Cristina Vázquez: cuando la (in)justicia te quita la vida

Cristina Vázquez estuvo 11 años privada de su libertad por un crimen que no cometió. El miércoles pasado fue encontrada ahorcada en su vivienda del barrio El Palomar en Misiones. ¿Qué hicieron el Estado y el Poder Judicial estos meses para reparar el «error» en su contra?

La policía provincial se acercó hasta su casa luego de que su hermana, María Alejandra, alertara que no contestaba sus llamadas y al ingresar encontraron sin vida a la mujer de 38 años de edad. La policía científica realizó los peritajes correspondientes y miembros del Gabinete Psicológico de la Comisaria de la Mujer acompañaron a la familia.

En diciembre del año pasado había recuperado su libertad por falta de pruebas. Familiares y amigas coinciden en que lo que más la atormentaba era su futuro. Si bien había conseguido un empleo en Cáritas, no le alcanzaba para pagar el alquiler y cubrir sus gastos. Elles afirman que no recibió ningún tipo de ayuda al salir de la cárcel por parte del Estado para poder trabajar o estudiar.

inocente

Cristina tenía 19 años en 2001 cuando la acusaron de matar a una vecina. Siete años después, sin pruebas, la condenaron a cadena perpetua. La situación hizo que la Asociación de Pensamiento Penal y el Centro de Estudios Legales y Sociales se presentaran como amicus curiae. La noche del 28 de julio de 2001, Cristina Vázquez estaba con Celeste García y Pedro Oyhanarte en una quinta a ocho kilómetros de su casa. Un vecino atestiguó haberlas visto irse juntas del barrio. Se quedó a dormir allá y pasó todo el 29 con sus amistades.

Esa misma noche, entre las 21 y las 22, su vecina Erselida Lelia Dávalos, de 79 años, fue asesinada a martillazos. La alarma de su casa nunca se activó ni había puertas o ventanas forzadas. Según un testigo, la última persona vista en la casa fue un electricista que estuvo haciendo arreglos hasta las 21:30. La investigación no siguió esa pista; tampoco se indagó a familiares y conocides.

A días del homicidio, la policía se acercó a la casa de Cristina Vázquez y la acusó de haber robado y matado a su vecina, junto con una conocida y su novio. Su nombre surgió sin fundamentos en la foja 82: una mujer se presentó en la causa para decir que un hombre andaría vendiendo joyas que pertenecerían a Erselida. Ese hombre sería Ricardo Jara, pareja de Cecilia Rojas, conocida de Cristina Vázquez.

Les tres fueron condenades a prisión perpetua. Esa mujer declaró una vez durante la investigación pero en todo el proceso no volvió a testificar ni se presentó en el juicio oral. Tampoco aparecieron las joyas. En la escena del crimen no hubo rastros ni huellas de Vázquez y diez pruebas científicas avalan que Cristina no tuvo relación con el hecho. Tampoco hay testigos directos que acrediten su culpabilidad.

presa por pobre y por mujer

La propia condena afirma que no hay pruebas suficientes sobre su participación en el hecho.  A pesar de ello, el tribunal construyó la culpabilidad de Cristina en base a rumores, cargados de prejuicios de género y de clase. Para la prensa local, Vázquez era «la reina del martillo». Ningún medio de la zona se interesó en hacer una investigación del caso o una entrevista a la acusada.

Se la juzgó desde la imagen prejuiciosa de mujer joven, cuando lo que se debía juzgar era una acción que no se probó. La propia sentencia reconoce la falta de pruebas: «Si bien no existe prueba directa que acredite la autoría de los encartados respecto del hecho investigado, sí hay prueba de carácter indiciaria suficiente para consolidar un estado de certeza sobre el hecho investigado y sus autores».

En la sentencia se admite no saber cuál fue el rol que habría cumplido en el delito. Así se incurre en contradicciones porque, por un lado, se la acusa de haber «franqueado» la entrada de otras personas a la casa de la víctima aprovechando su confianza (fojas 62 y 81) y, por otro, se la acusa de haberla matado porque la víctima la reconoció (fojas 62 y 74). Según el Observatorio de Pensamiento Penal:

«En base a un juicio moral se le endilga a Cristina Vázquez tener un estilo de vida “promiscuo y marginal” (fs. 48), ser “adicta a la marihuana” (fs. 49); “tener como modo de vida cometer delitos contra la propiedad para obtener dinero a los fines de adquirir estupefacientes y, así, satisfacer sus adicciones” (fs. 51). De esta forma se construyó una imagen negativa, haciéndola quedar como una joven desinteresada, sumida en el mundo de las drogas y sin familia presente,  capaz, según los parámetros de los jueces, de matar a una vecina para satisfacer su “adicción” (fs. 76)». 

Observatorio de Pensamiento Penal.

Quizás te interese leer: «Luz Aimé Díaz, viñetas de justicia patriarcal», por Milva Pentito

DOCUMENTAR LAS INJUsTICIAS

Tras recuperar su libertad en diciembre de 2019, Cristina recibió en su casa a Nora Cortiñas, a su defensora, Indiana Guereño, y a su amiga, la periodista Magdalena Hernández, quien la visitó durante seis años. De esas visitas surgió el documental sobre su causa «Fragmentos de una amiga desconocida». La película fue producida por Mita’i Films y contó con el apoyo del cineasta Enrique Piñeyro. Los escenarios en los que transcurre el filme son la celda en la que estuvo detenida Cristina, el penal de Posadas y su casa donde sus padres, su hermana y su sobrina relatan la espera.

Según contó Magdalena Hernández a Página 12, el propósito es que se conozca el precio de la injusticia: «La impunidad de una Justicia feudal y patriarcal y de sus representantes, que no tuvieron el coraje ni siquiera durante estos días, de dar su testimonio o presentar su renuncia». El documental «Fragmentos de una amiga desconocida» está disponible en la plataforma de Cine Argentino de manera gratuita acá.

Tráiler de «Fragmentos de una amiga desconocida».

Fuentes:


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s