Perú: tres presidentes en un mes y manifestaciones populares

No hay comentarios

Todos los mandatarios que gobernaron Perú en los últimos 20 años terminaron involucrados en escándalos de corrupción, en especial relacionados a la constructora Odebrecht. Desde 2016 hasta la fecha, desfilaron por el poder ejecutivo cuatro presidentes distintos, tres de ellos en el lapso de este mes de noviembre. Desde hace poco más de una semana gobierna Francisco Rafael Sagasti mientras se esperan las elecciones programadas para el mes de abril de 2021.

El pueblo peruano esta cansado de la inestabilidad, la corrupción y la injusticia que rodean tanto a los presidentes como al poder legislativo. Bajo el gobierno de Vizcarra, el Congreso fue disuelto y un nuevo Congreso se encargó luego de destituir al presidente que prometía acabar con la corrupción.

En apoyo al destituido Vizcarra, la juventud peruana salió a las calles a reclamar en contra del nuevo presidente Merino que, luego de 5 días al mando, debió renunciar. El 17 de noviembre asumió Francisco Sagasti. La sociedad peruana esta conmovida y hay quienes comparan las manifestaciones que hoy colman las calles de Lima con las que colmaron las de Santiago de Chile el año pasado.

Quizás te interese leer: «#ChileDespertó: el feminismo en el camino hacia la nueva Constitución», por Loló Fernández Bravo

La destitución de vizcarra

Martín Vizcarra asumió como presidente de Perú en 2018 luego de que Pedro Pablo Kuczynski presentara su renuncia declarando que había sido obstaculizado y atacado por la mayoría legislativa que había creado un clima de ingobernabilidad. 

La destitución de Vizcarra fue aprobada por el Congreso con 105 votos el pasado 9 de noviembre bajo acusaciones de corrupción por supuestos hechos acontecidos en su etapa como gobernador de la región de Moquegua. Al día siguiente asumió Manuel Merino, quien gobernaría por menos de una semana.

Vizcarra fue acusado de recibir hace seis años más de 630.000 dólares en coimas. Aunque muchos peruanos coinciden con que debe ser investigado y eventualmente sancionado, también opinan que se le debió permitir concluir su mandato hasta julio de 2021. Muchos también criticaron la actuación de los legisladores que destituyeron al presidente pues piensan que ahora el país debe centrarse en solucionar la grave crisis económica y sanitaria.

 «No voy a tomar ninguna acción legal, no quiero que de ninguna manera se pueda entender que mi espíritu de servicio al pueblo haya sido tan solo una voluntad de ejercer el poder».

Martín Vizcarra, expresidente de Perú.

La mayoría de la ciudadanía peruana consideró que la destitución de Vizcarra fue una ruptura a la independencia de poderes, causada por grupos políticos vinculados con corrupción y con conflictos de intereses. Además, casi ningún gobierno vecino saludó la llegada de Merino al poder, salvo Paraguay.

estallido social en lima

Manuel Merino comenzó su mandato con «el pie izquierdo» porque los manifestantes no tardaron en salir a las calles para expresar su descontento con el nuevo presidente, asegurando que no los representa. Miles de jóvenes se concentraron y gritaron: «¡Merino, escucha, el pueblo te repudia!».

Fuente: El siglo

Como no es novedad en las manifestaciones, la represión por parte de la policía no tardó en llegar: dos victimas fatales y gran cantidad de heridos fueron resultado del conflicto en donde gases lacrimógenos y disparos al aire no faltaron.

La presión social fue tal que Merino no logró terminar su primera semana de mandato y presentó su renuncia. El 17 de noviembre asumió Francisco Sagasti, un congresista del Partido Morado cuya objetivo primordial es tranquilizar y esperanzar a un pueblo que esta harto de la corrupción y de que las autoridades no los representen.

Sagasti: promesas economicas y adiós a la cúpula policial

Francisco Sagasti tiene la oportunidad de ganarse al pueblo peruano para así poder evitar los conflictos y completar lo que queda de mandato hasta el mes de abril, en el cual se darían las elecciones. Tras asumir como presidente interino, en su primer discurso, anunció que sus prioridades serían el combate al coronavirus y la reactivación de la economía y la educación.

Busca comenzar con el pie correcto: renovó la cúpula de la policía tras la polémica generada por la represión en las manifestaciones y las denuncias de los familiares de los fallecidos que declararon intimidación y vigilancia por parte de policías a lo largo de varios días.

Como política económica, Perú emitió deuda a 100 años. El presidente interino había anticipado que planeaba concretar en el corto plazo la colocación de nuevos bonos para financiar el altísimo déficit fiscal y el pago de intereses y obligaciones de antiguos compromisos con vencimiento en 2021.

El nuevo presidente destacó que las demandas de las movilizaciones deben ser escuchadas y servir para que la clase política cambie «la forma tan nociva en que hemos estado ejerciendo la política». Además, agregó que «los jóvenes se han convertido en protagonistas, nos reclaman representación y espacios de participación política. Para que la política cambie necesita a los jóvenes».

Ya con Sagasti como presidente, continuaron las movilizaciones en varias ciudades del país pero no contra el gobierno sino contra la representación parlamentaria que originó la crisis política actual y contra esa clase política que el nuevo presidente criticó en su mensaje de toma de mando.


Fuentes:


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s