¿Qué tan responsable es Viviana Canosa?

Una pandemia nos rodea y el deseo por atravesarla lo mejor posible nos ubica en un lugar muy vulnerable ante la desinformación. Además, el tiempo extenso en nuestras casas nos lleva a consumir más información de la que ya consumimos en la era de la sobreinformación. Es una responsabilidad enorme la de comunicadores, periodistas, influencers y cualquiera que tenga un espacio y una audiencia. Quienes no comprenden esta responsabilidad sobre lo que comunican o la manera en que lo hacen pueden terminar en la justicia: Viviana Canosa fue imputada hace unos días a partir de la denuncia de Mariano Mansilla, diputado de Neuquén, bajo el cargo de «ejercicio ilegal de la medicina». 

¿Quién es Viviana Canosa?

Viviana Canosa es una presentadora de televisión, locutora y periodista argentina. Actualmente conduce un programa en el Canal 9 llamado «Nada personal», en el cual se debaten temas de la actualidad política de la Argentina. 

El 5 de agosto, Canosa comenzó su programa a las 23 h, como todos los días. Esa vez, el programa se enfocaría en una entrevista a Luis Juez, diputado y exgobernador de Córdoba. Avanzado el programa en 2 minutos, luego de nombrar a Bill Gates, mostró una botella con CDS (dióxido de cloro) y anunció con picardía: «Miren todo lo que me tomé, para generar más polémica, porque no necesito más polémica»

Llegando al final del programa, abrió la botella, ingirió el CDS en cámara y afirmó: «Yo no recomiendo, les muestro lo que hago». La reacción fue inmediata en las redes sociales, desde gente que festejaba su accionar hasta quienes la repudiaban. 

Transcurridos 13 días de este programa, el 18 de agosto, Viviana Canosa fue imputada por ejercicio ilegal de la medicina según el inciso 1 del artículo 208 del Código Penal que regula la medicina, los medicamentos y tratamientos considerados dentro del marco legal. El CDS no es uno de estos. 

La denuncia la radicó Mariano Mansilla, diputado de Neuquén perteneciente al Frente de Todos, tras el fallecimiento de un niño en la provincia el día 15 de agosto. Las investigaciones comenzaron y sus padres confesaron que le habían suministrado CDS por miedo a que el niño tuviera COVID-19. El niño murió por una falla multiorgánica causada por el CDS.

El mismo 15 de agosto, el Ministerio de Salud publicó un informe en el que aclaró que el dióxido de cloro no es una medicina autorizada para tratar el coronavirus. Entonces, ¿Viviana Canosa es culpable por la muerte de este niño? Esto no es algo que podamos afirmar pero ¿cuánta responsabilidad tiene como figura pública y por qué es importante hablar de esto?

¿Qué es el CDS?

El dióxido de cloro es un compuesto químico de cloro y oxígeno, lo cual lo convierte en una sustancia muy contaminante para nuestro sistema. Según el Ministerio de Salud: «La ingesta de dióxido de cloro puede causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales». O sea: no hay que consumirlo. 

Si bien es un químico que se utiliza para potabilizar el agua (hecho que todes conocemos), la cantidad que se le pone al agua para que mate bacterias es de, como máximo, 0,8 partes por un millón (muy poquito)

El dióxido de cloro es un químico (mal) promocionado como «una cura mágica» para distintas enfermedades (incluso de VIH) y actualmente comenzó a ser anunciado como un tratamiento para el coronavirus. Es un químico del que se habla desde el principio de la pandemia: primero, mostrado como un medicamento aunque, después, se aclara que es nocivo, así como lo son la hidroxicloroquina o la ivermectina. Todos estos productos coinciden en algo: son químicos nocivos que se muestran como soluciones mágicas y son promocionados por figuras públicas que terminan siendo engañosas para el público. 

¿Qué comunicamos?

Hay algo nuevo que nos rodea e interpela, nos da miedo y queremos una solución. Se genera un clima de desesperación que nos vuelve vulnerables. Estamos pendientes (conscientes o no) de que exista una vacuna, una cura o una solución para poder salir de esta cuarentena. Es necesario que quienes están a cargo de comunicar lo hagan de la manera más responsable posible, comprendiendo la magnitud de sus actos y dichos. Más aun, si las audiencias son grandes.

Si bien no podemos culpar específicamente a Canosa por los fallecimientos por ingestión de CDS, sí podemos afirmar que la demostración bebiendo este químico es una irresponsabilidad. Además, teniendo en cuenta que después de ser imputada invitó a su abogado al programa, logró un show mediático que incrementó sus puntos de rating.

Como medida reparatoria, la Red Argentina de Periodismo Científico realizó un spot que advierte sobre este químico. Sin embargo, la producción de Canal 9 se niega a transmitirlo.

Los medios masivos de comunicación en la actualidad son considerados un «cuarto poder»: crean discursos y son responsables de lo que se informa y cómo se lo muestra. En cierto punto, son generadores de sentido común. Tienen una responsabilidad política y es aun mayor en medio de una pandemia en la que, en general, estamos todes un poco perdides.

Quienes podemos acceder a las redes sociales y a Internet, tenemos la «fortuna» de diversificar los medios de comunicación que leemos y vemos. Por ende, podemos emancipar nuestro sentido común. Así que: no tomemos CDS y consumamos más medios alternativos.


Fuentes:


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s