos, comercialización y producción de plásticos a nivel global, nacional y local, ya que se estima, según Crawford y Quinn, que en 2050 habrá tantos plásticos como peces en el mar.

Quizás te interese leer: «¿Basura cero en Argentina?», por Estefanía Arena

¿Brillantina en vez de purpurina?

No podemos dejar por fuera el hecho de que la industria cosmetológica global apunta a un género como consumidor en particular: a las mujeres. En ese sentido, mujeres y disidencias que participan de las diversas marchas del movimiento feminista —al menos en países de América Latina y de Europa y en Estados Unidos— se maquillan con purpurina en cada ocasión, ignorando la procedencia de estos productos.

Antes de la cuarentena, miles nos movilizábamos en las marchas del #8M, de Ni Una Menos, del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, las del Orgullo LGBTTIAQ+ y tantas otras autoconvocadas. La mayoría, usando glitter y brillos en les cuerpes y la ropa de manera simultánea.

Ahora que somos conscientes de la contaminación que generan estas microperlas, me pregunto: ¿usamos purpurina porque, para nosotres, es símbolo de alegría y festejo? ¿El brillo nos resalta, por lo tanto, se resaltan nuestros reclamos? ¿O simplemente la usamos porque les demás también lo hacen? ¿Qué representa en nuestra lucha? ¿Qué bandera levantamos cuando usamos glitter?


Fuentes:

Imagen de portada: Marianela Carbone


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s