Los números también hablan: femicidios de niñas y adolescentes

Rocío Abigail Riquel tenía 9 años. En la mañana del sábado 17 de octubre les dijo a sus padres que iría a jugar a la casa de una amiga. Esa misma tarde, luego de la denuncia realizada por su desaparición, la encontraron enterrada en un montículo de tierra a 400 metros de su casa, en un barrio de San Miguel de Tucumán. 

Según la autopsia preliminar, la nena habría sido abusada sexualmente, tenía golpes en la cabeza y habría sido asfixiada. La policía, la familia de la víctima y los vecinos buscaron a un hombre como presunto autor del hecho, quien vivía en el mismo barrio y había sido visto ese día caminando de la mano junto a Rocío. Había salido de la cárcel tres días antes del homicidio y manifestó tentativas de suicidio. Los vecinos lo encontraron el pasado miércoles 21 y lo golpearon hasta matarlo. Se esperan los resultados de las autopsias para cotejar las pruebas y confirmar si fue el autor del asesinato de Rocío. 

El mismo sábado 17 de octubre, en la localidad de Campana, encontraron muerta a Keila Moreyra. Tenía 16 años y fue asesinada de un disparo de escopeta en la cabeza por parte de su novio de 19 años, quien se dio a la fuga con un amigo luego de confesarle al hermano que la había matado.  

En un mismo día se conoce que al menos dos mujeres menores de edad habrían sido asesinadas por varones del círculo familiar o de conocidos. Según el Informe especial sobre niñas y adolescentes víctimas de femicidio realizado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia, entre 2017 y 2019 se registraron 119 casos de femicidios de mujeres menores de 20 años. 

Este registro representa el 14,5% del total de víctimas de femicidio durante el periodo analizado. Asimismo, se evaluaron los casos en diferentes franjas etarias: el 40% eran mujeres de entre 13 y 17 años de edad, el 34% eran menores de 12 años inclusive y el 26% de entre 18 y 19 años. 

Como ocurre con las cifras totales de femicidios en el país, el porcentaje de casos donde la víctima y el homicida tenían vínculos cercanos resulta ser más alto que el resto. Según el informe citado, el 34% eran parejas o exparejas (como el caso de Keila), el 20% eran padres o padrastros, el 6% tenían otro tipo de vínculo familiar, el 24% tenían otro tipo de vínculo (tal es el caso de Rocío), el 12% eran desconocidos y en un 4% no se ha aportado la información. 

El informe mencionado fue realizado con el objetivo de «promover políticas de prevención, investigación y sanción, que erradiquen las violencias en la niñez y la adolescencia», ya que el estudio demuestra la vulnerabilidad de determinadas franjas etarias frente a las diferentes formas de violencia de género y el acceso de las víctimas al aparato judicial. 

Según los datos publicados por el Observatorio de las Violencias de Género «Ahora que sí nos ven», se registraron un total de 223 femicidios entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2020 y en el 82% de los casos las víctimas tenían algún tipo de vínculo con el agresor (pareja, expareja, conocidos, familiar). 

View this post on Instagram

🚨 223 FEMICIDIOS EN 2020 🚨 📣Desde el Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven” damos a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2020, elaboradas a partir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país. En el día de hoy justamente amanecimos con la noticia del asesinato de Gabriela Abigail Cruz en Jujuy, sumándose a una larga y triste lista de mujeres desaparecidas que luego son halladas asesinadas. En el mapa de nuestro país podemos encontrar que todas nuestras provincias, a excepción de Tierra del Fuego y La Rioja, presentan casos de femicidios. También podemos observar que en algunas de ellas la situación es más compleja y sus casos van en aumento: Buenos Aires (86), Santa Fe (29), Tucumán (13), Jujuy (12), Córdoba (12) y Misiones (12). Consideramos que es fundamental que estas provincias diseñen y apliquen sus protocolos de acción contra las violencias de género, y que implementen de manera urgente la Ley Micaela en sus jurisdicciones, fundamentalmente en la Justicia y en las fuerzas de seguridad, con el objetivo de que se tomen medidas de protección adecuadas con celeridad, propiciando la escucha de las víctimas y el cumplimento de sus derechos. Y también para que tanto la escucha como la celeridad funcionen con los familiares de las mujeres desaparecidas. En los últimos días fue de público conocimiento el femicidio de Sabrina Rueda, en Jujuy, luego de una intensa búsqueda de su paradero en la que los familiares de Sabrina denunciaron la falta de compromiso y acompañamiento en las tareas de rastrillaje por parte de la policía, siendo familiares y amigos de la víctima quienes coordinaron su búsqueda frente a la inacción de las fuerzas. En nuestro país son muchas las mujeres desaparecidas que luego son halladas asesinadas, y son muchas las mujeres desaparecidas que aún seguimos buscando. ⚡

A post shared by Ahora Que Sí Nos Ven (@ahoraquesinosvenok) on

Trabajar en la educación y la prevención para el reconocimiento de la violencia de género desde la niñez y adolescencia resulta crucial para erradicar desde edades tempranas las relaciones de violencia que hasta el momento han sido naturalizadas. Los casos de violencia no han aumentado; lo que aumentó es la visibilización y el número de víctimas que se animan a denunciar tanto en el estrato social como judicial.  


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s