Ley Ángel Azul: un nuevo derecho para infantes y jóvenes en adopción

No hay comentarios

El pasado jueves 19 de noviembre se aprobó la ley Ángel Azul que garantiza a niños, niñas y adolescentes que estén bajo la tutela del Estado el acceso a una cobertura de salud integral, incorporándoles como afiliades a la obra social IOMA. La iniciativa prevé que la cobertura abarque a niños, niñas y jóvenes en situación de adopción en la Provincia de Buenos Aires. 

¿Qué garantiza la ley? 

La misma garantiza darle cobertura a niños, niñas y adolescentes que estén en situación de adoptabilidad, para que puedan tener continuidad en los tratamientos de salud que requieran durante su espera a ser adoptades. 

La norma modificará al artículo 16 de la ley 6.982 para garantizar a les niñes que se encuentran en situación de adoptabilidad y sin cuidados parentales, el acceso efectivo a una cobertura de salud integral, siendo incorporades como afiliades obligatories a la obra social del Estado bonaerense. 

Esta ley es fundamental porque se trata de darle abrigo a quienes más lo necesitan. El resto de les niñes y adolescentes tienen un adulto responsable a cargo que les contiene, pero eses chiques no tienen a nadie más que quienes están en los hogares acompañándoles durante su tránsito. Además, en general cuando eses niñes cumplen 18 años, si nadie les adopta, se quedan en la calle y con el agregado de no haber podido acceder al sistema de salud durante muchos años. 

Imagen de El Teclado

«Cada vez que uno de estos niños se enferma no es que no tengan un sistema de salud al cual recurrir. Tienen un sistema de salud público que los atiende y los cobija, como nos atienden a todos. Pero la mayoría de estos niños atraviesan por una situación que no es igual a la de todos. Son niños en los que el abuso, en el sentido más amplio de esa palabra, los marca desde que son muy chiquitos. Y muchos de ellos necesitan de un acompañamiento psicológico para transitar su niñez y algunos hasta su adolescencia».

– Susana González, legisladora en la sesión de la Cámara de Diputados para Pulso Noticias.

A su vez, remarcó que muchas niñas no tenían derecho, antes de esta medida, a poder elegir una ginecóloga y poder seguir el tratamiento con la misma persona de manera continuada. Esto es fundamental teniendo en cuenta la situación de las niñas y mujeres respecto al sistema de salud y siendo ellas quienes sufren mayores abusos y violaciones.

El camino hacia la ley 

La ley es denominada Ángel Azul en alusión a un hogar de La Plata que cobija a niñes y adolescentes mientras dure la medida de abrigo. 

El proyecto fue presentado hace dos años por la diputada Susana Gonzáles, parte del Frente de Todos, pero recién en 2020 pudo ser tratada. El camino no fue sencillo porque luego de que se negaran a tratarla, tuvo que atravesar un presupuesto prorrogado y la urgencia de la pandemia en relación a los recursos destinados para el sistema de salud. El argumento para no tratarla era que no había plata para destinar y el vaciamiento de las políticas para niñas, niños y adolescentes, la baja de becas y programas. 

El hogar Ángel Azul 

Imagen de El Colono Digital

Elena Vita, fundadora del hogar Ángel Azul, comenzó ese camino luego de que su hija de 7 años falleciera en un accidente. Comenzó a repensar su vida a partir de ese hecho y construyó una casa adaptada para hospedar a niños y niñas de 2 a 18 años de edad que conviven a la espera de ser adoptades. 

El hogar brinda cuidado y contención a chiques que por diferentes motivos no pueden contar con su entorno familiar. Además, realizan talleres de teatro, música, plástica y vida en la naturaleza que dictan talleristas a voluntad. Les úniques que tienen una remuneración por su trabajo son les del equipo técnico: médique y psicólogue. Todes les niñes y jóvenes están escolarizades. Y, si bien se fijó un límite de edad de 18 años, comentan que suelen hacer excepciones. 

Se espera que les chiques no pasen allá más de unas semanas o, algunos meses, hasta que alguien les adopte, pero los tiempos legales para eso son lentos y, en general, conviven allí durante años. También hay muchos casos de niñes que les han adoptado y les devuelven. 

Esta nueva ley representa un avance muy importante en los derechos de las infancias, pero todavía falta mucho para que puedan vivir una vida saludable, en el sentido amplio de la palabra. 

El índice de adoptabilidad en nuestro país es bajo y es de 0 a 3 años, por lo cual es necesario trabajar en campañas que estimulen la adopción de niñes mayores a los 3 años de edad. «Porque esos niños están condenados a estar hasta los 18 años en institutos u hogares porque las familias adoptantes no quieren adoptarlos. Esos niños la mayoría son niños que tienen problemas de abusos. Abusos en el sentido amplio de la palabra, es decir, no solo abuso sexual, sino también abuso verbal. Hoy los hospitales públicos cuentan con muy pocos psicólogos infantiles y esos niños tienen que tener el derecho de asistir a un psicólogo porque están dañados», afirmó la diputada González para Pulso Noticias.


Fuentes:

Imagen destacada: Todo Provincial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s